El arma de Citroën para revolucionar la movilidad urbana: AMI, un coche eléctrico que no exige carnet y se puede comprar desde 6.000 euros

El nuevo lanzamiento de Citroen, Ami.
El nuevo lanzamiento de Citroen, Ami.
Citroen
  • Citroën lanza Ami, una solución de movilidad urbana eléctrica que consiste en un cuadriciclo ligero para el que no es necesario carnet de conducir.
  • La solución de Citroën es a la carta y el usuario puede contratarlo con una tarifa plana de 19,99 euros al mes, o con una tarifa por minutos, horas, días o por un año en función de sus necesidades.
  • Si bien Citroën acaba de lanzar esta solución de movilidad en Francia, no se espera su llegada a España hasta el segundo semestre del año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Citroën planta cara a las soluciones de movilidad urbana como Zity o Wible pero también a las motos eléctricas de Cooltra. La marca de PSA Group laza Ami, una solución de movilidad urbana eléctrica que consiste en un cuadriciclo ligero para el que no es necesario carnet de conducir y que se articula como un servicio en coche a la carta. 

La propuesta de Citroën se basa en la demanda en función de las necesidades del cliente. Así es que el usuario puede utilizar el vehículo cuando lo necesite, sea para uso puntual o regular. Dicho de otro modo, puede recurrir a este servicio de vehículo de alquiler en función de sus necesidades, sea para un traslado de un sólo minuto, o para utilizarlo durante un día, un mes o un año.  

Se trata de un vehículo sin carnet, que pueden utilizar los usuarios a partir de 16 años. "Yo prefiero ver a mis hijos en un coche como este que en una scooter", apunta Pierre Leclercq, director de Diseño de la empresa francesa. Se trata de un vehículo eléctrico que cuenta con una autonomía de 70 km, y sus dimensiones son ultracompactas. Dos características que lo hacen apto para entornos periurbanos.

Leer más: Estas son las tres apuestas de Citroën en 2020: democratizar la movilidad urbana, vender coches online y lanzar seis nuevos coches eléctricos

Si bien Citroën acaba de lanzar esta solución de movilidad en Francia, no se espera su llegada a España hasta el segundo semestre del año. En el país galo es posible contratar el servicio online, la principal vía de distribución, pero también a través de las tiendas Fnac y Darty y de pequeños concesionarios itinerantes que la marca ha ubicado en el país. No está claro, sin embargo, el canal de distribución para el mercado Español. 

Es posible contratar la nueva solución de Citroen a través de internet, las 24 horas y los 7 días de la semana. Además, la entrega se realiza a domicilio y el cliente puede solicitar un experto que le asesore en el uso si así lo necesita.

Para el lanzamiento en el mercado galo, Citroen plantea lo que denomina “un posicionamiento ultracompetitivo”, según el vicepresidente de Marketing de la marca, Arnaud Belloni. El alquiler de larga duración tiene un coste de 19,99 euros al mes, más económico por cierto, que un abono de transporte público mensual.

Mientras, la contratación de este servicio bajo la opción de carsharing, sea para un minuto, una hora o un día tiene un coste de 0,26 euros/minuto, dependiendo de las empresas asociadas para el despliegue de la oferta. En París, concretamente, donde la marca opera con Free2Move, la tarifa es de 0,26 euros/minuto. Por otra parte ya, el coste de compra del vehículo es de 6.000 euros, impuestos incluidos y es que la marca ha primado la competitividad del precio. 

Leer más: Los 4 pilares que eligió Citroën para crear su nueva identidad corporativa, según el máximo responsable de este proyecto

Esta solución de movilidad a la carta irrumpe en el mercado liderada, por primera vez, por una marca automovilística. Se trata del único vehículo que, más parecido a un coche, no necesita de carnet de conducir para su uso y, al igual que otras empresas de carsharing se puede contratar online pero, en este caso, con la posibilidad de que lo dejen en la puerta de casa. 

Además, Ami está pensada para un público joven según ha explicado Vincent Cobée, CEO de la división de Marca de Citroën en un encuentro con los medios. Responde así a esa tendencia en el mercado en el que el usuario no quiere comprar el coche sino poner disponer de él y utilizarlo cuando quiera. "Las generaciones más jóvenes tienen problemas con la movilidad que nosotros no teníamos", señala.

Cabe mencionar que el vehículo está diseñado para ser particularmente económico, con un tamaño compacto y una estética disruptiva con una puerta que se abre en el sentido contrario al que el cliente está habituado. La simetría de la estética del cuadriciclo responde, de hecho, a que de esta manera es posible diseñar las piezas delantera y trasera y de ambos lados de una sola vez, lo que permite reducir costes. Además, es posible personalizar el vehículo con piezas en cuatro colores que se pueden comprar en la Fnac o por internet. 

El vehículo se inscribe dentro de la categoría de cuadriciclo ligero, por lo que es accesible sin carnet. Según avanzó la compañía en la presentación mundial ante los medios en París, la apertura de pedidos arrancará  el próximo 30 de marzo en Francia y unos meses más tarde en España, Italia, Bélgica y Portugal y, posteriormente, Alemania. 

LEER TAMBIÉN: "Alguien morirá en esta furgoneta": los repartidores de Amazon describen sus horribles entregas en vehículos con frenos defectuosos y ventanas rotas

LEER TAMBIÉN: Así es por dentro el primer dron de pasajeros de Uber: un vehículo eléctrico que puede volar a más de 200 km/h

LEER TAMBIÉN: 5 trucos para estirar la autonomía de un coche eléctrico

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Motor
  2. Coche eléctrico
  3. Coche compartido
  4. Coche sostenible
  5. Automóvil
  6. Trending
  7. Top