Pasar al contenido principal

Las claves de la economía española en 2018: paro, vivienda, euríbor

En 2018 habrá que estar pendientes de varios temas económicos.
En 2018 habrá que estar pendientes de varios temas económicos. Photo by Carl Raw on Unsplash

Comienza 2018 y cuando se cumplen diez años del comienzo de la gran crisis económica la economía sigue marcando nuestras agendas. Entre las claves económicas de 2018 estará la evolución del paro, el precio de la vivienda, cuánto nos costará alquiler o si el Euríbor seguirá bajando. Unos datos que se desarrollarán en un entorno económico, donde a pesar de las tensiones catalanas, el PIB volvió a crecer a ritmos del 3%.  

La incertidumbre sobre lo que iba a ocurrir en Cataluña marcó los últimos meses de 2017, a pesar de esta situación el PIB subió un 0,8% en el cuarto trimestre del año. El presidente el Gobierno, Mariano Rajoy, adelantó esta semana que el crecimiento de la economía fue de un 3,1% en el año. Aunque los datos macroeconómicos son positivos, la recuperación está tardando en calar hasta los trabajadores con una cifra de paro todavía elevada doblando la media de la zona del Euro. A lo que se suma una tasa de paro juvenil en España que quintuplica el de Alemania y triplica el de Reino Unido

En los mercados, la bolsa cerró 2017 con un repunte final del 7%. La primera subida en tres años, aunque por detrás de otros índices y con un crecimiento menor al que tenía el selectivo en noviembre cuando acumulaba una subida del 10%. Partiendo de esta base, la economía afronta un 2018 con varios retos por delante.  

¿Seguirá bajando el Euríbor? 

La mayor parte de las hipotecas españolas están referencias a este indicador, aunque cada vez va creciendo más el porcentaje de préstamos para vivienda que se firma a tipo fijo. El Euríbor acumula 22 meses cerrando en negativo desde que en febrero de 2016 acabara el año en -0,008%. Unos números rojos que se han ido incrementando con el paso de los meses y que llevó a que el euríbor cerrara diciembre de 2017 en -0,19%. La evolución de los tipos de interés estará marcada en el terreno macroeconómico por cómo se comporten los bancos centrales.

Los bancos centrales son quienes marcan el camino al establecer el tipo de interés al que prestan a los bancos comerciales, donde cada uno domicilia su nómina o tiene su tarjeta. El Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés al 0% con la capacidad de depósito (el dato que marca el precio que les cobra a los bancos por tener dinero depositado en él) en negativo. El año que viene será clave para saber si el BCE decide subir los tipos de interés, algo que tendría impacto en los intereses que marcan los bancos comerciales, siguiendo los pasos de la Reserva Federal. Janet Yellen se despidió de la FED con una subida de tipos a finales de año y la previsión de tres nuevos repuntes en 2018. 

Qué pasará con el paro 

La economía avanza, pero los datos de crecimiento económico siguen sin reflejarse en el empleo. El paro sigue siendo una de las asignaturas pendientes en la economía española. Los últimos datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) muestran que la tasa de España se sitúa en el 16,7% doblando la media de la eurozona situada en el 8,7%. Este dato está en el 7,3% si se toma en consideración todos los países de la UE. 

¿Qué niveles marcará el próximo año? La previsión del panel de expertos de Funcas se sitúa en el 15,1% para 2018. Otro de los retos será ver qué tipo de empleo se crea. Hasta ahora la creación de puestos de trabajo está marcada por la temporalidad

El precio de la vivienda 

El mercado inmobiliario seguirá siendo una de las preocupaciones de los españoles en 2018. El precio de la vivienda subió un 6,7% en el tercer trimestre de 2017, un incremento que fue el mayor en diez años. A pesar de lo llamativo del dato, hay que tener en cuenta que el mercado de la vivienda durante la crisis se ha movido en una cifras muy bajas por lo que hay que analizar estas subidas en ese contexto. Además, hay que tener en cuenta que el mercado inmobiliario español se mueve a dos velocidades: por un lado las grandes ciudades con Madrid y Barcelona tirando de los precios y por otro el resto de España donde las subidas son más limitadas.  

Los expertos esperan que en 2018 se siga aumentando el ritmo de las operaciones, un dato que todavía está lejos del pico de la burbuja cuando se cerraban 1.200.000 operaciones. En su último informe BBVA Research estima que este año se cierren 550.000 operaciones. Este incremento de compraventas impulsará la subida de precios un 5% anual y elevará la firma de visados hasta el entorno de los 92.000. 

