Pasar al contenido principal

Boom biotecnológico a la vista: Caixa Capital Risc, Inveready e Ysios anticipan un mayor apetito inversor y nuevas oportunidades

Científica en laboratorio
Reuters

  • La pandemia de coronavirus está impulsando la investigación científica y ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con soluciones innovadoras para responder a los problemas sanitarios.
  • Business Insider España ha hablado con los fondos de inversiones españoles especializados en biotecnología para descubrir cuáles son las claves para invertir en un sector que saldrá reforzado de la pandemia de coronavirus. 
  • "Esperamos ver un mayor apoyo por parte de los diferentes actores hacia la biotecnología y sectores relacionados, por lo que a medio plazo podríamos ver un incremento significativo de nuevas oportunidades de negocio", señala  Pablo Cironi, responsable de Ciencias de la Vida de Caixa Capital Risc. 
  • En general, la industria tiene claro que la crisis sanitaria podría abrir nuevas oportunidades de negocio en la biotecnología y va a abrir el apetito inversor de muchos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia de coronavirus está impulsando la investigación científica y ha puesto de manifiesto la necesidad de soluciones innovadoras para responder ante los problemas sanitarios. Eso, en definitiva, significa buenas noticias para la biotecnología. 

"Esperamos ver un mayor apoyo por parte de los diferentes actores hacia la biotecnología y sectores relacionados, por lo que a medio plazo podríamos ver un incremento significativo de nuevas oportunidades de negocio derivadas de los resultados de toda la inversión en investigación básica impulsada a raíz de la pandemia", asegura Pablo Cironi, responsable de Ciencias de la Vida de Caixa Capital Risc

Caixa Capital Risc, la gestora de capital riesgo de CrieriaCaixa, cuenta con más 10 años de experiencia y está especializada en invertir en las primeras etapas de las compañías en tres sectores: TIC, healthcare e industrial. 

Actualmente, Caixa Capital Risc gestiona, a través de ocho vehículos de inversión, un volumen superior a los 215 millones de euros en empresas de España y Portugal, y cuenta con un porfolio de 180 compañías. En 2019 invirtió 13,5 millones de euros en startups. 

Daniel Oliver, fundador y CEO de la plataforma de equity crowfunding, Capital Cell, también cree que la pandemia va a provocar una revalorización de la ciencia e impulsará un mayor apetito inversor por el sector. 

Capital Cell se define como se define como "la primera plataforma de inversión online de Europa especializada en biotecnología y salud". A través del crowdfunding han levantado en torno a 15 millones de euros para startups del sector desde su nacimiento en 2015. 

Leer más: 3 compañías biotecnológicas no tan conocidas con gran potencial de subida en bolsa

Sara Secall, socia directora de inversiones de Inveready en Ciencias de la Vida, comparte el diagnóstico. Aunque asegura que la crisis ha impactado en el sector porque ha obligado a paralizar ensayos clínicos, no prevé un impacto considerable en el largo plazo, sino todo lo contrario. "Los precios que las compañías están deseando pagar por nuestros activos siguen siendo igual o superior", señala. 

Inveready comenzó a invertir en Ciencias de la Vida en 2008 y ha realizado más de 30 inversiones en este sector, siendo actualmente uno de los pocos que ya ha alcanzado la rentabilidad. 

Algunos fondos ya se han posicionado de cara a la nueva oportunidad que surge tras la pandemia. Recientemente, la gestora especializada en biotecnología, Ysios Capial, lanzó un tercer fondo de 200 millones de euros: Ysios BioFund III.

"En el contexto actual de la pandemia del COVID-19, el sector biotecnológico ha ganado aún más relevancia como uno de los sectores clave para que la sociedad esté preparada ante nuevas amenazas sanitarias. La especialización de Ysios como inversor de referencia en biotecnología es fundamental para que los inversores vean en este nuevo fondo una excelente oportunidad para continuar invirtiendo o para estrenarse en un sector que seguro que va a cobrar relevancia en las carteras de los inversores institucionales", aseguró en su momento Julia Salaverria, socia de Ysios Capital.  

