Pasar al contenido principal

La clave para jubilarte antes de tiempo sin tener en cuenta ingresos, según un abogado que renunció a su trabajo a los 49 años

Rob Berger es el fundador del sitio de finanzas personales DoughRoller.net.
Cortesía de Rob Berger.
  • Rob Berger, editor adjunto de Forbes, se retiró de su trabajo de abogado a los 49 años después de ahorrar una cantidad equivalente a 25 veces sus gastos anuales — el número mágico para lograr la independencia financiera.

  • Berger mantenía sus gastos relativamente bajos, lo que significaba dos cosas: podía ahorrar más de sus ingresos cada año y, por lo tanto, necesitaba un nido de ahorros más pequeño para dejar el trabajo.

  • "Estamos condicionados a definir el éxito financiero basándonos en un sueldo alto. Sin embargo, la libertad financiera depende de cuánto gastas, no de cuánto ganas", escribe Berger en su nuevo libro "Retire Before Mom and Dad" ("Jubilarse antes que mamá y papá" por su traducción al español).

  • Descubre más historias en Business Insider España.

En su nuevo libro "Retire Before Mom and Dad" ("Jubilarse antes que mamá y papá"), Rob Berger, un editor adjunto de Forbes, dice que los ingresos tienen mucho menos que ver con lograr la independencia financiera de lo que creemos.

Berger, que creó el sitio de finanzas personales DoughRoller.net, se retiró a los 49 años de su carrera como abogado.

En ese momento había ahorrado (e invertido) una cantidad equivalente a 25 años de sus gastos anualesel número mágico para alcanzar la independencia financiera, escribe.

"El nivel 7 es la máxima libertad financiera. Es aquí donde puedes retirarte completamente del trabajo si así lo deseas", escribe Berger. "O, si eres como yo, puedes trabajar en proyectos que te encantan mientras sigues ganando dinero. La elección es tuya".

Pero Berger dice que un salario alto no explica su capacidad de dejar el trabajo antes que la persona promedio. La cantidad que necesitaba ahorrar dependía de cuánto gastaba cada año, y mantenía sus gastos relativamente bajos.

"Estamos condicionados a definir el éxito financiero basándonos en un sueldo alto. Sin embargo, la libertad financiera depende de cuánto se gasta, no de cuánto se gana", escribe Berger. Sin duda, aumentar tus ingresos puede ser una herramienta increíblemente valiosa para crear riqueza. Si tus gastos se mantienen al mismo nivel, ganar más puede disparar tu tasa de ahorro y ponerlo en la vía rápida hacia la jubilación anticipada.

Echa un vistazo a los siete niveles de Berger para alcanzar la libertad financiera:

  • Nivel 1: un mes de gastos ahorrados

  • Nivel 2: 3 meses de gastos ahorrados

  • Nivel 3: 6 meses de gastos ahorrados

  • Nivel 4: un año de gastos ahorrados

  • Nivel 5: 5 años de gastos ahorrados

  • Nivel 6: 10 años de gastos ahorrados

  • Nivel 7: 25 años de gastos ahorrados

El nivel final se basa en la "pauta" del 4%, dice. La pauta del 4% nos dice que cuando invertimos una cantidad igual a 25 veces lo que gastamos en un año dado, podremos retirar indefinidamente el 4% de ese fondo de reserva cada año a partir de entonces (asumiendo que ganamos la tasa promedio de rendimiento de nuestras inversiones).

Para obtener tu número de libertad financiera, puedes multiplicar tus gastos anuales por 25 (ej. 50,.000 dólares x 25 = 1.250.000 dólares) o dividir tus gastos anuales por 4% (ej. 50.000/0.04 = 1.250.000 dólares).

"Los 7 niveles son los mismos tanto si eres un profesor que gana 40.000 dólares al año como si LeBron James gana 50 millones de dólares", escribe Berger. "El tiempo que te toma alcanzar cada nivel depende enteramente de qué porcentaje de tus ingresos gastas y ahorras, no de cuánto ganas. Un profesor que ahorra el 10% de sus ingresos alcanzará el nivel 7 en el mismo número de años que le llevaría a LeBron James ahorrar el 10% de su salario".

Leer más: Me retiré a los 30 siendo millonario: la clave para ser rico rápido se basa en un consejo que incluso los asesores financieros olvidan

Ahora, usando el ejemplo de Berger, si James y el profesor tuvieran gastos por un total de 30.000 dólares al año, la estrella del baloncesto alcanzaría la libertad financiera mucho antes. Pero ese es un escenario improbable.

"Eso no quiere decir que los ingresos sean irrelevantes", escribe Berger. "Pero la libertad financiera se trata ante todo de nuestros gastos, no de nuestros ingresos".

Y además