Leer más: Para comprar una vivienda se necesitan 7,6 años de sueldo

Cuánto costará alquilar 

El alquiler cada vez tiene más peso dentro de la forma de acceso a la vivienda por parte de los españoles, aunque todavía está lejos de la media europea. Las dificultades para poder comprar derivadas del cierre del crédito por parte de los bancos y al aumento de los requisitos para conseguir una hipoteca ha supuesto un aumento de las personas que deciden vivir de alquiler. Esto ha llevado a que suban los precios, sobre todo, en las grandes ciudades y en las islas. 

El balance del portal inmobiliario Idealista de 2017 apuntaba que el año pasado el precio de la vivienda en alquiler en España subió un 18,4% aunque se moderaron los repuntes en el último trimestre del año. Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, en un análisis sobre el mercado de la vivienda para 2018 explica que seguirá hablándose del alquiler, en un mercado donde ha aumentado la oferta.

Respecto al precio apunta que "tras años de intensas subida parece que los propietarios empiezan a encontrar techo a sus expectativas aunque los precios evolucionan de manera muy distinta dependiendo de qué zonas analicemos: Las subidas interanuales más relevantes vienen protagonizadas por los mercados no principales, como Las Palmas, Girona o Málaga, que en 2017 han comenzado a ajustar sus precio al alza. Barcelona y Madrid, sin embargo, han moderado sus subidas en 2017 frente a años anteriores y “solo” suben un 5,4% y un 10,7% respectivamente". 

Récords turísticos 

Sin llegar a tener datos de final de año, hasta noviembre ya habían llegado a España 77,8 millones de turistas. Una cifra que supone ya 2,5 millones más que en todo 2016 cuando se volvió a registrar un máximo histórico de 75,3 millones de visitantes extranjeros. En la cumbre de Roma, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó para sacar pecho y adelantó el dato de cierre de año que alcanzaría los 82 millones de visitantes extranjeros.

El turismo se ha convertido en la locomotora económica de España con lo que eso conlleva tanto positivo como el gasto de turistas extranjeros en nuestro país o el aumento de puestos de trabajo, como lo negativo como la existencia de un mercado laboral marcado por la temporalidad o los récords turísticos convirtiéndose en lo que algunos denominan turismofobia en algunas ciudades.

En parte, los récords turísticos de España se han debido a que nuestro país se ha convertido en un destino alternativo a los países del norte de África y Turquía atacados por el terrorismo. El principal lobby turístico de España, Exceltur, apuntaba hace unos meses que estos destinos comenzaban a recuperarse. Además, señalaba como posibles incertidumbres para este año la evolución del turismo británico (principal mercado emisor de turistas a España) tras el Brexit. 

Leer más: Más de 3.000 empresas trasladan su sede fuera de Cataluña: cómo afecta a la economía 

La crisis política de Cataluña  

La última parte de 2017 estuvo marcada por la crisis política catalana. El referéndum convocado el 1 de octubre por la Generalitat sin el permiso del Gobierno junto con los acontecimientos posteriores, sobre todo, la amenaza de una declaración de independencia unilateral (DUI) desestabilizaron el entorno. Por el momento, el impacto de estos hechos sobre el PIB español ha sido limitado, aunque sí que algunos de los indicadores económicos de la región se vieron afectados viviendo una ralentización de la economía catalana, según el Banco de España.

El resultado de las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017 no acabó de despejar completamente el escenario con unos resultados muy polarizados. La cita electoral dejó varias incógnitas sin despejar que deberán ir resolviéndose conforme avance el año y podrán también tener un impacto sobre la economía. 

La evolución del PIB 

Las previsiones de los analistas seguirán pendientes de cómo evoluciona la economía española y si los vientos de cola siguen impulsando el crecimiento. En el último informe del servicio de estudios de Caixabank donde analizan las perspectivas para 2018 consideran que "la senda expansiva tendrá continuidad con un patrón de crecimiento más equilibrado".

En este texto señalan que este será "fruto de la desaceleración prevista de la demanda interna (por el menor empuje de factores temporales, como el bajo precio del petróleo, la rebaja fiscal y la materialización de decisiones de compra y de inversión pospuestas durante la crisis) y una mayor contribución del sector exterior, empujado por la buena dinámica de la economía global y las ganancias de competitividad del sector exportador español". 

¿Volverá a subir el Ibex 35? 

El Ibex 35 cerró el año con una subida del 7% después de tres años cerrando en negativo. Este ejercicio habrá que ver que hace la bolsa española en un contexto internacional donde los mercados estadounidenses son los que registran mayores repuntes. El Dow Jones estadounidense está registrando máximos históricos en este comienzo de 2018. En el informe anual de BME, los expertos consideraban que los mercados norteamericanos han vuelto a mostrar una "evolución muy brillante con el apoyo del buen comportamiento generalizado de la economía mundial norteamericana a pesar del sesgo restrictivo que va tomando la política monetaria de la Reserva Federal". 

Te puede interesar

Lo más popular