Los científicos creen que inyectar un 'cóctel' de anticuerpos clonados a la población más vulnerable ayudaría a salvar vidas y planean tenerlo todo preparado en 2021

Un científico supervisa unos viales con vacunas en la Universidad de Oxford
Reuters/Sean Elias
  • El gigante farmacéutico que lidera la carrera mundial para fabricar una vacuna también avanza en un tratamiento con anticuerpos que podría salvar la vida de la población de riesgo.

  • Una inyección de anticuerpos clonados que contrarreste el COVID-19 podría resultar significativa para quienes se encuentran en las primeras etapas de la infección.

  • A pesar de que su fabricación es más costosa, puede ser fundamental para aquellos que no puedan desarrollar una buena respuesta a una vacuna.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cintillo especial CoronavirusCintillo especial Coronavirus

AstraZeneca encabeza la carrera mundial para fabricar la primera vacuna contra el COVID-19 y también avanza en un tratamiento con anticuerpos que podría salvar la vida de los grupos de riesgo.

Y es que, si bien es cierto que el tratamiento con anticuerpos puede ser usado para propósitos similares a los de una vacuna, su producción es más costosa.

Así, se daría prioridad a los pacientes de edades avanzadas o a los más vulnerables que quizás no puedan desarrollar una buena respuesta a una vacuna.

Una inyección de anticuerpos clonados que contrarreste el COVID-19 podría resultar significativa para quienes se encuentran en las primeras etapas de la infección, según recoge The Telegraph.

Se trata de una combinación de dos anticuerpos en una sola inyección, ya que, según Soriot, al tener ambos se reduce la posibilidad de desarrollar resistencia a un solo anticuerpo.

De la misma manera, la farmacéutica está trabajando en una inyección contra el COVID-19: la AZD1222 que está siendo probada con la Universidad de Oxford.

Según Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca, probablemente se sabrá si la vacuna es efectiva durante el mes de agosto. De serlo, se espera que los británicos tengan acceso a las primeras dosis en el mes de septiembre.

Leer más: Algunas personas pueden tener una 'ventaja inmunológica' frente al nuevo coronavirus aunque nunca hayan estado expuestas, según un nuevo estudio

AstraZeneca, valorada en más de 110.000 millones de libras (unos 124.000 millones de euros) es la farmacéutica más importante del Reino Unido —tiene más de 61.000 empleados— y la quinta a nivel mundial por ingresos. Desarrolla, manufactura y vende fármacos en más de 100 países para tratamientos de dolencias que van desde el cáncer hasta enfermedades cardiovasculares, inflamatorias, respiratorias o neurológicas.

Esta semana el gigante farmacéutico estableció acuerdos para suministrar 2 mil millones de dosis de la vacuna en todo el mundo para finales de este año. 

Una de las nuevas asociaciones acordadas fue con el Instituto Serum de la India, el mayor fabricante mundial de vacunas por volumen, para suministrar 1.000 millones de dosis a países de ingresos bajos y medios.

De la misma manera, AstraZeneca firmó un acuerdo con la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI) y GAVI, la alianza de vacunas, para ayudar a fabricar 300 millones de dosis, apuntando a una distribución justa y equitativa de la vacuna.

CEPI y Gavi son 2 organizaciones benéficas apoyadas por la Fundación Bill y Melinda Gates y la Organización Mundial de la Salud y apoyarán la fabricación, adquisición y distribución de la vacuna.

LEER TAMBIÉN: AstraZeneca propone a Gilead la mayor fusión farmacéutica de la historia en medio de la carrera por conseguir una cura eficaz contra el coronavirus

LEER TAMBIÉN: La gigantesca escalada financiera de Zoom convierte en multimillonarios a sus primeros y desconocidos inversores

LEER TAMBIÉN: Muchos de los síntomas más misteriosos y peligrosos del coronavirus tienen una cosa en común: los coágulos de sangre, lo que demuestra que no es solo una infección respiratoria

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”