Combinar tecnología y ciencia, una gran determinación y asumir riesgos: las claves del éxito de la vacuna de BioNTech, según su creador y CEO Ugur Sahin

Özlem Türeci y Ugur Sahin, fundadores de BioNTech.
Özlem Türeci y Ugur Sahin, fundadores de BioNTech.

Biontech

  • La vacuna contra el coronavirus desarrollada por el equipo de BioNTech liderado por Ugur Sahin y Özlem Türeci fue la primera aprobada en todo el mundo.
  • Gracias a su aportación, ambos consiguieron hacerse con el premio Axel Springer y ahora Ugur Sahin ha explicado a Business Insider cómo abordó el desarrollo de la vacuna y cómo logró hacerlo en tiempo récord.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hace un año casi nadie había oído hablar de la pequeña empresa BioNTech con sede en Mainz, Alemania. Hoy, la compañía está en boca de todos gracias a su vacuna de ARNm, BNT162b2, convirtiéndose en la primera vacuna contra el coronavirus de la historia.

Con una efectividad comprobada del 97%, se ha convertido en un logro a nivel mundial que salvará vidas gracias a su rapidez en términos de accesibilidad, pero sin la necesidad de correr riesgos considerables. 

Sus creadores, la pareja de médicos Ugur Sahin y Özlem Türeci, obtuvieron el pasado jueves el Premio Axel Springer por su labor incalculable a la humanidad.

Desaparecen 30.020 dosis de la vacuna de Moderna y Pfizer y BioNTech del informe de Sanidad

En una entrevista con Business Insider, Ugur Sahin ha explicado cómo BioNTech, en asociación con Pfizer, consiguió superar varios desafíos cruciales y cómo su vacuna ha conseguido salir al mercado en tiempo récord.

Los 3 ingredientes para una vacuna de éxito

¿La vacuna de Pfizer produce insomnio? Reacciones adversas que puede provocar

Dado Ruvic/Reuters

El primer paso para conseguir desarrollar una vacuna efectiva a contra reloj es combinar ciencia y tecnología, unida a una larga experiencia en el sector.

"Debido a nuestras décadas de investigación en tecnologías de ARNm en el campo de la medicina individual contra el cáncer, teníamos el conocimiento y los medios para desarrollar vacunas de ARNm hechas a medida en unas pocas semanas", explica Sahin. "Como inmunólogos, pudimos definir con precisión cómo la vacuna de ARNm debería alinear el sistema inmunitario contra el virus, lo habíamos hecho cientos de veces".

Pero tener los medios no serviría de nada si el proyecto no cuenta con un equipo detrás totalmente involucrado y con capacidad para asumir riesgos.

Pfizer y BioNTech podrían aumentar su capacidad de fabricación a 3.000 millones de dosis de cara al año que viene

"Habíamos decidido conjuntamente en la junta directiva y la junta supervisora realinear nuestra investigación e invertir recursos considerables en el proyecto", añade el creador de BioNTech. "No había garantía de éxito, pero no queríamos dejar piedra sin remover, porque sabíamos que podíamos marcar la diferencia. Era nuestro deber ayudar".

Con turnos autocoordinados 24/7, los científicos trabajaban incansablemente, pero de esta forma consiguieron abordar los procesos de creación en paralelo, en vez de secuencialmente. Por tanto, un proceso que podría durar unos 10 años se redujo a unas pocas semanas, ya que "la velocidad es extremadamente importante en una pandemia".

"Para crear una vacuna de ARNm solo necesito un biorreactor de 50 litros con el que pueda producir el ARNm", explica Sahin. "En principio, se puede hacer una vacuna de ARNm en una sola semana, pero los controles de calidad tardan algunas semanas en completarse".

La "abrumadora efectividad" de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 podría poner fin a la pandemia, según un estudio de Israel

Además, gracias a un diálogo inicial con las autoridades reguladoras y varios gobiernos, la vacuna de BioNTech consiguió ver la luz antes de lo esperado.

"Perseguimos sin descanso el principio de minimizar los tiempos de desarrollo sin tomar atajos, confiando en las habilidades de nuestro excelente equipo y en el hecho de que la ciencia nos guiaría", argumenta Sahin. "Nuestras asociaciones con Pfizer, Fosun y otras empresas han aumentado el alcance internacional a través de la experiencia complementaria". 

Y es que esta vacuna fue bautizada como Lightspeed para dar a entender que no tenían intención de perder el tiempo, sino que cada día y cada hora cuentan.

Unos investigadores multimillonarios a los que no les importa el dinero

Tanto Özlem Türeci como Uğur Şahin ya eran expertos en tecnología de ARNm tras trabajar en el sector durante 20 años. 

Tras publicar cientos de artículos científicos y registrar innumerables patentes, ambos han conseguido darse a conocer mundialmente gracias a la vacuna contra el coronavirus de la empresa BioNTech, lo que les ha llevado a amasar una cantidad considerable de dinero.

A principios de octubre, Welt am Sonntag publicó una lista de las personas más ricas de Alemania, donde ambos ocupaban el puesto 93, con una riqueza valorada entre 650 millones y 2.400 millones de euros, una cantidad que se ha cuadriplicado en muy poco tiempo.

Los ejecutivos de Pfizer aseguran que existe una "oportunidad significativa" para aumentar los precios de su vacuna contra el COVID-19

Sin embargo, la monetización nunca ha estado en primer plano para ellos, sino que pretenden construir algo sostenible y permanente, con nuevas y mejores terapias, según informa el inversor Thomas Strüngmann en una entrevista con Handelsblatt.

Con raíces turcas, ambos emigraron a Alemania para estudiar medicina y desde entonces ambos han dedicado su vida a la investigación contra el cáncer y la inmunología. 

Juntos consiguieron fundaron Ganymed Pharmaceuticals en 2001, una empresa biofarmacéutica especializada en fármacos de anticuerpos contra tumores y 7 años más tarde nació BioNTech, la empresa dedicada a la investigación de ingredientes médicos y activos.

Todas las diferencias que debes conocer entre la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson y las de Pfizer o Moderna

De momento, la empresa espera tener datos reales sobre la inmunidad de la vacuna en un período de unos 6 meses, aunque Sahin incide en que no cree que se consiga alcanzar la inmunidad colectiva en el corto plazo.

"Hay que tener en cuenta que tenemos una estructura de edad completamente diferente en Europa, donde la mortalidad es enormemente más alta que en regiones como África, donde la edad promedio es de 18 o 19 años", concluye el médico. "Debido a esto, no obtendríamos inmunidad colectiva sin tener que enfrentar enormes consecuencias".

Otros artículos interesantes:

Desaparecen 30.020 dosis de la vacuna de Moderna y Pfizer y BioNTech del informe de Sanidad

Pfizer y BioNTech podrían aumentar su capacidad de fabricación a 3.000 millones de dosis de cara al año que viene

La "abrumadora efectividad" de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 podría poner fin a la pandemia, según un estudio de Israel