Científicos de Wuhan planearon liberar coronavirus mejorados en murciélagos un año y medio antes de los primeros casos de COVID-19, según documentos filtrados

Científicos de Wuhan planearon liberar coronavirus mejorados en murciélagos chinos un año y medio antes de los primeros casos de COVID-19, según documentos filtrados

Cindy Liu/Reuters

  • Científicos de Wuhan —ciudad en la que se encontraron los primeros casos de COVID-19— planearon liberar coronavirus mejorados en poblaciones de murciélagos chinos para inocularlos contra enfermedades que podrían saltar a los humanos.
  • Así lo recogen nuevos documentos: propuestas de subvención filtradas que datan de 2018, 18 meses antes de la aparición de los primeros casos de coronavirus.
  • La propuesta fue rechazada porque "podría haber puesto en peligro a las comunidades locales" y no se habían considerado adecuadamente los peligros de potenciar el virus o de liberar una vacuna por vía aérea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La investigación sobre el origen del coronavirus suma un polémico capítulo más. De acuerdo con nuevos documentos, científicos de Wuhan —ciudad en la que se encontraron los primeros casos de COVID-19— planearon liberar coronavirus mejorados en poblaciones de murciélagos chinos para inocularlos contra enfermedades que podrían saltar a los humanos.

Estos documentos, publicados por Drastic (equipo de investigación en Internet creado por científicos de todo el mundo para investigar el origen del COVID-19) y confirmados como auténticos por un antiguo miembro de la administración Trump, son propuestas de subvención filtradas que datan de 2018, 18 meses antes de la aparición de los primeros casos de coronavirus.

Según estas pruebas, de las que informa The Telegraph, los investigadores habrían presentado planes para liberar, en murciélagos de cuevas de Yunnan (China), nanopartículas que penetran en la piel y que contienen "novedosas proteínas quiméricas de espiga" de coronavirus de murciélagos.

Además, tenían previsto crear virus quiméricos (virus recombinantes que pueden contener partes de 2 o más genomas víricos estrechamente relacionados), mejorados genéticamente para infectar con más facilidad a los humanos, así como mezclar cepas naturales de coronavirus de alto riesgo con variedades más infecciosas pero menos peligrosas.

Para ello, solicitaron como financiación 14 millones de dólares (unos 11,9 millones de euros) a la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (Darpa), que lo rechazó.

El mundo debería estar "furioso" por este proyecto, que "da miedo" y que "podría haber puesto en peligro a las comunidades locales", según las declaraciones de varios expertos.

La propuesta del proyecto incluía una "divulgación educativa" para explicar qué y "por qué" se estaba haciendo, "en particular debido a la práctica del consumo de murciélagos en la región". 

Esta fue presentada por Peter Daszak, zoólogo británico de EcoHealth Alliance que ha trabajado con el Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés) en la investigación de los coronavirus de los murciélagos, con un equipo de trabajo en el que se encontraba la dra. Shi Zhengli, del WIV, e investigadores estadounidenses.

"Está claro que el proyecto propuesto dirigido por Peter Daszak podría haber puesto en peligro a las comunidades locales", afirmó en su rechazo de la misma Darpa, que advirtió de que el equipo no había considerado adecuadamente los peligros de potenciar el virus o de liberar una vacuna por vía aérea, recoge The Telegraph.

"Lo que da miedo es que estaban fabricando virus quiméricos infecciosos del Mers" (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), señala una fuente de la OMS al medio británico. 

"Estos virus tienen una tasa de letalidad superior al 30%, lo que supone al menos un orden de magnitud más mortal que el Sars-CoV-2 [coronavirus]. Si uno de sus sustitutos receptores hiciera que el Mers se propagara de forma similar, manteniendo su letalidad, esta pandemia sería casi apocalíptica", sostiene.

El origen del coronavirus ha sido objeto de investigaciones y debate desde hace meses, con la mira puesta sobre todo en 2 grandes teorías: la fuga del virus de un laboratorio chino —rechazada desde el gigante asiático— o que el coronavirus haya saltado de los animales a los humanos.

Un equipo de expertos de la OMS aterrizó en Wuhan y realizó una investigación de varias semanas, tras la que apuntaron al origen animal del virus, aunque no pudieron identificar una especie huésped y quedaron muchos interrogantes sin resolver.

Sin embargo, un grupo de 26 expertos de todo el mundo solicitó una investigación internacional más exhaustiva de los orígenes del patógeno, mientras que Estados Unidos ha estado realizando una nueva para llegar a una "conclusión definitiva".

Otros artículos interesantes:

Biden ordena una investigación de 90 días para llegar a una "conclusión definitiva" sobre el origen del coronavirus en un laboratorio o en un animal

La investigación sobre el origen del coronavirus se complica: las granjas de animales salvajes chinas están vacías

Los expertos cuestionan la necesidad de priorizar la vacunación de los niños menores de 12 años para frenar el avance de la pandemia

Te recomendamos

Y además