Pasar al contenido principal

El coche autónomo, una oportunidad de negocio de 1 billón de euros para las telecos

negocio coche autónomo telecos
Reuters/Elijah Nouvelage
  • Los coches autónomos podrían redirigir a los operadores de telecomunicaciones a 1.3 billones de dólares anuales, según estimaciones de Morgan Stanley.
  • Podría ser una revolución más grande que el teléfono inteligente.
  • Aún así, 5G se enfrenta a un conjunto único de desafíos antes de que revolucione nuestros viajes diarios.

Cuando los teléfonos inteligentes llegaron al mercado por primera vez, los datos móviles eran menos de una décima parte de los ingresos de las operadoras.

Ahora que los smartphones casi se han apoderado del mundo, Morgan Stanley apuesta a que la llegada de vehículos autónomos conectados a los datos generará una penetración todavía mayor.

"Nuestras predicciones de consumo de datos de coches autónomos implican un cambio revolucionario para los servicios de telecomunicaciones, muy similar a la llegada del teléfono inteligente en 2007", afirma un equipo de analistas en un informe sobre la relación entre automóviles autónomos y compañías de telecomunicaciones publicado el martes.

Leer más: El coche conectado, gran fuente de ingresos para los fabricantes

Además, la venta de los datos que generen los vehículos autónomos podrían reportar a las compañías de transporte 1,3 billones de dólares anualmente, según estimaciones del banco, que indica que esto sería un "cambio radical" en sus fuentes de ingresos.

Por supuesto, gran parte del universo de los coches conectados no puede prosperar completamente sin un despliegue completo de la tan esperada red de datos 5G, algo que Sprint dice que su fusión con T-Mobile ayudará a acelerar en EE.UU

5G está programado para reemplazar la red 4G LTE actual con unas velocidades más rápidas y mucha menos latencia. La nueva red móvil está diseñada para admitir una gran cantidad de dispositivos que entren en línea, desde televisores hasta tostadoras, ya que el 4G se lanzó por primera vez hace aproximadamente una década, y sigue haciéndolo debido a la gran demanda de la red en áreas altamente pobladas.

negocio coche autónomo telecos
Morgan Stanley Research

Las redes ultrarrápidas todavía están a años de distancia, lamentablemente. Como informó el mes pasado Antonio Villas-Boas de Business Insider, la forma en que se maneja la infraestructura de los transportistas en los EE. UU. —a través de las autoridades que gestionan diferentes zonas— crea un panorama complicado para evolucionar una red de infraestructura nacional. Sin embargo, jugarán un papel clave en el futuro.

5G, abreviatura de quinta generación, está programado para reemplazar la red 4G LTE actual con velocidades más rápidas y mucha menos latencia. Está diseñado para admitir una gran cantidad de dispositivos que han entrado en línea, desde televisores hasta tostadores, ya que el 4G se lanzó por primera vez hace aproximadamente una década, sin desaceleración debido a la aglomeración de la red en áreas pobladas ocupadas.

"Las redes móviles deberán desempeñar un papel crucial en el ecosistema de un mundo donde hay cada vez más autonomía", dice Morgan Stanley. "La conectividad de los vehículos a las redes móviles puede solucionar los accidentes que la tecnología actual —mediante cámaras y sensores— o comunicación entre vehículos no pueden evitar de otro modo. En resumen, los vehículos conectados a la red no están acotados por las limitaciones de la línea de visión. Básicamente, los datos sobre siniestros, congestión/atascos de tráfico, o carreteras en obras podrán llegar a través de 5G”.

Te puede interesar