Pasar al contenido principal

Claves para entender cómo funcionan los 5 niveles de conducción autónoma

Coche autónomo
GettyImages
  • La conducción autónoma camina con paso firme hacia un futuro todavía incierto pero cada vez más cercano.
  • Los cinco niveles de conducción autónoma marcan la tecnología aplicada y el trabajo que debe hacer el humano sobre la conducción.
  • El 76% de los españoles se ven en un coche autónomo en los próximos 5 años. ¿Realidad o fantasía?

Los niveles de la conducción autónoma son clave tanto para entender la evolución de la tecnología como para saber en qué punto nos encontramos en cada momento.

El objetivo es claro: dejar al humano como un mero espectador de la conducción y dotar al vehículo de la capacidad de conducir de una manera más organizada, inteligente y segura.

¿El fin de los atascos y de los accidentes? En eso consiste la idea. 

¿Fantasía o realidad? Tengo la sensación de que en España todavía está lejos ese momento en el que la gente acepte que un robot conduzca por ti. Cuando conversas con la gente, parece que el coche autónomo es algo muy lejano, pero ojo con las cifras que apuntan en el estudio ‘Españoles ante la nueva movilidad’: el 46% de los consultados afirman que sí se ven como un usuario de coche autónomo a día de hoy. 

Esto significa que casi la mitad de los conductores verían con buenos ojos la implantación del coche autónomo hoy mismo, mientras que un 30% más afirma que lo ve bien en un plazo de cinco años. Tan solo el 25% de los encuestados contesta que no se imagina al coche como un salón de té conducido por un ordenador.

Para saber mejor dónde estamos en cada momento, el estándar SAE J 3016 establece y deja claras las diferentes fases o niveles de conducción autónoma:

Nivel 0 de conducción autónoma

7 minutos de puro placer a bordo de un Ferrari 250 GTO

Es el más fácil de entender: el vehículo carece de ayudas electrónicas a la conducción y todas las tareas son llevadas a cabo por el humano.

Hoy, pocos coches encontramos dentro de un Nivel 0 de conducción autónoma, ya que por muy ligeras que sean las ayudas, cualquier coche tiene elementos como el control de crucero, que permite al vehículo mantener una velocidad constante sin necesidad de pisar el acelerador.

En este caso el humano ya estaría dejando de hacer una tarea, por lo que ya no podría considerarse como Nivel 0.

En este nivel, todas las funciones de conducción son realizadas por el hombre.
 

Nivel 1 de conducción autónoma

Seat asistente de cambio involuntario de carril
Seat asistente de cambio involuntario de carril

En este nivel el conductor sigue siendo protagonista absoluto del manejo del vehículo pero ya cuenta con ayuda electrónica, adaptada para facilitarle la vida.

El coche puede incorporar elementos que automaticen una función de movimiento longitudinal o lateral, pero no los dos a la vez. Por ejemplo: el coche puede acelerar y frenar solo, pero ese mismo sistema no permite cambios de carril. No obstante, sí puede contar con otro elemento que reconozca las líneas del carril y permita al coche girar solo, aunque con limitaciones.

El vehículo puede reconocer los vehículos que le rodean pero no cuenta con un sistema capaz de reconocer e interactuar con los elementos a su alrededor.

En el nivel 1 de conducción autónoma se encuentran muchos de los coches actuales en el mercado.

Nivel 2 de conducción autónoma

Cámaras Eyesight

El nivel 2 de conducción autónoma ya es más interesante, ya que el vehículo sí puede gestionar de manera simultánea los movimientos longitudinales y laterales.

No obstante, el conductor tiene que estar constantemente pendiente de su entorno, ya que el vehículo todavía no cuenta con un interfaz completo que permita reaccionar ante imprevistos que pueden ocurrir a su alrededor.

En este nivel también se pueden englobar aquellos coches que pueden aparcar solos, ya que el sistema es capaz de analizar el entorno y actuar tanto sobre los pedales como sobre la dirección. Esta es la clave para entender el Nivel 2 de conducción autónoma.

Nivel 3 de conducción autónoma

BMW Serie 7
BMW

El principal elemento diferenciador del nivel 3 de conducción autónoma es que el vehículo ya es capaz de interactuar con su entorno, gracias en parte a la inteligencia artificial con la que cuenta.

El conductor ya pasa a ser otra cosa, concretamente un ‘usuario preparado para intervenir’.

El vehículo es capaz de circular de manera completamente autónoma pero todavía puede tener limitaciones de uso, por lo que el conductor no se puede olvidar de manera completa de la conducción y siempre debe estar presente y preparado para actuar ante cualquier problema o fallo del sistema.

Nivel 4 de conducción autónoma

lujo tecnologia procesador camaras radar lidar autonomos conduccion bosch

Punto de inflexión. El conductor desaparece.

El nivel 4 de conducción autónoma será el nivel más popular cuando se empiece a comercializar los más avanzados sistemas de conducción autónoma que están desarrollando a día de hoy.

La figura del conductor desaparece, ya que el vehículo cuenta con medidas de seguridad propias en caso de fallo.

Muchos de los elementos del coche están duplicados para asegurar que si falla uno, el otro puede llevar el vehículo hasta aparcar en una zona segura.

Personalmente creo que, pese a que este tipo de vehículos ya pueden empezar a prescindir del volante o de los pedales, las marcas seguirán incluyendo estos para poder elegir un uso mixto, entre completamente autónomo o con un uso al volante todavía intensivo. El nivel 4 de conducción autónoma permitirá dejar el control total al coche.

Nivel 5 de conducción autónoma

coche autónomo Google

Conducción autónoma total y completa en cualquier circunstancia.

En este nivel, el coche carece de cualquier elemento de conducción y probablemente podrán moverse en solitario con total autonomía.

Los vehículos serán una especie de cápsula sin alma que simplemente transportará a los pasajeros de un punto a otro. El paradigma de la conducción autónoma, el sueño de los seguidores de esta tecnología. Todos los vehículos, además de analizar su entorno, probablemente estarán conectados entre sí para crear una red de vehículos en constante movimiento.

Adiós a los atascos, adiós a los accidentes, adiós a la figura del conductor (aunque esta ya se había despedido en el nivel anterior).

Ahora bien: ¿cuándo llegará la conducción autónoma a España? La tecnología está sobre la mesa. El nivel 3 de conducción autónoma ya está en marcha y coches a la última en tecnología como el nuevo Audi A8 ya cuentan con inteligencia artificial y son capaces de interactuar con su entorno. Los integrantes en este nivel crecerán notablemente en los próximos años, especialmente en el segmento de alta gama. Estos vehículos podrán circular solos en determinadas circunstancias, pero siempre bajo la vigilancia de la figura del conductor. 

Te puede interesar