Pasar al contenido principal

La apertura de las guarderías y colegios en la siguiente fase de la desescalada contrasta con las dudas de los científicos sobre cómo propagan los niños el coronavirus

Alumnos regresando al colegio en China
Reuters
  • La desescalada por fases que se está dando en España contempla la posibilidad de que los alumnos vuelvan a las aulas en las próximas semanas.
  • El País Vasco ya ha anunciado la reincorporación de los estudiantes de las últimas etapas escolares y la fase II de la desescalada también contempla la posibilidad de abrir centros infantiles para niños de 0 a 6 años. 
  • La reincorporación de los niños a los centros choca con la incertidumbre sobre cuánto se contagian y cuál es el rol que juegan en la transmisión de la enfermedad y la ciencia está dividida en torno a si es seguro que los alumnos vuelvan a clase.
  • Aunque no existe consenso, todo apunta a que los niños se contagian con la misma frecuencia que los adultos, aunque con un cuadro clínico más leve. 
  • "Mientras haya transmisión en la población adulta, la reapertura de los colegios probablemente facilitará la propagación, ya que se sabe que los virus respiratorios circulan en las escuelas y guarderías", afirma Gary Wong, investigador en medicina respiratoria pediátrica de la Universidad China de Hong Kong. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La desescalada por fases que se está dando en España contempla la posibilidad de que los alumnos vuelvan a las aulas en las próximas semanas. 

El País Vasco, por ejemplo, ha propuesto ya la reincorporación de alumnos de 4º de la ESO, 1º y 2º de bachillerato y Formación Profesional entre el 18 y el 25 de mayo. 

Además, al anunciar el plan de desescalada, el presidente Pedro Sánchez explicó que se permitirá la apertura de centros educativos de infantil "hasta 6 años para familias que acrediten que los progenitores tienen que realizar un trabajo presencial sin posibilidad de flexibilización". Esta medida está contemplada para la fase dos, que está prevista para dar comienzo el 25 de mayo. 

La apertura de los centros tiene que hacerse siguiendo estrictos criterios sanitarios que incluyen la limitación del aforo, el distanciamiento social y las medidas de higiene habituales ya en esta pandemia. 

Los centros infantiles han exigido al gobierno más recursos para hacer frente a las nuevas exigencias y han asegurado que requisito de guardar la distancia física "no es posible", según ha denunciado la Federación de Centros de Educación Infantil (Fenacein) en un comunicado

La reincorporación de los niños a los centros choca con la incertidumbre sobre cuánto se contagian y cuál es el rol que juegan en la transmisión de la enfermedad y la ciencia está dividida en torno a si es seguro que los alumnos vuelvan a clase. Los estudiantes de Alemania y Dinamarca ya han regresado, y en Australia y en Francia se irán reincorporando gradualmente en las próximas semanas.

Leer más: Las grandes farmacéuticas aceleran la investigación de terapias con anticuerpos como solución rápida para el coronavirus ante la incógnita de cuánto habrá que esperar para tener una vacuna eficaz

Todo apunta a que los niños se contagian igual que los adultos, pero no se sabe cómo propagan la enfermedad 

Niños en plena cuarentena
Gettyimages

Aunque los casos de infección en niños son mucho menores en comparación con otros tramos de edad, se está empezando a barajar la posibilidad de que esto solo sea debido a que se hacen menos tests en los menores, ya que no suelen presentar síntomas (aunque recientemente ha aumentado el número de cuadros clínicos graves en niños). 

Así lo explicaba el microbiólogo Adolfo García-Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes vinculado al Hospital Monte Sinaí de Nueva York,  en una entrevista con Business Insider España: "Ya es evidente que los niños y los adolescentes se contagian con la misma frecuencia.Pero es un sector mucho menos diagnosticado que otros porque no presentan síntomas". 

Los datos más recientes del Ministerio de Sanidad revelan que, del total de 220.375 contagiados, 765 son niños de entre 0 y 9 años y 1.393 se han producido en la franja de entre 10 y 19 años. 

Leer más: Los 3 escenarios hacia los que podría evolucionar la pandemia: medidas de mitigación durante dos años, un rebrote en invierno o ralentización natural de la propagación

Otros estudios contradicen la teoría de que los menores se contagian con la misma frecuencia. Investigaciones en Corea del Sur, Italia e Islandia observan que los casos de infección de los niños eran mucho menores que entre los adultos. 

Sin embargo, algunos científicos también creen que la tasa de infección en niños es menor simplemente porque han estado menos expuestos al virus con el cierre de colegios, según explica Nature

"No veo ninguna razón biológica o epidemiológica fuerte para creer que los niños no se infectan tanto", dice Gary Wong, investigador en medicina respiratoria pediátrica de la Universidad China de Hong Kong a la revista científica. 

El rol que juegan los menores en la transmisión de la enfermedad está también plagado de interrogantes, con numerosos estudios contradiciéndose entre sí. 

El jefe del Centro de Enfermedades Infecciosas de Suiza declaró hace poco que los niños menores de 10 años "no reúnen las condiciones para contraer la enfermedad y transmitirla", pero sus declaraciones fueron rápidamente confrontadas por otros expertos. En este país las escuelas públicas reabren el próximo 11 de mayo. 

Leer más: Todo lo que debes saber sobre los tratamientos contra el coronavirus de Grifols, Oryzon y PharmaMar: cuál es el potencial de las empresas españolas y qué dudas generan

Recientemente, el debate se volvió todavía más confuso tras la revisión de 78 estudios publicados por el Royal College of Pediatrics de Reino Unido que afirmaba que el papel de los niños en los contagios no está claro, y que parece probable que no jueguen un rol significativo a la hora de transmitir el virus.

Uno de los científicos que participaron en esta revisión, Alasdair Munro, investigador de enfermedades infecciosas pedriáticas en el Hospital de Southampton, insiste ahora en que sus hallazgos han sido malinterpretados y que los niños sí pueden transmitir el COVID-19.

Munro sí que puntualizó que "las recientes investigaciones sugieren que los niños son menos vulnerables a la infección, y en raras ocasiones terminan contagiando a su entorno familiar".

Por ahora, la posición oficial de la Organización Mundial de la Salud no descarta que los niños puedan transmitir la enfermedad, según advirtió en una rueda de prensa reciente: "No hay motivos para pensar que los niños son menos susceptibles a la infección o que no puedan transmitirla, no estamos observando esto en los datos epidemiológicos". 

Leer más: Laura Soucek, la investigadora que se lanzó a emprender para acabar con el cáncer: "Hay muchos tratamientos que aspiran a cronificar el cáncer, pero yo quiero erradicarlo"

Algunos estudios todavía sin revisar por pares apuntan a que la carga de ARN viral en los niños es igual que en la de los adultos. "Basándonos en estos resultados, tenemos que advertir en contra de una reapertura ilimitada de escuelas y centros infantiles en la situación actual. Los niños pueden ser tan infecciosos como los adultos", señalan los autores de uno de los estudios, dirigido por Christian Drosten, virólogo del hospital Charité de Berlín. Sin embargo, la incertidumbre acompaña también a esta conclusión, ya que no se puede concluir que la carga de ARN viral sea indicativo de cómo de contagioso es un paciente. 

"Mientras haya transmisión en la población adulta, la reapertura de los colegios probablemente facilitará la propagación, ya que se sabe que los virus respiratorios circulan en las escuelas y guarderías", afirma Gary Wong. 

Sin embargo, Alasdair Munro asegura a Nature que se debería permitir volver a los niños al colegio porque son los que están saliendo más perjudicados con el confinamiento. 

Y además