El nuevo fondo ya tiene un importe comprometido de 155 millones de euros y se suma a Ysios BioFund I (65 millones de euros) y a Ysios BioFund II Innvierte (126 millones de euros). 

Armando Cuesta, médico, inversor en empresas biotecnológicas y socio fundador de Ilana Capital y gestor de Abante Biotech, cree que la pandemia va a transformar profundamente el sector de la salud y la biotecnología. 

Leer más: 5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

"En un primer nivel, la crisis fomentará la creación y adopción de tecnologías y medicamentos disruptivos", señala. Además, el fundador apuesta por que se fomentará la adopción más generalizada de ensayos clínicos flexibles y eficientes, lo que "permitirá parcialmente soslayar el decremento en retorno que sufre la industria farmacéutica". 

Todo ello no harán más que aumentar el atractivo del sector y Cuesta asegura que la sociedad "ha renovado el contrato social con la industria farmacéutica" a raíz de la pandemia. 

Abante Biotech es el fondo lanzado por el Dr. Armando Cuesta y Juan Martínez. Se trata del primer fondo español dedicado exclusivamente a la inversión en empresas cotizadas de Life Sciences o biotecnología. Desde su inicio en el 2018 cuenta con un patrimonio bajo gestión cercano a los 45 millones de euros y un retorno superior al 70%.

En la misma línea que los demás fondos habla  Clara Campàs, managing partner de Asabys Partners, que comenzó a funcionar en 2019 con un fondo de 70 millones de euros. La socia asegura que asegura que la biotecnología se va a convertir en un "refugio seguro" para los inversores. 

Business Insider España ha hablado con los fondos de inversiones españoles especializados en biotecnología para conocer cuáles son las claves para invertir en un sector que saldrá reforzado de la pandemia de coronavirus. 

Esta es la razón por la que los gestores que buscan empresas infravaloradas están eligiendo biotecnológicas para invertir

Paciencia, largo plazo y diversificación 

Daniel Oliver da tres claves: recomienda pensar en el largo plazo, paciencia y diversificación. 

El fundador de Capital Cell recomienda invertir una cantidad limitada y repartirla entre varias empresas. "Por cada Apple, hay otros 10 chavales en garajes que no van a tener éxito", señala Oliver.

El biólogo recomienda repartir el capital entre al menos 10 empresas y explica que, de media, cuando una startup del sector tiene éxito, "multiplicas tu dinero por 20 o por 30". De hecho, algunas de las mayores compañías de biotecnología están pagando tanto e incluso más que las principales compañías farmacéuticas en términos de retribución a los accionistas.

Diversificando la inversión, Oliver asegura que al cabo de 5 años el inversor habrá recibido algunas malas noticias, pero tendrá más posibilidades de tener una gran rentabilidad. Por eso, el CEO también asegura que es clave tener claro que invertir en biotecnología requiere tener paciencia y esperar retorno en el largo plazo. 

Además, se estima que las grandes compañías de biotecnología tienen más probabilidades de ver una apreciación de los precios en la próxima década o dos. Si a eso se le añade que en la mayoría de los casos estas empresas proporcionan más retorno por dividendo que la rentabilidad de la renta fija, hay un atractivo aún mayor para invertir en estas firmas. 

Clara Campàs también señala que el riesgo del sector no es tan alto y que, como fondo, la clave radica en la capacidad para equilibrar ese riesgo diversificando las apuestas.

En esa línea, Julia Salaverría destaca la importancia de tener un alto grado de selectividad y acceso a muchas oportunidades de inversión: "es mucho mejor poder seleccionar un proyecto entre 1.000 que un proyecto entre 10".

"El objetivo es elegir el mejor de los mejores", recuerda la managing partner de Ysios.  

