Pasar al contenido principal

Claves para pagar menos impuestos en la declaración de la renta

Claves para ahorrar en la declaración de la renta
StartupStockPhotos, Pixabay

Como todos los años en esta época llega el momento de hacer el IRPF y surge la pregunta del millón ¿Qué puedo hacer para ahorrar en la declaración de la renta? ¿De verdad es posible pagar menos impuestos?

Hay dos fórmulas para pagar a Hacienda lo justo. Por un lado, tener claro cómo rellenar de forma correcta la renta y por otro, una buena planificación fiscal. Y es que la declaración de la renta se paga de un año para otro. Es decir, ahora en 2018 se liquida la renta 2017, de manera que estás pagando impuestos por lo que ganaste el año anterior. De ahí que sea necesario diferenciar entre hacer la renta y planificarla.

Ahorrar al hacer la declaración de la renta

La clave para ahorrar al hacer la declaración de la renta es rellenarla correctamente, sin olvidarte de ninguna deducción o reducción que te servirán para pagar menos impuestos.

A enfrentarte a la renta, hay una idea que debes tener clara: Hacienda puede cometer errores y, por lo tanto, nunca debes aprobar el borrador de la renta sin revisarlo antes. El borrador no es más que una predeclaración de IRPF con la información que tiene Hacienda. Esta información puede ser incompleta. Si te has casado, has tenido hijos o te has cambiado de domicilio, es fácil que no aparezcan.

Además, Hacienda puede no aplicar todas las deducciones en la renta a las que tengas derecho. Para no perderte, éstas son las deducciones estatales más repetidas en el IRPF y cómo aprovecharlas para ahorrar en la renta:

  • Deducción por compra de vivienda. Si compraste casa antes del 1 de enero de 2013 con una hipoteca podrás desgravar hasta un 15% de lo aportado sobre un máximo de 9.040 euros tanto en tributación individual como en conjunta. En este cómputo puedes incluir los seguros de vida y de hogar ligados a la hipoteca.
  • Deducción por alquiler de vivienda. Si firmaste tu contrato antes de 1 de enero de 2015 podrás deducir hasta un 10,5% del alquiler que pagas siempre que tu base imponible no supere los 24.070, REVISAR CIFRA. Este impuesto es progresivo y hay que sumarle la parte autonómica que varía en cada región y donde no existen límites temporales a cuándo se firmase el alquiler.
  • Deducción por inversión en empresas de nueva creación. Se conoce como la deducción de los Business Angels y permite desgravar un 20% de la inversión en compañías nuevas o de reciente creación sobre una base máxima de 50.000 euros.
  • Deducción por donaciones. Si aportas a una ONG puedes deducir hasta un 75% de los primeros 150 euros y hasta un 35% del resto en función del tiempo que lleves colaborando con esa fundación u organización.
  • Deducciones autonómicas. El IRPF se divide en un tramo estatal y otro autonómico. Dentro del segundo cada región puede establecer sus propias deducciones de IRPF en función de sus intereses. Estas son las más repetidas a las que deberías estar atento: deducción por maternidad y adopción, deducción por alquiler y compra de vivienda, deducción por inversión en start ups y deducción por gastos escolares.En este artículo puedes un resumen de las deducciones autonómicas divididas por región.

Más allá de las deducciones hay otros tres trucos útiles para ahorrar al hacer la declaración de la renta. De nuevo, se trata de que revises tus datos y no se te olvide poner ninguno o elegir correctamente entre la declaración individual y conjunta.

  • Aportaciones a planes de pensiones. La gran ventaja de los planes de pensiones es que permiten ahorrar en el IRPF. Aunque suele hablarse de deducción por invertir en planes, en realidad se trata de una reducción, ya que el dinero invertido sirve para minorar la base imponible. Para que lo entiendas mejor, ese dinero se resrá a lo que has ganado de manera que si ingresas 35.000 euros e inviertes 5.000 euros en planes Hacienda sólo te hará tributar por 30.000 euros con el consiguiente ahorro fiscal.
  • Compensación de pérdidas y ganancias por tus inversiones. Hacienda divide tus inversiones en rendimientos de capital mobiliario (depósitos, dividendos o seguros, entre otros) y ganancias y pérdidas patrimoniales (fondos, acciones, ETF, Forex…). Al tributar por tus inversiones, Hacienda te permite restar el dinero que has perdido invirtiendo en cada área al que has ganado, de manera que sólo pagues impuestos por la ganancia real. Si un año el saldo es negativo y sólo has perdido, podrás compensarlo durante los cuatro años siguientes. Esto quiere decir que la renta 2017 es la última oportunidad para compensar pérdidas derivadas de 2013 que no hayas incluido antes en el IRPF-
  • Optar por tributación conjunta o individual. La declaración conjunta sólo la pueden hacer quienes estén casados legalmente (no se incluyen parejas de hecho) o en defecto de matrimonio, el padre o la madre junto con los hijos menores de 18 años.. Existe una gran diferencia entre hacer la renta como matrimonio o que cada cónyuge tribute por su cuenta. Como recomendación general, será mejor hacer la declaración conjunta cuando solo uno de los cónyuges trabaja o uno de ellos gana menos de 3.400 euros, así como en determinados casos si ambos invertís y uno tiene ganancias y el otro pérdidas. Por el contrario, será mejor hacerla individual si los dos trabajáis, así como si estáis deduciendo por adquisición de vivienda o vivís de alquiler.

Estos trucos sirven para optimizar la renta y pagar lo justo a Hacienda. Sin embargo, el ahorro real está en la planificación fiscal.

Planificación fiscal para pagar menos impuestos en el IRPF
Štefan Štefančík, Usplash

Planficarte para pagar menos impuestos

Ahora que ya tienes claras las deducciones más importantes imagina que hubieses aprovechado para sacar partido de todas ellas. En eso consiste básicamente planificar la renta, en saber dirigir tu dinero e inversiones para sacar el máximo partido fiscal.

La mejor forma de entenderlo es con tres ejemplos concretos de acciones que te ayudarán a ahorrar más en el próximo IRPF, el de la renta 2018.

  • Amortizar parte de la hipoteca anticipadamente. Si no has dedicado 9.040 euros o 18.080 como matrimonio al pago de la vivienda puedes adelantar parte de la hipoteca para ahorrar impuestos en tu próxima declaración. Si en 2017 destinaste 6.000 euros a tu hipoteca y este año aumentas hasta 9.040 euros pasarás de deducir 900 a 1.356 euros en el IRPF. Además, también ahorrarás porque pagarás menos intereses por el préstamo.
  • Aflorar pérdidas o ganancias. Como hemos visto, Hacienda permite compensar pérdidas y ganancias en la renta. Si has tenido que cerrar una operación con pérdidas o, por ejemplo, te ves afectado por un caso como el de Banco Popular, puedes aprovechar esas pérdidas para hacer efectivas otras ganancias y evitar pagar impuestos por ellas.
  • Aportar más a tu plan de pensiones. Este es el ejemplo más delicado. Puedes aportar hasta 8.000 euros a tu plan de pensiones o tu Plan de Previsión Asegurado (PPA) para pagar menos impuestos vía reducción. Antes de hacerlo te conviene hacer números porque la fiscalidad del rescate de los planes no los hace un producto idóneo para todos los ahorradores. De hecho, sólo merecen la pena para las rentas más altas y es a partir de 60.000 euros cuando el ahorro fiscal cubre otras deficiencias como la penalización fiscal en el rescate.

Al final se trata de tener en mente las deducciones y reducciones que puedes practicar cada año y gestionar tu dinero para aprovecharlas.

Te puede interesar

Lo más popular