Pasar al contenido principal

Clásico: el FC Barcelona deja muy atrás al Madrid en la Liga

clasico madrid barça: CR7
Cristiano trata de fajarse de Sergi Roberto EFE

El año pasado, el FC Barcelona ganó el primer Clásico con claridad y acabó perdiendo la Liga, pero este la cosa tiene otra pinta y sobre todo está el hecho de que, ahora mismo -con un partido menos-, la diferencia de puntos entre Barça y Madrid sea de 14, no da demasiadas esperanzas a los blancos en Liga. 

Abajo puedes ver la crónica de la primera parte del Clásico porque, claramente, fueron dos partidos. Y aquí todos los datos del primer Clásico. Las imprecisiones del Madrid en la segunda parte lo han condenado y tampoco se puede decir que la pena fuera excesiva porque el Barça subió su velocidad y falló bastantes ocasiones. 

Luis Suárez demostró que ha recuperado su mejor forma tras casi un año, el gol que consiguió marcar en el minuto 10 de la segunda parte y una ocasión clara que falló poco después dejaron un poco frío al Real Madrid al comienzo e la segunda parte.

clásico messi
Messi protesta al árbitro las numerosas faltas del Real Madrid EFE

Pero lo peor llegó después, en un aluvión de errores blancos y llegadas blaugrana que, por suerte para el Madrid, se saldaron solo con el 0-2. Eso sí, habría de llegar con un penalti por manos de Carvajal que supuso su expulsión, lo que trastocó los planes de Zidane que estaba a punto de sustituir a dos jugadores. 

Tras un auténtico recital, Valverde cambió a Iniesta por Semedo en el 75. Antes había entrado Bale y Asensio por Kovacic y Casemiro. Hacia el último cuarto de hora, a pesar de la inferioridad numérica y de las llegadas del Barcelona, el efecto Bernabéu apareció y el Madrid empezó a acercarse con mucho más peligro

Ter Stegen y Keylor Navas fueron de los mejores de sus equipos, sobre todo en el caso del segundo, porque salvaron numerosas ocasiones también en la segunda parte. Sin embargo, lo más preocupante para el Real Madrid no es ni el resultado, ni la posición en la clasificación, sino la sensación de impotencia mostrada en los últimos minutos de la segunda parte del Clásico. 

Messi ha vuelto a dar un recital y se permitió dejarle varios balones de gol a André Gomes que el portugués no consiguió convertir. Sí lo hizo Aleix Vidal en un nuevo regalo del 10 del Barça para cerrar el marcador con el 0-3 final. Un resultado que "nos duele mucho", reconocía Zidane

Primera parte del Clásico, claramente blanca

clásico iniesta y modric
Iniesta y Modric se disputan un balón dividido EFE

El Real Madrid empezó el Clásico como el corresponde a un equipo que aspira a ganar de nuevo la Liga y está a 11 puntos del líder. El nivel físico de los de Zidane volvía a ser la clave en un Madrid que circulaba la pelota con mucha más velocidad que el Barça, fallón incluso en algunas entregas. 

Sin llegar con peligro, el Madrid agobiaba al Barcelona, aunque algunos fallos de Daniel Carvajal generaron situaciones de incertidumbre en la zaga del equipo blanco. El Madrid tuvo su primera gran ocasión en el minuto 10 cuando, tras un fallo de Cristiano Ronaldo en el remate, Iniesta despejó un balón que le quedaba franco a Carvajal que acabó rematando en el tobillo del capitán del Barça. 

La duda hasta el minuto 15 era ver si el Real Madrid aguantaría un ritmo que recordaba al que mantuvo frente al Barça en la Supercopa de España y le valió pasar por encima de los culés. Por entonces, los de Messi intentaron empezar a matar el partido, se veía claro que el Madrid es superior en un ritmo alto.

El Barça se acercaba, pero el Madrid mordía, sobre todo porque Kovacic sacaba oro de su presión sobre Busquets. El Barcelona tenía incluso menos posesión, aunque en el minuto 30, Paulinho falló un pase de la muerte de Messi, que Keylor logró despejar con un paredón por milímetros. Al poco, Ter Stegen hizo otro despeje increíble. Vaya dos porteros. 

Otra parada de Navas y un remate al palo de Karim Bezemá fueron lo mejor de lo que dejó el primer tiempo. Eso y ver a Modric y a Iniesta cada uno en sus respectivos equipos. El francés se había ido con demasiada facilidad de Vermaelen. 

Te puede interesar