Leer más: 5 activos donde se han refugiado los inversores para protegerse ante la tormenta de los mercados por el coronavirus

Especialización y financiaciación hasta el final 

Pablo Cironi señala que el sector de la biotecnología es altamente especializado, por lo que es "imprescindible contar con equipos de profesionales con mucho conocimiento y expertise en el sector antes de acometer cualquier inversión".

"La clave principal para invertir en el sector de la biotecnología es tener un conocimiento profundo de la ciencia que hay detrás", insiste también Armando Cuesta. "Estas empresas no pueden ser valoradas por métodos tradicionales, sino que han de tenerse en cuenta variables relacionadas con aspectos médicos o regulatorios, por ejemplo", explica. 

Desde Abante Biotech realizan un análisis que de los ensayos clínicos que está llevando a cabo cada empresa. "En concreto estudiamos cómo de robusto es el ensayo, en su globalidad, y realizamos una interpretación crítica de los resultados publicados hasta la fecha, estableciendo comparaciones con otros de su misma área", explica Cuesta.

"También es importante estudiar cuestiones relacionadas con la propia enfermedad, aspectos relacionados con la manufacturación del producto, o la fortaleza de su patente", detalla Cuesta. 

"Todo ello se concentra en un análisis pormenorizado de unos cien aspectos técnicos que determinan la idoneidad de la empresa como tesis de inversión frente a sus competidores. Ese análisis, junto al financiero, determina finalmente si la oportunidad es adecuada para nuestro fondo o no", concluye el gestor de Abante. 

"El sector de la biotecnología es muy científico. Y cada vez lo es más porque quién compra, cada vez compra más temprano", señala Sara Secall. Es decir, ahora las transacciones se hacen en los primeros estadios de una startup, muy cercanas al mundo académico, e incluso puede darse que un inversor haya ido asesorando a un grupo de investigación hasta consolidarlo como una spinoff. 

Eso, insiste Secall, requiere de un alto grado de comprensión sobre el valor científico que puede aportar un producto. 

Por eso, Julia Salaverría destaca la importancia de tener un equipo bien preparado para seleccionar bien y liderar la gestión. "Fondos especializados con equipos especializados", es la receta de la socia de Ysios.

"El sector se mueve con unos parámetros totalmente diferentes que otros sectores desde el punto de vista del análisis de las oportunidades y de la posterior gestión", advierte Salaverría. 

"Es, básicamente, saber cuál es la buena ciencia, seleccionarla y financiarla muy bien para que puedan llegar hasta el final", concluye Clara Campàs. 

Leer más: Farmacéuticas, biotecnológicas, sanitarias y aseguradoras: las compañías con más potencial en las que invertir, según uno de los gestores de acciones globales de Capital Group

Enfocarse en necesidades no cubiertas 

Aun así, Salaverría señala que el enfoque de inversión seguirá siendo el mismo que antes de la pandemia: "la clave es invertir en los productos innovadores que vayan dirigidos a las necesidades médicas no cubiertas". 

Pablo Cironi coincide en la recomendación. "El enfoque de inversión no ha cambiado especialmente debido a la pandemia por lo que la clave sigue siendo la misma: invertir en aquellas compañías que buscan generar productos que ofrezcan soluciones a necesidades médicas no cubiertas", subraya el responsable de Ciencias de la Vida de Caixa Capital Risc. 

"Hay mercado que ya están bien copados por las farmacéuticas", señala también Sara Secall. "En las cosas que las farmacéuticas ya saben hacer, ahí no hay mercado", señala. 

La  socia directora de inversiones de Inveready destaca la importancia de entender qué necesidad hay del producto que ofrece la empresa y "la apetencia de los sistemas de salud públicos y privados que pueda haber" por esas terapias. 

"Una aspirina ya se inventó y funciona muy bien: no vamos a invertir en una compañía que está desarrollando un ibuprofeno 2.0", concluye Salaverría.

Y además