Pasar al contenido principal

Coca-Cola se acaba de convertir en una amenaza gigantesca para Starbucks tras la compra de Costa por 4.350 millones

Coca-Cola just became a giant threat to Starbucks after buying one of Europe's biggest coffee chains for $5.1 billion
  • La cadena Costa Coffee, que actualmente es propiedad de Whitbread, se va a vender por 3.900 millones de libras esterlinas (unos 4.350 millones de euros).
  • Coca-Cola actualmente no tiene presencia en el mercado de café, y quiere usar el acuerdo para expandirse.
  • Es probable que este movimiento cause movimientos en las principales cadenas de café en los Estados Unidos, como Starbucks.
  • Las acciones de Whitbread subieron casi un 20% tras conocerse la noticia.

Coca-Cola ha anunciado una noticia sorprendente: se ha lanzado a comprar Costa Coffee —una de las cadenas de café más grandes de Europa— a sus propietarios actuales, Whitbread, por 3.900 millones de libras esterlinas (unos 4.350 millones de euros) en una maniobra que probablemente provocará movimientos sísmicos en la industria del café.

Whitbread, que también es dueña de la cadena hotelera británica Premier Inn, comunicó que su junta directiva había aprobado por unanimidad el acuerdo y que espera que la venta se complete durante la primera mitad de 2019.

"Esta transacción es una gran noticia para los accionistas, ya que reconoce el valor estratégico que hemos desarrollado en la marca Costa y su potencial de crecimiento internacional, y acelera la realización de valor para los accionistas en efectivo", dijo la directora general de Whitbread, Alison Brittain, en un comunicado publicado en la bolsa el viernes por la mañana.

La cifra de 3.900 millones de libras esterlinas depositada en el acuerdo multiplica por 16 las ganancias esperadas de Costa para el año 2018.

Whitbread no había ocultado sus planes de deshacerse de la marca Costa, pero la venta a Coca-Cola ha sorprendido a muchos en el mercado, dado que actualmente Coca-Cola no tiene presencia en el comercio del café. Sin embargo, esa falta de presencia es exactamente la razón por la que Coca-Cola quiere comprar Costa.

Leer más: Coca-Cola amplia su nicho de mercado con estas nuevas bebidas ecológicas

"Las bebidas calientes son uno de los pocos ámbitos restantes del mercado de las bebidas en los que Coca-Cola no tiene una marca global", dijo en un comunicado James Quincey, CEO de Coca-Cola. "Costa nos da acceso a este mercado a través de una cadena potente de café."

La incursión de Coca-Cola en el mundo del café es parte de una tendencia creciente de los fabricantes de refrescos, que están tratando de encontrar formas para continuar creciendo en un momento en el que los consumidores se distancian de las bebidas azucaradas y gaseosas, que actualmente en muchos mercados deben pagar impuestos sustanciosos.

A principios de agosto, por ejemplo, Pepsi pagó 3,2 mil millones de dólares (aproximadamente 1,9 mil millones de euros) por la compra de SodaStream, que permite que los consumidores hagan sus propias bebidas carbonatadas en casa.

Es probable que la venta de Costa a Coca-Cola sea vista como un desafío directo al dominio de Starbucks en el negocio de cafeterías en EE.UU. Costa tiene más tiendas en el Reino Unido que Starbucks, y antes de la adquisición ya estaba expandiéndose globalmente. En octubre de 2017 compró Yueda, una cadena de café china con la que había operado una empresa conjunta en el país durante más de una década.

Leer más: Clear Coca-Cola, la nueva bebida transparente sin azúcar ni calorías de Coca-Cola

Costa es la segunda cadena de cafeterías más grande de China, donde Starbucks cuenta con 2.8000 tiendas que actualmente eclipsan su presencia allí.

El acuerdo de Coca-Cola con Costa no amenaza únicamente a la facturación de los locales de Starbucks, sino también a su rama minorista, que vende cafés helados y bebidas de café de marca en supermercados de todo el mundo. En el Reino Unido, Costa opera miles de máquinas de café de autoservicio en tiendas y gasolineras, un modelo que podría expandirse a los Estados Unidos.

Como resultado de la operación, las acciones de Whitbread subieron casi un 20%, tal y como muestra el gráfico siguiente:

Coca-Cola just became a giant threat to Starbucks after buying one of Europe's biggest coffee chains for $5.1 billion
Markets Insider

Te puede interesar