Pasar al contenido principal

Cinco claves para hablar en público como un profesional

cinco claves para hablar en público como un profesional
Flickr/Jonathan Lewis

Según Mónica Galán, autora del Método Bravo, con estas cinco claves puedes hablar en público como un profesional. Pero todo tiene truco y no solo pasa porque vayas a la librería a comprar su libro y te lo leas, sino que tendrás que trabajar para conseguir un objetivo que, eso sí, puede ayudarte mucho más de lo que parece en tu carrera. 

Hablar en público es, junto con el manejo en competencia completa del inglés u otros idiomas, la asignatura pendiente de muchos grandes profesionales que ven cómo sus carreras no progresan por no  ponerse manos a la obra para subsanar estas carencias. En ambos casos, la mejora requiere un importante esfuerzo personal y pasar por un proceso de aprendizaje.

Leer más 10 inventos de mujeres que cambiaron la Historia

Para Mónica Galán, su método para hablar en público con éxito se resume en los cinco lados de un diamante, porque son cinco los pilares sobre los que desarrollar la oratoria: bienvenida, reconocimiento, autoridad, valor y ovación. Pero antes de repasar con la autora del Método Bravo cada uno de estos cinco pasos para hablar en público, es conveniente recordar, como hace ella misma, que ese diamante tiene una base —la temática elegida— y una cúspide — la audiencia—, que son las que realmente le otorgarán su valor. 

1. Bienvenida

la bienvenida es un momento clave
Mónica Galán hace hincapié en tener un aspecto cuidado al enfrentarse a un auditorio. Desde el peinado, hasta los zapatos. Mónica Galán.

La recepción o bienvenida es, seguramente, el momento clave de todo discurso oral ya que, como afirma Mónica Galán y según el efecto de primacía, las personas retenemos mucho mejor los primeros elementos en un listado o sucesión. Comenzar una presentación pública con un truco para ser recordado y, además, ponerse la audiencia a favor, es complicado porque es en este momento cuando los nervios son más atenazantes.


Sin embargo, pasados los tres primeros minutos estos suelen decrecer rápidamente. Además de jamás empezar un discurso con un tono dubitativo o con una palmada, la autora recomienda tres trucos para captar la atención de la audiencia: contar una historia, aportar un dato o un hecho poco conocido que sea además sorprendente o formular una pregunta; pero esta debe ser retórica e inclusiva.

Esta última técnica, además, incentiva la participación, cosa que redundará en una rápida bajada de los nervios del ponente. Hay otras muchas técnicas aconsejables de captar la atención del público: con una imagen proyectada, un vídeo motivacional, un objeto curioso, mencionar la frase de una persona conocida, un proverbio, en todo caso, siempre hay que llevar algo preparado y bien ensayado. 

2. Reconocimiento

 hablar en público como profesional
Flickr/Chris

La autora del Método Bravo divide esta parte en conocimiento del tema del discurso, de uno mismo y de la audiencia. Es evidente que dar una charla sobre un asunto que no se conoce en profundidad solo está a la altura de los más hábiles políticos, así que en todo caso y aunque sea la especialidad de uno, siempre conviene empaparse de los aspectos más desconocidos o, por lo menos, repasarlo todo a conciencia.

El reconocimiento de uno mismo es uno de los aspectos más zen de la teoría del discurso de Mónica Galán, ya que para la autora, el concepto que tienes de ti mismo condiciona tus acciones sobre el escenario —o sala de reuniones— y por tanto, también las palabras que vas a escoger. Y los términos que uses, lo creas o no, tienen un impacto muy fuerte en la audiencia y en la imagen que se formarán de ti. 

A este respecto, Mónica Galán propone un ejercicio muy sano en su libro, hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué piensas sobre ti mismo? ¿Cuál es tu opinión honesta de ti como persona, como profesional? ¿Quién eres? ¿Qué sabes hacer?¿Por qué deben escucharte? 

