Claves para ahorrar dinero cada mes y retirarte con 300.000 euros

Cuánto dinero debes ahorrar cada mes si cobras 30.000 euros

GettyImages

  • ¿Cuál es la fórmula para conseguir retirarte con 300.000 euros y así poder tener una tranquilidad económica? Inicialmente depende de la edad que tengas, puesto que no es lo mismo tener esa meta financiera con 30 años que con 50.
  • Aquí puedes encontrar varias claves destacadas para ir apartando dinero y retirarte con ese objetivo de 300.000 euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

El ahorro es fundamental siempre para tener unas finanzas personales estables. Pero más aún cuando el horizonte es más amplio.

Cuando se piensa en la jubilación tener hábitos para ahorrar dinero es esencial. Planificación financiera, presupuesto, automatización del dinero que necesitas apartas, recortar el gasto… Todo suma a la hora de conseguir los objetivos económicos particulares para lograr la ansiada libertad financiera sin perjudicar la salud de tu economía

Con la situación de las pensiones en España, que cada vez presenta más dudas sobre la sostenibilidad a varios años vista, los expertos consideran que un ahorro temprano puede ayudar a un retiro tranquilo. 

Muchos ahorradores, bajo esta premisa, piensan, al igual que las hormigas, que el largo invierno puede llegar y comprometer su estabilidad. Por eso es clave pensar en cómo se puede ahorrar. 

Algunos incluso, piensan poder retirarse con 300.000 euros al final de su carrera. Pero, ¿es esto posible? ¿Hay algunas claves que seguir?

Hay que ir por partes. De inicio, depende de la edad que tengas, puesto que no es lo mismo tener ese objetivo a los 20 años que a los 60 y ya al borde de jubilarte. Hay diferencias notables entre el horizonte de ahorro e inversión y también del riesgo que se tiene que asumir. 

Según explican los expertos de Deutsche Bank: “Cuanto antes se empiece a ahorrar, mejor, pues el ahorro sistemático permite, con un menor esfuerzo, alcanzar un capital final suficiente como para constituir una renta que complemente la pensión pública”

En este sentido, el nivel de esfuerzo que tiene que asumir una persona de 30 años o menos frente a un individuo que ya ha cumplido los 50 años es menor. Es más fácil conseguir las metas financieras cuando se construyen las estrategias de ahorro con más tiempo. 

Además, una persona joven puede aceptar mucha más volatilidad en sus inversiones invirtiendo en planes de renta variable para obtener una mejor rentabilidad a largo plazo. Con el paso del tiempo y al acercarse a la jubilación, se puede mover su cartera hacia activos más defensivos. 

Así, es importante ver cuáles son las principales claves para retirarte con una cantidad de 300.000 euros y así vivir una jubilación tranquila

Algunos de los que aparecen a continuación, aunque resultan una obviedad, son bastante útiles. 

Así puedes ganar dinero para alcanzar tus objetivos financieros

La pregunta clave es: ¿qué puedes hacer para aumentar el dinero ahorrado y así contar con un buen colchón con el que ir invirtiendo? La base de todo se encuentra en que, en un empleo tradicional, tu salario lo determina esta fórmula:

Sueldo anual = Horas trabajadas al año * Salario por hora

De este modo, terminar tu vida laboral con centenares de miles de euros con esta ecuación es casi una quimera a nivel individual. ¿Por qué? Básicamente porque, si te dedicases el 100% a tu actividad laboral, esa variable de la fórmula tiene un tope teórico de 24 (que en realidad es más bajo, ya que comer, dormir y vivir son improductivos desde el punto de vista de recibir ingresos). 

A ello hay que sumarle que tu sueldo lo fija tu empresa. No depende de ti. Tampoco los futuros ascensos tampoco te van a servir de mucho, puesto que van a suponer un incremento muy pequeño en el capital que percibes cada mes. Por tanto, hay que fijarse en otras posibilidades y tácticas que faciliten el ahorro. 

Una de las claves que pueden ayudarte a generar un dinero extra cada mes son los llamados ingresos pasivos. Estos no son otros que el dinero que ganas de una manera que requiere poco o ningún esfuerzo diario para mantenerlo. 

Por ejemplo, el marketing de afiliación, la monetización de un blog, o el negocio inmobiliario pueden echarte un buen cable en este espacio.

Por el contrario, la principal estrategia que aconsejan los planificadores financieros es que ahorres e inviertas cuanto antes dinero mensualmente pensando en tu jubilación

Una de las posibilidades es que hagas transferencias automáticas cada mes como un gasto fijo más para que así no cuentes con esa cantidad una vez que te llega la nómina. 

Tras haber apartado las cantidades concretas capital, después llega el instante esencial: invertirlo para que genere rentabilidades a varios años vista

Esto se puede realizar a través de fondos de inversión, planes de pensiones, o complementando ambos, que es la fórmula que suele recomendar la mayoría de los asesores financieros. 

La duda es qué rentabilidades necesitas tener en términos anuales para conseguir los 300.000 euros antes de que se produzca tu jubilación. 

Pues la realidad es que va a depender de las aportaciones mensuales que hagas, así como del nivel de riesgo que estés dispuesto a tener. Si piensas, por ejemplo, en un esquema temporal de 20 años y empleando 300 euros al mes, necesitarías rentabilidades anuales del 10,4%. Un porcentaje que quizá sea bastante difícil de conseguir año tras año. 

Por el contrario, este porcentaje se reduciría al 3% de rendimiento anual si aportas algo más de 600 euros mensuales durante 30 años, lo cual podría resultar bastante asumible. 

A este respecto es bastante positivo que recurras a un asesor financiero para que le plantees tus dudas y tus objetivos en materia financiera. Casi todos te recomendarán que diversifiques el dinero que destines a invertir y que planifiques con bastante cautela. Muchas veces tenemos ideas que pueden no ajustarse a la realidad de los mercados.

Según apuntaba a Business Insider España José Manuel García Rolán, Independent Private Banker en Andbank, existen, como poco 5 fórmulas con las que puedes diversificar tus inversiones: usando diferentes clases activos, invirtiendo en varias áreas geográficas, invirtiendo en diferentes sectores, o diversificar con distintas clases de títulos.

Los vehículos en los que se ha de diversificar cambiarán sustancialmente con la edad, pero la idea es, en efecto, seguir una planificación y un método. A menos edad, por ejemplo, se podrá tener una mayor exposición a la renta variable (superior, incluso, al 70%), mientras que cuando te acerques a la jubilación el principal objetivo es el de preservar capital, por lo que tu dinero deberá invertirse más defensivamente (en renta fija y productos mixtos). 

Por consiguiente, aunque esta meta que te has trazado pueda parecer irrealizable en un principio, con la estrategia y mentalidad adecuada se puede conseguir. Únicamente necesitas tener prudencia. Además, tampoco descartes recurrir a la figura del asesoramiento financiero, ya que puede suponer un plus en tu toma de decisiones.

Otros artículos interesantes:

5 razones por lo que es mejor utilizar la tarjeta de crédito cuando vas de viaje

Amortizar deuda o invertir tu dinero: las claves para saber qué es lo mejor para tus finanzas

¿Se puede vender un piso con deudas pendientes? Todas las respuestas que debes conocer

Te recomendamos

Y además