Pasar al contenido principal

Estos envases son comestibles y podrían acabar sustituyendo al plástico

Envases comestibles
Youtube
  • El plástico es un problema de contaminación de alcance mundial. 
  • La Sociedad Americana de Química ha desarrollado una posible solución para generar menos residuos: envases comestibles. 
  • El "plástico" está formado a partir de una proteína de la leche. 

El planeta tiene un enorme problema con el plástico. Ha resultado ser tan útil, práctico, y barato de fabricar, que está inundándolo todo, literalmente. El plástico es un problema de contaminación de alcance mundial, y solo los científicos van a poder solucionarlo. Así que están en ello. Un buen ejemplo son los envases comestibles presentados por la Sociedad Americana de Química (American Chemical Society), fabricados con plásticos comestibles y biodegradables.

Estos envases de plástico se pueden comer, así que pueden utilizarse para proteger alimentos comestibles. Si se usan como envoltorios externos (se pueden ensuciar) entonces son biodegradables. Pueden disolverse con agua caliente, o automáticamente con la acción de la lluvía, humedad, etc. Nos recuerdan a los platos comestibles que presentamos hace unos meses.

En este vídeo de la Sociedad Americana de Química mostramos cómo se fabrican y cómo se utilizan estos envases comestibles:

¿Qué materiales han utilizado para crear este plástico comestible y biodegradable?

Estos envases comestibles están fabricados con caseina, una proteína extraída de la leche. Al principio se creó un material solo con caseína, pero se disolvía rápidamente con el agua y era muy rígido. Así que añadieron pectina extraída de los cítricos, para obtener un material con la misma textura, flexibilidad y aspecto del plástico.

Al estar fabricados con materiales naturales, conservan el óxigeno en los alimentos con una eficacia 500 veces mayor que el plástico tradicional. En otras palabras, los alimentos tardan más en estropearse.

Al tratarse de materiales comestibles, las nuevas aplicaciones son muy interesantes. Por ejemplo se están probando para envasar té, pasta, sopas, y otros alimentos que hay que hervir. Simplemente bastaría con echar el envase al agua, sin necesidad de abrirlo, y consumirlo sin ningún problema.

Pero este plástico comestible tiene otras aplicaciones. También funciona en forma líquida, así que se puede utilizar, por ejemplo, para sumergir los cereales y evitar que se estropeen, en lugar de usar azúcar como se hace ahora.

Estos envases comestibles llevan más de un año en fase de pruebas. Esperemos que pasen todos los controles y acaben convirtiéndose en ese necesario sustituto del plástico, que todos esperamos con ansiedad.

Te puede interesar