Las ciudades españolas miran a París para ser inteligentes: gestión de tráfico con 5G en Vigo, abastecimiento sólo con energía verde en Bilbao o un Madrid sin vehículos contaminantes desde 2025

Varias personas pasean por delante de la Torre Eiffel de París

REUTERS/Charles Platiau

  • Las ciudades del mundo se adapten en la lucha contra el cambio climático con sistemas digitales y sostenibles que se han convertido en urgentes con la irrupción de la pandemia.
  • Vigo y PSA-Peugot Citröen han puesto en marcha un proyecto para el despliegue en la urbe gallega de vehículos sin conductor a modo de laboratorio vivo.
  • Almeida puso sobre la mesa su intención de que en 2025 no se permita el acceso de lo vehículos más contaminantes al centro de Madrid.
  • El Ayuntamiento de Bilbao trabaja en este sentido empezando por un contrato que garantiza que la energía que se le suministre sea renovable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las ciudades se transforman en smart cities Con la descarbonización de la economía, la transición energética y la digitalización como telón de fondo, los principales núcleos urbanos toman medidas para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Algo que “eran retos importantes pendientes, ahora son urgentes” dice el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, sobre el impacto del coronavirus en el marco de la jornada Las Ciudades Inteligentes y los retos de la energía, organizada por la Fundación Repsol.

Se trata de que las ciudades del mundo se adapten en la lucha contra el cambio climático y entender que “el viejo modelo del siglo XIX y del XX ha quedado finiquitado. Lo tenemos que cambiar y tenemos tres años vitales para ello”, apunta el alcalde de Vigo, Abel Caballero. 

Las ciudades han tenido que realizar cambios de forma ágil e invertir para luchar contra la contaminación, para promover la movilidad sostenible, pero también en eficiencia energética en construcción, “son los retos a corto plazo”, revela la alcaldesa de Santander, Gema Igual. 

Si la alcaldesa de Santander ponía de relieve los esfuerzos realizados por su administración por cambiar la iluminación de la ciudad por luces led, el edil madrileño sacaba a relucir el fortalecimiento del transporte público con 46 kilómetros adicionales de carril bus y también menciona la ampliación del servicio público de bicicletas, BiciMad, con cincuenta nuevas estaciones este año. 

El ocaso de la smart city española: qué ha sido de los proyectos que brillaron antes de la crisis económica

Vigo se ha puesto las pilas como smart city. El proyecto más llamativo es una colaboración público privada entre el consistorio y PSA-Peugot Citröen para el despliegue en la urbe gallega de vehículos sin conductor. Además, la ciudad está inmersa en la puesta en marcha de en un sistema de regulación del tráfico eficiente con dispositivos 5G que dirijan a los conductores por calles más fluidas y despliega electrolineras de la mano de las empresas gestoras de párkings. “Ahora hay que trabajar de la mano de las empresas eléctricas para montar puntos de cargas en los garajes privados porque las electrolineras son para emergencias pero la carga se realiza en casa”, apunta Caballero.

Almeida puso sobre la mesa su intención de que en 2025 no se permita el acceso de los vehículos más contaminantes al centro de Madrid. “Los vehículos sin etiqueta ambiental, sin etiqueta A, no podrán circular cerca de la M-30”. El edil madrileño señala que la ciudad debe incrementar sus esfuerzos para mejorar la calidad del aire, y trabaja en esta dirección fomentando el transporte público y el carsharing eléctrico. 

El que ha realizado todo un despliegue es el Ayuntamiento de Bilbao, empezando por un contrato que garantiza que la energía que se le suministre sea renovable. Además, somos laboratorio de proyectos de geotermia, hidrógeno y otras energías que nos harán la vida más limpia”, señala Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao, que suma a estas medidas la puesta en marcha de un plan de movilidad urbana y el despliegue de la bicicleta eléctrica para que el servicio llegue también a los barrios altos.

Las smart cities se pueden convertir en las próximas grandes oportunidades de inversión a largo plazo

La ciudad vasca cuenta con autobuses de bajas emisiones y busca maneras de promover la movilidad no motorizada. Además, promueve códigos de edificación con certificación de eficiencia energética y trabaja en la puesta en marcha de medidas para promover el  autoconsumo energético, según cuenta su alcalde.

La ciudad pontevedresa también ha puesto en marcha un paseo verde en torno a la vieja vía del tren y está recibiendo con sorpresa la buena acogida del carril bici pese a la orografía de la ciudad. El consistorio está desplegando lo que denomina Vigo vertical, una serie de ascensores y escaleras mecánicas que está suponiendo la peatonalización de una parte importante de la ciudad así como la conexión entre barrios que antes requerían de un vehículo. 

Mientas Almeida menciona que la ciudad de Bilbao es, precisamente un ejemplo de ciudad inteligente, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, menciona Victoria como referencia de integración entre el medio urbano y la naturaleza que incluye un fuerte proyecto de participación vecinal. Cophenague, Nantes, o Cambridge salen entre los nombres de las ciudades llamadas a liderar el cambio hacia las smart cities. “La transformación la está liderando París”, subraya Almeida el plan puesto en marcha en la capital gala para lograr la ciudad en 15 minutos utilizando movilidad sostenible y trenes de cercanías.

 

LEER TAMBIÉN: Dubái construye una nueva ciudad basada en la sostenibilidad

LEER TAMBIÉN: El compromiso de H&M con la sostenibilidad e innovación

LEER TAMBIÉN: 5 motivos para que Europa ponga en marcha la artillería fiscal y potenciar la sostenibilidad de los mercados

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. ciudad sostenible
  2. Ciudades Inteligentes
  3. sostenibilidad
  4. Medio Ambiente
  5. Trending
  6. Top