Pasar al contenido principal

Por qué Ciudadanos se enfrenta a su mayor crisis desde que llegó a la política nacional, y qué está haciendo el partido para evitarlo

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, en un acto de campaña electoral.
Reuters
  • El portavoz económico de Ciudadanos en el Congreso ha dimitido este lunes al considerar que su partido se ha escorado a la derecha: "No he cambiado yo, ha cambiado el partido".
  • Minutos después, ha anunciado lo mismo el responsable del Área de Unión Europea de la organización, Javier Nart.
  • Su sucesor será el exvicepresidente mundial de Coca Cola, el polémico diputado Marcos de Quinto.
  • No es la primera vez que la organización naranja se escora a la derecha, y sus pactos —tolerantes con Vox— han hecho que pierda buena parte de su apoyo internacional.
  • Inés Arrimadas, de ser la portavoz de Cs en el Parlament catalán, a ser el rostro que se quema ante las polémicas del partido, que se suceden en cuestión de días.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

Ciudadanos no pasa por su mejor momento. La salida anunciada este lunes del gurú económico de la organización, Toni Roldán, ha supuesto un nuevo revés para los de Albert Rivera. Es el enésimo golpe que el partido que aspiraba a ocupar el espectro del centro liberal sufre en las últimas semanas. Pero no el último: apenas unos minutos después ha sido Javier Nart quién ha anunciado que se marcha. Repasamos las claves de su mayor crisis política desde que llegaron al Congreso.

Roldán ha anunciado este lunes que se marcha del partido, y lo ha hecho en una comparecencia de prensa en unos términos durísimos. A los minutos ha sido Nart quien ha hecho lo propio mediante una carta difundida a la militancia. Han abierto un nuevo cisma dentro de la organización cuando parecía que los de Albert Rivera ya se estaban consolidando en la primera línea de la política nacional.

A las dimisiones en la cúpula de la formación se ha sumado la dimisión del candidato de Ciudadanos en Asturias, Juan Vázquez, que por la tarde ha renunciado a su cargo y a su acta como diputado regional por sus discrepancias con la política de pactos del partido. 

Aunque son varios los reveses que la formación ha sufrido en las últimas semanas, por el momento parece que Cs no acusa estos problemas en clave electoral: los últimos sondeos publicados por NC Report o GAD3 para La Razón o Abc apuntan a que por el momento mantendrían su horquilla de diputados en la Cámara Baja de celebrarse nuevos comicios.

 

1. Sus pactos con la extrema derecha

Santiago Abascal, presidente de Vox, en el Congreso de los Diputados
Santiago Abascal, presidente de Vox, en el Congreso de los Diputados REUTERS/Bernat Armangue

La irrupción de Vox no le ha sentado nada bien a Ciudadanos. La aparición de una fuerza de extrema derecha en clave nacional, y la reacción en concreto de la Ejecutiva de Albert Rivera, ha sido lo que ha quemado las naves que la formación tenía amarradas en los muelles del centro político.

Frente a las fuerzas de centro liberal que proliferan por Europa, los de Albert Rivera han tendido puentes a aceptar pactos entre PP y Vox. Aunque en todo momento han rechazado sentarse con los de Santiago Abascal, la realidad es que por acción u omisión —mayormente, por omisión— los de Rivera han consentido que Vox toque poder en España.

Leer más: Vox acepta que el PP gobierne en aquellos lugares en los que los votos de Ciudadanos no sean necesarios

La primera prueba de ello es el caso de las elecciones andaluzas del pasado mes de diciembre: PP y Ciudadanos gobiernan la junta autonómica de esta comunidad en un escenario en el que Vox está consiguiendo apuntarse varios tantos que tendrán sus frutos en clave electoral.

Esta decisión contrasta con las maniobras de los liberales europeos, que promulgan cordones sanitarios contra las fuerzas extremistas.

2. Pérdidas de apoyo internacional

Pedro Sánchez y Emmanuel Macron
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, y Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa. REUTERS/Charles Platiau

Hace escasos días, los de Albert Rivera sufrían una esperpéntica falta de crédito por parte del propio Gobierno francés. Albert Rivera viajó la semana pasada a Bruselas para mantener una reunión con los distintos partidos que conforman ALDE, el grupo del Parlamento Europeo que representa a los liberales en esta Cámara.

En declaraciones a los medios, el propio presidente del partido, Rivera, aseguró que el Elíseo no había puesto en duda los pactos electorales alcanzados por la organización naranja. Rivera, de hecho, adujo que desde el mismísimo Ejecutivo francés se había felicitado a la organización.

El presidente del país vecino, Emmanuel Macron, salió al paso para desmentirlo: fuentes diplomáticas del mismísimo Elíseo torpedearon apenas unos minutos después las declaraciones de Rivera a la prensa española, y recordaron que no se había hecho ninguna declaración "ni pública ni privada" en ese sentido.

Leer más: Albert Rivera asegura que Macron le ha felicitado por sus pactos electorales y París lo niega al cabo de unos minutos

Rivera sufría esta falta de crédito por parte de uno de sus principales socios después de que altos cargos del gobierno francés lamentaran que Cs se sentara a negociar con Vox. Fue la propia secretaria de Estado francesa para Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin, la que exigió en una entrevista retransmitida por la radio "explicaciones" a los de Rivera.

Todo, en un marco en el Macron está aproximándose cada vez más a Pedro Sánchez como su socio preferente en España.

