Pasar al contenido principal

Cinco conflictos militares que tuvieron lugar el día de Navidad

conflictos-militares-navidad
Getty

La Navidad es una de las festividades más celebradas del mundo, pero eso no quiere decir que los conflictos se detengan cada 25 de diciembre. 

Durante el transcurso de dos de los conflictos estadounidenses más importantes —la Guerra de Secesión y la Guerra de la Independencia— tuvieron lugar eventos militares que coincidieron con el día de Navidad. Así, las tropas británicas y alemanas incluso llegaron a juntarse para celebrar la navidad durante la I Guerra Mundial. Un día con una fecha con un valor histórico sorprendente. 

 

1776: George Washington cruza el río Delaware

Cuadro George Washington cruza el río Delaware
Cuadro de Leutze sobre el ataque de Washington contra los Hessianos en Trenton. en.wikipedia.org

Bajo la dirección de Washington, las tropas recorrieron 300 metros del río Delaware la noche del 25 de diciembre de 1776. 

La sorprendente estrategia acercaría a las tropas de Washington a las guarniciones de los Hessianos (mercenarios alemanes contratados por los británicos para ayudarles a retener las colonias que se rebelaron) y pilló por sorpresa al Ejército Continental.

Los Hessianos se rindieron rápidamente, siendo la primera de las dos victorias de los rebeldes en Nueva Jersey (la otra victoria fue la Batalla de Princeton una semana después) a medida que el Ejército Continental recuperaba el control de la colonia. Esto cambió el rumbo de los acontecimientos, ya que los dos meses anteriores los británicos habían desplazado a los rebeldes en Nueva Jersey. El recorrido por Delaware acabó siendo uno de los puntos de inflexión de la guerra.

1868: El presidente estadounidense Andrew Johnson perdona a los exsoldados confederados

Cuadro Andrew Johnson perdona a los soldados confederados
El presidente Andrew Johnson perdona a los rebeldes en la Casa Blanca en.wikipedia.org

Casi un siglo después, el día de Navidad de 1868, el presidente estadounidense Andrew Johnson perdonó y concedió una amnistía general a "toda persona que, directa o indirectamente, participara en la insurrección o la rebelión". 

La devastadora guerra había finalizado hace tres años, llevándose más vidas estadounidenses que cualquier otro conflicto en la historia. No obstante, las tácticas de tierra quemada del comandante general Ulysses S. Grant dejaron el sur del país hecho una ruina, y la nación emergió de la guerra completamente dividida. 

Johnson había sido un congresista, senador y gobernador antes de ocupar el cargo de Abraham Licoln. En parte su función era atraer a los votantes del sur, pero al final de la guerra parecía inclinarse por imponer duras condiciones en la región más derrotada del país. El día antes de ser designado presidente de EEUU, afirmó que la "traición debía ser considerada infame, y los traidores debían ser empobrecidos".

Sin embargo, según el departamento de historia de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, el comandante general James Speed calmó las intenciones vengativas de Johnson: "La misericordia debe ser concedida masivamente. Algunos de los grandes líderes e infractores solo deben sentir el rigor extremo de la ley", aconsejó Speed.

A los sureños solo se les concedió una misericordia limitada y condicionada, hasta la amnistía del día 25 de diciembre de 1868. 

1914: Los soldados alemanes, británicos y franceses celebran juntos la Navidad

Los soldados alemanes, británicos y franceses celebran juntos la navidad
Los soldados alemanes, británicos y franceses celebran juntos la navidad el día de navidad de 1914 Wikimedia Commons

El 25 de diciembre de 1914, la primera Navidad de la I Guerra Mundial, los soldados alemanes, británicos y franceses salieron de sus trincheras para celebrar la señalada fecha pacíficamente

En plena guerra los soldados dejaron sus armas a un lado para cantar villancicos, jugar al fútbol e intercambiar los cigarrillos y caramelos que habían recibido como cortesía de su nación. 

En algunas zonas, solo se dieron tregua para enterrar a los difuntos que se encontraban esparcidos por la tierra de nadie, un terreno entre ambas trincheras donde solían tener lugar los enfrentamientos. En otras zonas, el conflicto no cesó. 

Pero algunos lograron convertir la tregua de Navidad de 1914 en un caso extraño, y a la vez enternecedor, que refleja como actúan las personas en tiempos de guerra.

 

1941: Japón toma el control de Hong Kong a costa de Reino Unido

Los soldados japoneses cruzan la frontera en Hong Kong
Los soldados japoneses cruzan la frontera en Hong Kong Wikimedia Commons

La agresiva estrategia de Japón durante la II Guerra Mundial comenzó mucho antes del ataque de Pearl Harbour. En 1931 Japón invadió Manchuria, una extensa región costera al noreste de China. En 1937, se adentró en el resto del país también. 

No obstante, no sería hasta 1941 cuando Tokio se enfrentó al oeste persiguiendo sus objetivos imperiales.

Pse a que EEUU no se involucró hasta el ataque en Pearl Harbour, después del inesperado asalto Japón invadió Hong Kong —propiedad de los británicos— en 1941. El día de navidad de 1941, Japón anunció que la colonia se rendía. 

 

1941: El almirante Émile Muselier captura San Pedro y Miquelon, un archipiélago cerca de Canadá, para la Francia Libre

Los soldados franceses en el puerto de st.Pierre en dia de su invasion
Los marines franceses desfilan en el puerto de San Pedro durante la invasión el día 25 de diciembre de 1941 AP

El continente norteamericano no figura como principal protagonista en los eventos de la II Guerra Mundial. No obstante, poco después de que los nazis derrotaran a los franceses, el gobernador colonial de unas pequeñas islas ubicadas en la costa de Terranova y Labrador empezó a colaborar con la resistencia. 

En la Nochebuena de 1941, bajo la dirección el almirante Émile Muselier, las tropas invadieron las islas de San Pedro y Miquelon ocultos en la noche. No encontraron resistencia alguna y en poco más de una hora habían tomado el control de los centros administrativos de la isla, eliminando lo que habría servido como un puesto de avanzada para los nazis, además de hacer legítima la causa de la Francia Libre. 

"Pasada la medianoche del 25 de diciembre la anécdota de la invasión fue enviada a los periódicos canadienses y estadounideses", relata Douglas Anglin en su obra Free French Invasion: The St. Pierre and Miquelon Affaire of 1941.

Te puede interesar

Lo más popular