Pasar al contenido principal

La cloroquina no es mejor que la atención médica habitual contra el coronavirus, según acaba de concluir un estudio preliminar con pacientes chinos

Médicos tratando a pacientes con COVID-19 en Roma.
Médicos tratando a pacientes con COVID-19 en Roma. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

  • La cloroquina e hidroxicloroquina no son medicamentos más efectivos que la atención convencional contra el coronavirus, según un pequeño estudio realizado en China. 
  • Ambos medicamentos han sido incluidos en el ensayo global de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero no se probarán en el ensayo complementario europeo.
  • A pesar de tener dividida a la comunidad científica, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, los promueve como tratamiento contra el coronavirus provocando hasta su desabastecimiento. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La carrera por la vacuna contra el coronavirus no es la única que se está librando en el campo de la ciencia. La comunidad científica se encuentra también dividida en la búsqueda del mejor tratamiento contra el coronavirus para los pacientes que ya están infectados, que ascienden a más de 400.000 casos en todo el mundo.

Entre ellos, una de las mayores apuestas en varios de los focos de los brotes de COVID-19 están siendo la cloroquina e hidroxicloroquina, pero un pequeño estudio en China acaba de demostrar que sus efectos no son superiores a los de la atención convencional contra el coronavirus.

Leer más: Así es como los médicos están tratando los casos de coronavirus hasta que logre desarrollarse un tratamiento específico contra el brote

La Organización Mundial de la Salud anunció el pasado 18 de marzo un ensayo global de 4 tratamientos que se pondrán a prueba para combatir al coronavirus, mientras la biotecnológica Moderna y China llevan a cabo los primeros ensayos clínicos en humanos de posibles vacunas contra el SARS-CoV-2.  

Los tratamientos incluidos en el ensayo son remdesivir, ritonavir y lopinavir, un combo de estos 2 más interferón beta, y cloroquina e hidroxicloroquina —que estuvieron a punto de no ser incluidos en el ensayo.

El estudio, realizado en China y publicado por Journal of Zhejiang University, ha hecho un seguimiento a 30 pacientes infectados con el nuevo virus. La mitad de estos recibieron cloroquina, y la otra mitad atención convencional —lo que se entiende por reposo, inhalación de oxígeno, medicamentos antivirales y antibióticos si fuesen necesarios. 

Leer más: Así funcionan los test de detección rápida del coronavirus

De los que recibieron el medicamento contra la malaria, 13 dieron no positivo tras una semana de tratamiento. Así mismo, de los 15 pacientes que no recibieron hidroxicloroquina, 14 dieron negativo —uno más que los que recibieron el tratamiento. Pero la muestra es pequeña y no es estadísticamente significativa, según los datos que recoge Bloomberg del estudio. 

No obstante, son resultados que se comparten con otros pequeños estudios en países que están también en medio de la crisis del coronavirus. Como Francia, que estudió a 40 pacientes infectados con COVID-19. De estos, 26 dieron resultados positivos tras combinar hidroxicloroquina con el antibiótico azitromicina, pero los expertos no lo consideraron concluyente.

Dicho estudio es en el que se apoya Donald Trump, presidente de Estados Unidos, para promover su eficiencia y recomendarlo —incluso sin haber datos clínicos revisados por pares que avalen que estos antiguos medicamentos genéricos funcionen contra COVID-19. Lo que ha dado lugar al desabastecimiento de los medicamentos, y duras críticas públicas por pacientes que no han podido combatir al coronavirus con dichos tratamientos. 

Y además