Por último, hay que reconocer a la audiencia. Esto no es más que dar las gracias por el tiempo y la atención que van a dedicarte, lo cual es una técnica para conseguir precisamente que te presten unos minutos de su  vida. "No hay nada tan poderoso como agradecer de antemano lo que deseas que suceda para que, precisamente, suceda", afirma. 

3. Autoridad

hablar en público como un verdadero profesional
Flickr/liver photo

Autoridad es sinónimo de credibilidad y se logra tanto a través del lenguaje verbal como del no verbal. Sin embargo, como utilizar ambos cual profesional puede llevar tiempo y, todavía mucho más, recibir del público esa autoridad respecto a un tema, la autora recomienda directamente que se finja tenerla. "La mejor forma para ir ganando autoridad es proyectarla. Mientras la logras, impóstala", afirma. 

En este curso acelerado para hablar en público como un profesional, se divide la autoridad proyectada por el lenguaje no verbal en cinco apartados: movimiento de los ojos —fijar la mirada en el público y no solo el de las primeras filas—; la expresión facial —siempre hay que sonreír—; los gestos —las manos solo deben usarse para remarcar los momentos importantes, ya que vinculan habla e imagen—; y el movimiento —debe ser siempre voluntario—. 

4. Valor

 hablar en público con maestría
Flickr/Quinn Dombrowski

Este no es más que el mensaje y, para estructurarlo, Mónica Galán recomienda la técnica del acrónimo ACOPIO (acción: orientar el discurso a que algo suceda; claridad: que todo el mundo pueda entenderlo; objetivo: el fin con el que se diseña el mensaje; precisión: rigurosidad para ser más creíble; interesante: por qué deben escucharte; y oportuna: considerar y adaptar el mensaje al contexto y el entorno del momento). 

Esta autora propone articular todo el discurso en torno a las emociones en lugar de la razón, es decir, contar historias. Los relatos no solo simplifican todo el mensaje, sino que conmueven al espectador y de esta manera asociará sus propios sentimientos a lo que se le está contando. No hay nada mejor par conseguir que recuerde el mensaje y ponerlo de nuestro lado.

5. Ovación

terminar con ovación un discurso
Flickr/TEDxOmaha

En el Método Bravo se proponen hasta siete métodos para cerrar una intervención pública con éxito.

  • Acabar hiperventilando: aunque este recurso que sirve para dar énfasis a lo que se está contando puede usarse en cualquier parte del discurso para tener éxito, viene bien como colofón. Sin llegar al mareo, puede usarse este método para recapitular los puntos más importantes que se han tratado. 
  • El cierre tricolon: utilizar tres términos que reflejen las partes anteriores del discurso a modo de resumen de todo su mensaje. 
  • Repetición: si has comenzado con un enunciado tipo slogan, cuando llegas al cierre es el mejor momento para repetirlo por lo menos una vez, pero dejando claro que por el camino has dado todo lo que tenías, por ejemplo, hiperventilando. 
  • Equilibrio: si eres capaz de crear una frase que resuma todo tu mensaje, déjala para el cierre de tu discurso, recupera antes todos tus argumentos y, termina con ella a modo de resumen. 
  • Cierre metafórico: esta también es una técnica que puedes usar durante la presentación, pero si mientras la preparabas se te ha ocurrido una asociación de ideas especialmente buena, te la puedes reservar para acabar tu discurso de una manera magistral
  • Cierre emocional: busca la conexión emocional con el público en todo momento, porque sino, olvídate de hacer un cierre emocional que nadie se creará. Pero para conseguir algo así, también tienes que estar implicado emocionalmente con lo que vas a contar, tanto en el momento de preparar el discurso, como en el de llevarlo a cabo. 
  • Cierre proverbial: según Mónica Galán, por algún motivo funcionan mejor los de otras culturas o los refranes anónimos. Si no se tiene uno a mano, recomienda recurrir a los aforistas más comunes como Frida Kahlo, Antonio Machado, Virginia Wolf, alguien de tu familia... si consigues cerrar tu intervención con una que nunca haya oído tu audiencia, recordarán para siempre tu discurso y este acabará con una sonora ovación. 

     

Te puede interesar

Lo más popular