3. El bloqueo sistemático a una investidura del PSOE

Marcos de Quinto junto a Albert Rivera y otros altos cargos de Ciudadanos.
Marcos de Quinto junto a Albert Rivera y otros altos cargos de Ciudadanos. Cs

Expresidentes del Gobierno como Felipe González o Mariano Rajoy han instado a los de Ciudadanos a permitir la investidura de Pedro Sánchez para evitar un gobierno condicionado por las reclamaciones de Unidas Podemos y los de Pablo Iglesias.

No obstante, Cs se ha enrocado en un discurso en el que se bloquea por sistema la investidura de Sánchez. Este fin de semana publicaron un hilo en redes sociales que llevaba por título los "pactos de la infamia" en el que recordaban decenas de pactos de los socialistas con "nacionalistas o populistas", una de las líneas rojas que marcan los de Rivera. Un hilo, que por otro lado, ha cosechado numerosas burlas.

4. Las dos veces que Ciudadanos se ha escorado a la derecha

Ciudadanos celebra los resultados
Reuters

Fruto de la irrupción de Vox y de los problemas internos del PP, Ciudadanos ha intentado en los últimos meses escorarse a la derecha para arrogarse la hegemonía de este ala electoral de la democracia española. Sin embargo, Pablo Casado ha reconducido la situación de los populares y Vox ha irrumpido con fuerza en las Cámaras autonómicas.

Lejos de plantarses como demócratas liberales, Cs ha venido introduciendo matices en su discurso para competir directa y electoralmente con el PP. Primero en octubre de 2018, cuando la eurodiputada Carolina Punset abandonó el partido. En febrero de 2017, el partido eliminó el término "socialdemocracia" de su ideario. Punset dijo meses después que "uno no se podía acostar socialdemócrata y levantarse ultraliberal" y abandonó el partido con una dura carta contra la dirección.

En términos parecidos lo ha hecho esta semana Toni Roldán, el hasta ahora gurú económico del partido: "¿Cómo vamos a superar la dinámica de confrontación de rojos y azules si nos convertimos en azules?". Es lo que se ha preguntado en una comparecencia ante los medios en la que ha defendido que él sigue creyendo en el mismo proyecto político, pero que no ha cambiado él: "Ha cambiado Ciudadanos".

5. Las soluciones: Inés Arrimadas, como control de daños

Inés Arrimadas y Albert Rivera, de Ciudadanos, tras las elecciones del 21D en Cataluña
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la candidata a la presidencia de la Generalitat Inés Arrimadas, durante la rueda de prensa tras la reunión del comité ejecutivo del partido en Barcelona. Javier Etxezarreta/EFE

El movimiento de Inés Arrimadas como portavoz de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña a ser la voz cantante tras cada reunión de la Ejecutiva nacional del partido tiene varias lecturas. La primera es el de una posible sucesión, una idea que se aleja cada vez más cuando se ve cómo es la propia Arrimadas la encargada de tener que explicar o justificar las decisiones menos comprendidas del partido ante la prensa.

Después de que la semana pasada el candidato de Cs a la Alcaldía de Barcelona terminase abruptamente su relación con el partido, Arrimadas ha sido quien más ha dado la cara ante los medios para defender las posturas de la organización.

Apenas una semana después, y con las mismas explicaciones encima de la mesa, Roldán ha hecho lo propio.

6. Ciudadanos sigue su vía y nombra a Marcos de Quinto como el nuevo gurú económico del partido

Marcos de Quinto, durante una charla en París
Marcos de Quinto, durante una charla en París REUTERS/Benoit Tessier

A pesar de las disensiones evidentes entre el electorado, la militancia y la Ejecutiva, Inés Arrimadas se ha limitado a desearle suerte a Toni Roldán una vez ha hecho efectiva su dimisión. Más allá de eso, Cs ha nombrado como nuevo portavoz económico del partido en el Congreso de los Diputados al polémico exnúmero dos de Coca Cola a nivel mundial, Marcos de Quinto.

Leer más: Así vive y gasta su fortuna Marcos de Quinto: de ser el número 2 en Coca Cola a nivel mundial, a convertirse en el diputado más rico de todo el Congreso

El diputado Marcos de Quinto, que tiene la fortuna más abultada declarada en la historia del Congreso, es muy polémico en sus redes sociales, y tiene a sus espaldas importantes discrepancias con las fuerzas sindicales del país debido a la gestión del ERE en la empresa responsable de las plantas embotelladoras de Coca Cola, que no era, eso sí, una de sus responsabilidades.

7. El PSOE, muy pendiente de lo que está pasando dentro de Ciudadanos

Pedro Sánchez y Albert Rivera
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Albert Rivera, líder de Ciudadanos. REUTERS/Susana Vera

Mientras tanto, las negociaciones por la investidura entre los socialistas y Unidas Podemos siguen bloqueadas en los mismos términos que los de la semana pasada: los de Iglesias quieren ministerios y Sánchez solo está dispuesto a darles Secretarías de Estado.

Leer más: Sánchez le ofrece a Iglesias cargos en la Administración, pero sin ocupar ningún ministerio

Los socialistas plantean ahora que la sesión de investidura en el Congreso sea en la segunda mitad de julio, un aplazo de las primeras fechas estimadas —para principios del mes que viene—. La principal lectura que arroja esta información es que los socialistas están siguiendo con detenimiento lo que está ocurriendo dentro de Ciudadanos en clave de investidura.

Y además