Pasar al contenido principal

Científicos del MIT crean un sistema inalámbrico para controlar implantes en el cuerpo

Ilustración del MIT sobre el nuevo sistema de ondas para controlar implantes.
Ilustración del MIT sobre el nuevo sistema de ondas para controlar implantes. MIT
  • Científicos del MIT crean un método que utiliza ondas de radio para controlar y cargar dispositivos implantados en el cuerpo humano.
  • Esta técnica funciona incluso si el implante se encuentra a 10 centímetros de profundidad y hasta a 38 metros de distancia.
  • El invento puede cambiar la manera en que se tratan enfermedades: ya no será necesario que los implantes lleven una batería.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts —MIT, por sus siglas en inglés— han desarrollado un nuevo método para cargar y comunicarse con dispositivos que se implantan en profundidad en el cuerpo humano: utilizando ondas de radio.

Este método permite controlar los implantes aunque estén a 10 centímetros de profundidad en el cuerpo, y la gran ventaja es que las ondas de radio transmiten la energía que el dispositivo necesita para funcionar.

De esta manera, los implantes no tendrán que llevar baterías, que tradicionalmente ocupaban la mayor parte de dichos dispositivos, por lo que ahora podrán ser mucho más pequeños. En el estudio, los investigadores probaron un prototipo del tamaño de un grano de arroz, pero cuentan que podría ser aún más pequeño.

Así, según ha transmitido la misma universidad privada de Cambridge, Massachussetts, en un comunicado, su descubrimiento podría utilizarse para suministrar medicamentos, monitorizar constantes vitales o tratar enfermedades.

En las pruebas en cerdos, los investigadores comprobaron que podían movilizar un sensor que estuviese a 10 centímetros de profundidad en el cuerpo a una distancia de hasta un metro, y que si el dispositivo se situaba muy cerca de la piel, podía manejarse a una distancia de 38 metros.

"Aunque estos diminutos dispositivos no tienen baterías, podemos comunicarnos con ellos desde fuera del cuerpo y a distancia. Esto abre un sinfín de nuevas aplicaciones médicas", ha declarado Fadel Adib, profesor adjunto en el laboratorio del MIT y autor del estudio, en la nota.

Un nuevo modo de tratar el párkinson

La estimulación cerebral profunda es una técnica que se utiliza hoy día para tratar la enfermedad de Parkinson o la epilepsia, y consiste en implantar electrodos en el cerebro que dan corrientes eléctricas. Actualmente, estos electrodos se controlan a través de un dispositivo parecido a un marcapasos que se implanta bajo la piel: este tipo de artefactos podrían eliminarse si se utilizase el nuevo sistema de control inalámbrico.

Leer más Cómo cargar el teléfono móvil y aprovechar al máximo su rendimiento

Este sistema había encontrado dificultades para utilizarse porque hasta ahora las ondas de radio tendían a disiparse cuando pasaban a través del cuerpo, y acababan llegando a su destino demasiado débiles como para transmitir carga.

Pero los investigadores han desarrollado un sistema llamado In Vivo Networking (IVN) que utiliza un conjunto de antenas para emitir ondas de radio de diferentes frecuencias y que así consiguen transmitir la energía suficiente.

A continuación, los investigadores presentarán sus avances en una conferencia en agosto y ahora trabajan en que la transmisión de energía sea más eficiente y pueda hacerse a una mayor distancia.

Te puede interesar