Los consumidores adaptan sus hábitos a la nueva factura de la luz: crece la demanda de electricidad a partir de las 22:00 horas

Una persona se mete dentro de una lavadora.

Pixabay

  • Los clientes tratan de cambiar sus hábitos para evitar que la nueva la factura de la luz se dispare.
  • La habitual caída de la demanda de electricidad a partir de las 22:00 horas es cada vez menor y ha habido un incremento de la misma a las 00:30 horas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Hace ya más de un mes que entró en vigor la nueva factura de la luz, y la polémica por los altos precios de la electricidad apenas se ha disipado. Los consumidores, inermes, tratan de adaptar sus hábitos a la novedosa tarificación, y así abaratar un coste que sigue siendo notable a pesar de la bajada del IVA de la luz decretada por el Gobierno el pasado 24 de junio de 2021.

En Cinco Días analizan el comportamiento de los usuarios y se comprueba cómo estos están tratando de amoldar su consumo a la nueva estructura con discriminación horaria, que establece tres periodos:

  • Horas punta (el más caro): por la mañana entre 10:00 y las 14:00 horas y por la tarde/noche entre las 18:00 y las 22:00 horas.
  • Horas llano (algo más barato): por la mañana, de 8:00 a 10:00 horas, por la tarde de 14:00 horas a 18:00 horas, y por la noche de 22:00 a 24:00 horas.
  • Horas valle (el más barato): de 0:00 horas y 8:00 horas.

Aumenta la demanda de electricidad a partir de las 22:00 horas

Tal y como apuntan en la publicación antedicha, comparando el consumo de los pasados días 3 de mayo (con el sistema de tarificación de la electricidad antiguo), 3 de junio y 1 de julio de 2021, la caída en la curva de la demanda a partir de las 22:00 horas cada vez es menos acentuada. El 3 de mayo, esta decreció -a partir de las 22:00 horas- entre 4.000 y 5.000 MW. En junio descendió entre 3.000 y 4.000 MW y el 1 de julio la bajada fue sólo de 2.800 MW. 

El cambio de hábitos también se traslada más allá de la media noche: a las 00:30 horas ha habido un incremento medio de la demanda de, aproximadamente, 2.000 MW.

En Cinco Días han hablado con expertos de Red Eléctrica de España (REE), que corroboran esta progresiva adaptación de los consumidores. Aprovechan esas horas llanas, explican, porque en ellas el precio es “razonable”, y un buen momento para poner el lavavajillas, la lavadora o usar la plancha sin que haya que trasnochar o madrugar en demasía. Aunque desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aseguran que no encender todos los aparatos a la vez podría suponer un ahorro de entre 200 y 300 euros en la nueva factura de la luz

Las horas punta en verano coinciden con las de mayor temperatura

Desde REE señalan que, en invierno, las horas de mayor demanda de electricidad suelen ser entre las 11:00 y las 12:00 horas y entre las 19:00 y las 20:00, puesto que coincide la actividad en empresas y en los hogares. Sin embargo, en verano, estas se trasladan a los momentos centrales del día, que son los de más calor. 

Y exponen, tratando de justificar los cambios en la nueva factura de la luz, que es más costoso generar electricidad durante esas horas, ya que tienen que estar en funcionamiento las centrales de producción más caras que, además, son las que más CO₂ emiten. Aseguran que son necesarios unos 4.000 MW para satisfacer la demanda de las 300 horas de más consumo que hay en un año. 

Otros artículos interesantes:

7 consejos para ahorrar en la factura de la luz con la llegada del verano

No todo depende de las franjas horarias: con estos 2 trucos también podrás ahorrar en la factura de la luz

14 aparatos y dispositivos que deberías desconectar por la noche para ahorrar en la factura de la luz

Te recomendamos

Y además