Un equipo de científicos italianos estudia añadir a un robot humanoide motores de propulsión para que vuele al estilo Iron Man y preste ayuda en desastres naturales

Robot con propulsión

Istituto Italiano di Tecnologia

  • Un equipo de científicos italianos está estudiando la manera de poder añadir un motor de propulsión a un pequeño robot humanoide.
  • La implantación de este accesorio daría a la máquina la capacidad de volar de un modo muy parecido a como lo hace Iron Man, el superhéroe de Marvel.
  • Gracias a esto, el iCub, nombre que recibe el robot, podría ayudar en desastres naturales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mundo está diseñado por y para los seres humanos. 

Esta realidad se ha vuelto en contra de la robótica. Lo ha hecho sobre todo en cuanto los esforzados programadores de todo tipo de dispositivos electrónicos han intentado sacar sus inventos del apacible y controlado ámbito de sus laboratorios.

Cuando lo han hecho, sus robots han encontrado a su paso insospechados e invencibles enemigos como escaleras, coches, personas caminando alrededor, calles estrechas, farolas, contenedores y un sinfín de impedimentos a una movilidad pensada en mitad de espacios diáfanos.

Fue, por ejemplo, lo que le ocurrió en 2015 a Tepco, la empresa japonesa que en 2015 perdió un robot en mitad de los escombros del reactor destruido de la central nuclear de Fukushima. 

Tras recorrer más o menos la mitad de su camino en busca de imágenes que permitieran a los expertos hacerse una idea de en qué estado estaba la central por dentro, este, tal y como explicó entonces la empresa, se quedó atrapado en algún tipo de obstáculo y no pudo completar su misión.

En 2017, con un robot mucho mejor diseñado, Tepco lo volvió a intentar con otra máquina. De nuevo, cosechó un sonado fracaso, como relató entonces Computer Hoy

11 trabajos que estarán de moda en 2022: estas serán las profesiones en las que encontrarás más oportunidades laborales

En esta ocasión, sin embargo, no quedó del todo claro si este se debió a otro obstáculo, si la radiación había penetrado los resistentes materiales de que estaba hecho el robot hasta dejarlo inutilizable o si se había dado una desafortunada combinación de ambos factores.

Para evitar que se reproduzcan más episodios así, un equipo de científicos del Istituto Italiano di Tecnología, una entidad creada hace unos 15 años para promover el avance científico en el país transalpino, lleva tiempo estudiando el modo de proporcionar a iCub, su pequeño robot humanoide de aspecto humanoide, una mochila de propulsión.

Esta se añadiría además a unos sistemas adicionales instalados en las palmas de las manos del iCub que permitirían a esta máquina regular la potencia y la dirección de sus movimientos aéreos de un modo muy parecido a como lo hace en el cine Iron Man, el superhéroe de Marvel.

La idea de los investigadores es que la capacidad de volar del iCub y su pequeño tamaño le permitan ayudar, por ejemplo, en desastres naturales allí donde ni los seres humanos ni otros dispositivos como los drones pueden acceder.

"Cada año, unas 300 catástrofes naturales matan a unos 90.000 seres humanos y afectan a 160 millones de personas en todo el mundo", empiezan explicando los expertos en la web que sirve para presentar las líneas maestras del proyecto.

La robótica, explica el equipo, sigue rezagada a la hora de ofrecer soluciones asequibles en estos escenarios de catástrofe. 

Los robotaxis suenan a ciencia ficción, pero Nissan ya ha empezado a probarlos en el mundo real cerca de Tokio

Los robots humanoides se emplean mayoritariamente en interiores, pero tienen dificultades para manejarse en un mundo que dista mucho de ser como los centros donde se fabrican y prueban.

Es una manta corta. Si para resolver la cuestión se pone el esfuerzo en desarrollar pesados robots con alas para volar, por ejemplo, se corre el riesgo de que estos, en efecto, dejen de servir en interiores, algo imprescindible en escenarios como terremotos. Y eso, por no hablar del consumo de energía.

Como respuesta, su iCub contaría con un sistema que le permitiría aunar capacidades: la habilidad de volar se sumaría a la de manipular objetos (tendría los brazos libres) y la de poder caminar por todo tipo de terrenos (con la ayuda de la propulsión para salvar obstáculos que requieran grandes saltos, por ejemplo).

Este sistema ha quedado además descrito en un artículo que verá la luz en forma impresa el próximo mes de enero en la revista académica IEEE Robotics and Automation Letters.

Este, entre otras muchas cosas, propone un algoritmo que sirve para la estimación de las intensidades de empuje que permitirían el vuelo del robot. 

"Nuestro robot humanoide, el iCub (I como en Yo robot, y "Cub" como en el Libro de la Selva del escritor Rudyard Kipling, que presenta el término man-cub, que en español se traduce como "cachorro humano"), ha sido diseñado específicamente para apoyar la investigación en inteligencia artificial (IA)", explican los desarrolladores en la web del Istituto Tecnologico.

Robots que imitan a los pájaros: un equipo de científicos de Stanford desarrolla una máquina capaz de transportar objetos y posarse en casi cualquier superficie igual que las aves

Con apenas algo más de un metro de altura, el iCub tiene el tamaño de un niño de cinco años y puede gatear a 4 patas, caminar y sentarse para manipular objetos. Sus manos, además, han sido diseñadas para permitir sofisticadas habilidades de manipulación. 

Hasta ahora, se han construido más de 30 robots que están disponibles en laboratorios de Europa, EEUU, Corea del Sur y Japón. 

"Adoptamos un enfoque de 360 grados en materia de robótica que incluye el diseño mecánico, las fuentes de energía, la nueva electrónica avanzada (por ejemplo, la neuromórfica), el desarrollo de sensores (por ejemplo, táctiles, cámaras), el middleware y los algoritmos de control y de IA", añaden desde el laboratorio italiano.

Otros artículos interesantes:

Investigadores consiguen que el primer robot vivo del mundo se reproduzca dándole forma de Pac-Man

Alphabet ha puesto una flota de robots que trabajan de forma autónoma a limpiar las oficinas de Google

Errores de tu curriculum que lo condenan a ser eliminado por los 'robots' de contratación (y cómo solucionarlos)

Te recomendamos