El veredicto es claro: los investigadores aseguran que los recuperados de COVID-19 sólo necesitan una inyección de la vacuna

BI

Getty/Matthew Horwood

  • Una única inyección de las vacunas de Pfizer o Moderna proporciona una alta protección a los que ya se han recuperado de COVID-19.
  • Esto se debe probablemente a que sus cuerpos están respondiendo a una amenaza viral que ya han visto antes.
  • Dar a los recuperados de COVID-19 una segunda dosis es "una especie de inyección desperdiciada", asegura un experto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la carrera por conseguir que las vacunas contra el coronavirus frenen la pandemia lo antes posible, los científicos creen haber encontrado una forma de acelerar el proceso: dar a los recuperados de COVID-19 una única dosis.

En España, las 3 vacunas aprobadas y en despliegue —AstraZeneca y Oxford, Pfizer y BioNTech y Moderna— requieren de un régimen de 2 dosis para conferir inmunidad

Sin embargo, cada vez más investigadores están de acuerdo en que una sola dosis de las candidatas de Pfizer o Moderna, generaría una respuesta inmunitaria suficiente entre los que ya han pasado la enfermedad que el virus provoca. 

Administrarles una segunda dosis, sugieren las investigaciones, es básicamente un desperdicio de una dosis esencial.

"Los que se contagiaron y se recuperaron, que son decenas de millones de personas, sólo necesitarán una inyección, lo que hará que la vacuna llegue aún más lejos", explica a Business Insider el doctor James Hildreth, presidente del Meharry Medical College, Tennessee, Estados Unidos.

La vacuna de Johnson & Johnson tiene algunas características únicas que la convierten en la mejor herramienta para acabar con la pandemia, según un experto en logística

Hildreth ha formado parte del comité asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) que ha recomendado las 3 vacunas contra el coronavirus autorizadas en Estados Unidos. 

La tercera, de Johnson & Johnson —que aún está a la espera del visto bueno del regulador europeo—, es una vacuna de una sola dosis. Los supervivientes recibirían una única dosis de la misma, independientemente de los efectos. 

Mientras, otros estudios demuestran que la de AstraZeneca podría reducir la transmisión del coronavirus en un 67% con una única inyección, publica The Lancet.

Teniendo en cuenta que en España han sufrido la enfermedad del nuevo coronavirus más de 3 millones de personas, esto se traduciría en 3 millones de dosis disponibles que podrían inmunizar con 2 inyecciones a 1,5 millones de residentes españoles

Una nueva investigación respalda la estrategia de una única dosis

Al haberse contagiado y superado el COVID-19, el sistema inmunológico debería reconocer el virus si este vuelve a invadirlo

Es decir, lo lógico es que cuando una vacuna incita a volver a producir anticuerpos a un organismo que ya pasado el virus, el sistema inmunitario prepare una defensa más fuerte y rápida

En una carta publicada este mismo miércoles en el New England Journal of Medicine, 32 investigadores de la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí (Nueva York, EEUU) reconocían que la estrategia de una única dosis para las personas que ya han tenido el virus "requiere investigación".

La campaña de vacunación en Escocia sugiere que retrasar la segunda inyección de COVID-19 es un error

El equipo descubrió en un pequeño estudio que los que habían padecido previamente COVID-19, desarrollaban entre 10 y 45 veces más anticuerpos tras su primera dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna, que la media de las personas no infectadas. Aunque la investigación aún está pendiente de revisión por pares.

"La primera dosis acaba sirviendo de refuerzo", detalla a Business Insider el doctor Jeremy Faust, médico de urgencias del hospital Brigham and Women's (Boston, EEUU). 

"Si te has infectado, es muy probable que una dosis sirva durante bastante tiempo". 

3 factores por los que tendrías que vacunarte 2 veces o más contra el COVID-19

No obstante, hay algunas advertencias: la gente podría necesitar confirmar que todavía tiene anticuerpos si estuvo enferma hace tiempo, ya que los niveles de anticuerpos van disminuyendo

También sería necesaria una prueba de anticuerpos para aquellos que sospechan que han pasado el COVID-19 pero nunca han dado positivo. Si esa prueba de anticuerpos resulta positiva, es probable que la segunda dosis sea también redundante para estos casos.

"¿Qué sentido tiene?", dice a Business Insider Akiko Iwasaki, inmunobióloga de la Universidad de Yale, Connecticut, EEUU. "Es una especie de inyección desperdiciada".

"Es aquí donde la política va a la zaga de la ciencia"

Una sanitaria sostiene una muestra de sangre para un programa de análisis de COVID-19 en junio de 2020.

Francia empezó a recomendar una única dosis de vacuna para las personas que habían tenido COVID-19 en febrero

Para entonces, la investigación del Mount Sinai había salido a la luz y otro estudio preliminar también había descubierto altos niveles de anticuerpos entre los trabajadores sanitarios que habían tenido COVID-19, antes de recibir su primera inyección.

El Dr. Mohammad Sajadi, coautor de la investigación, detalló a Business Insider que los pacientes de COVID-19 suelen desarrollar anticuerpos unas 2 o 3 semanas después de su infección inicial. Pero los trabajadores sanitarios mostraron altos niveles de anticuerpos una semana después de su primera inyección.

7 datos sobre los test de anticuerpos que debes saber antes de comprar uno para hacértelo en casa

"Lo que esto demuestra es que los individuos que tuvieron una infección previa por COVID tienen lo que llamamos una respuesta de recuerdo o una respuesta de memoria", detalla Sajadi. 

"Para la mayoría de las infecciones, la segunda vez que se ve ese microorganismo, se debería obtener una respuesta más rápida".

Más tarde, a finales de febrero, un estudio en Reino Unido encontró niveles de anticuerpos más o menos iguales entre las personas que habían recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer y nunca habían tenido COVID-19 y las que habían tenido COVID-19 pero no estaban vacunadas todavía. 

Los que recibieron la primera dosis y habrían tenido COVID-19 registraban niveles de anticuerpos 140 veces más altos que sus niveles máximos antes de la vacuna.

Todo lo que se sabe de la inmunidad contra el coronavirus hasta ahora

A pesar de todas estas evidencias, países como España o Estados Unidos incluso, aún no recomiendan un régimen de una sola dosis para los recuperados de COVID-19.

"Aquí es donde la política va a la zaga de la ciencia", dice Iwasaki. 

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EEUU, reconoció en febrero a NBC News que la idea merecía ser considerada. 

"Los datos parecían realmente impresionantes: si te has infectado y luego recibes una sola dosis, el impulso que obtienes con esa única dosis es realmente enorme", comentaba Fauci. 

"Es algo que se podría considerar, pero que queremos examinar cuidadosamente", explica.

La preocupación por la inmunidad a largo plazo

La enfermera de la UCI Megan Tschacher muestra su tarjeta de vacunación en el UC Health Poudre Valley Hospital en Fort Collins, Colorado, el 14 de diciembre de 2020.

Todavía no ha pasado el tiempo suficiente para que el seguimiento de los vacunados de pistas sobre la duración de la inmunidad provocada por la vacuna. 

Esta incertidumbre es una de las razones por las que los expertos se muestran reticentes a la hora de abogar por algo distinto a los regímenes estándar de 2 dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna.

Retrasar u omitir la segunda dosis supone un riesgo enorme que confía en que la primera dosis proporcione una protección inmunitaria sólida y a largo plazo, han escrito este martes los investigadores de la Universidad de Princeton, Nueva Jersey. 

Según los expertos, el cambio de régimen de dosificación podría dar lugar a una "amplia gama" de resultados entre las personas vacunadas.

La EMA desaconseja retrasar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer más de 42 días

Sin embargo, Iwasaki cree que las personas que han pasado el COVID-19 probablemente podrían esperar meses antes de recibir la segunda inyección, si es que la necesitan.

"No hay necesidad de hacerlo tan pronto", insiste.

Los científicos también son optimistas en cuanto a que, aunque se sabe que los niveles de anticuerpos disminuyen con el tiempo, las células T conferirán una protección a largo plazo a quienes hayan pasado el COVID-19

Al igual que los anticuerpos, las células T tienen un impresionante poder de memoria que puede ayudar al sistema inmunitario a reconocer y volver a atacar al coronavirus.

Un estudio reciente descubrió que los recuperados de COVID-19 presentaban una mayor respuesta de las células T a una inyección de la vacuna de Pfizer, que las personas que nunca se habían infectado.

Otros artículos interesantes:

Cuándo deben vacunarse las personas que ya han pasado el coronavirus, según los médicos

Las personas que han tenido COVID-19 desarrollan una inmunidad más fuerte tras solo una dosis de la vacuna — por lo podrían necesitar solo una inyección

Para los recuperados de COVID-19 podría ser suficiente una única inyección de la vacuna, según estudios preliminares

Te recomendamos