Apple tiene un nuevo desafío: qué cambiará el coche eléctrico en su estrategia de negocio y cómo afectará a sus acciones en bolsa

Tim Cook, CEO de Apple.
Tim Cook, CEO de Apple.

Reuters

  • Apple lleva años mostrando su interés por desembarcar en el sector de los vehículos eléctricos.
  • Su estrategia puede ponerle en el centro del mapa y generar una mayor rumorología que termine afectando positivamente a sus títulos en los mercados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple parece tener un nuevo desafío en el horizonte: el sector de los vehículos eléctricos.

El interés del gigante tecnológico por la industria automovilística, sin embargo, viene de lejos. La historia parece remontarse a finales de 2014, cuando Tim Cook habría encomendado al por entonces vicepresidente Steve Zadesky —procedente de Ford— liderar una iniciativa secreta bajo el nombre de Proyecto Titán.

Poco después comenzaron a publicarse las primeras informaciones que apuntaban a la existencia de un "nutrido" grupo de empleados —más de 1.000— dentro de Apple que se dedicaban al desarrollo de un vehículo eléctrico un emplazamiento cercano a su sede en Cupertino.

"Es bastante difícil ocultar algo si contratas a más de un millar de ingenieros para hacerlo", resumió Elon Musk en 2016. En aquel momento se rumoreaba que Apple intentaba fichar con suculentos incentivos a los ingenieros del equipo de Tesla, que por aquella época apenas había logrado poner en las carreteras 30.000 unidades de su Model S y, aunque era una compañía prometedora para algunos inversores, casi nadie podía imaginar que años más tarde se convertiría en la empresa automovilística más grande del mundo.

En el transcurso de los últimos años, los conflictos internos, los problemas de liderazgo y otros problemas afectaron el proyecto del automóvil y varios rumores en 2016 incluso sugirieron que Apple había dejado atrás los planes para entrar en el mercado de los coches eléctricos

Sin embargo, en ningún momento Apple tiró la toalla. 

El proyecto del coche de Apple ha cambiado de liderazgo varias veces y cientos de empleados han sido despedidos durante los últimos ejercicios, pero ahora está bajo la responsabilidad de John Giannandrea, jefe de inteligencia artificial y aprendizaje automático de la empresa tecnológica, que tomó las riendas el pasado año. 

En los últimos tiempos, muchas voces sugirieron que había cambiado su enfoque hacia el desarrollo de software de conducción autónoma, pero en agosto de 2018 la compañía contrató al antiguio vicepresidente de ingeniería de Tesla, Doug Field, lo que volvió a poner en el centro de la escena los posibles intereses de la compañía en el lanzamiento de un vehículo eléctrico. 

Apple al rebufo de Google: por qué puede compararse su estrategia con la de Waymo

Desde entonces, Apple ha progresado lo suficiente como para que ahora tenga como objetivo desarrollar un vehículo para los consumidores, tal y como informaba recientemente la CNBC. El objetivo de Apple de lanzar un coche eléctrico contrastaría con rivales como Waymo de Alphabet, que ha desarrollado taxis robotizados para transportar pasajeros para un servicio de transporte sin conductor.

Waymo, que pertenece al conglomerado de Alphabet, tiene por objetivo el integrar los sistemas de software de conducción autónoma para crear su propio Uber. Una estrategia que ya está en desarrollo e incluso ya disponen de una flota de vehículos autónomos en Phoenix.

De ahí a que un elemento central de la estrategia de Apple es un nuevo diseño de batería que podría reducir radicalmente el coste de las baterías y aumentar la autonomía del vehículo, según un informe distribuido por Morgan Stanley.

“Está claro que el principal punto de entrada será el software necesario para el desarrollo de las capacidades autónomas de los vehículos, mientras que para el desarrollo de baterías necesitarán llevar a cabo fuertes inversiones de capital”, comenta Darío García, analista de XTB, en declaraciones a Business Insider España

“Uno de los puntos fuertes es que Apple busca revolucionar, al igual que ha hecho en otras industrias, el sector de la automoción”, añade el experto. “Además, a nivel financiero, es de las pocas compañías que podría permitirse los desembolsos necesarios para desarrollar toda la tecnología”, concreta el experto de XTB.

En junio de 2017, el CEO de Apple, Tim Cook, habló públicamente sobre el trabajo de Apple en el software de conducción autónoma, confirmando la estrategia de la compañía. La firma con sede en Cupertino no suele compartir detalles sobre en qué está trabajando, pero cuando se trata del software del automóvil, es más difícil estar en silencio por los problemas regulatorios.

"Nos estamos centrando en sistemas autónomos, ya que es una tecnología central que consideramos muy importante", afirmaba Tim Cook, CEO de Apple, en un evento en relación a sus planes en la industria de la automoción. “En cierto modo, la vemos como la madre de todos los proyectos de la inteligencia artificial, por lo que es posiblemente uno de los proyectos más difíciles en los que trabajar”, añadía. 

Así, este proyecto inicialmente puede ser más rentable en tiempo y en capital si solo desarrolla la tecnología para la conducción autónoma trabajando para terceros, pero los de Cupertino habrían valorado la posibilidad de realizar una integración completamente vertical en el sector de la automoción.

“Esto podría ser rentable en el más largo plazo y aprovechar el atractivo que tiene este sector para captar más inversores”, asegura García.

Por el contrario, los expertos de Goldman Sachs exponían recientemente que la verdadera razón por la que Apple quiere exponerse al negocio de los automóviles es por el aumento del tiempo: "que los consumidores probablemente pasen en coches autónomos utilizando sistemas de información mientras se dirigen de un punto A a un punto B".

El hipotético lanzamiento de un vehículo eléctrico podría ofrecerle un alto valor añadido

Aunque no todo queda ahí. La agencia Reuters señalaba recientemente que Apple apunta a 2024 para el probable lanzamiento de un coche eléctrico, pero el analista Ming-Chi Kuo, analista de TF International Securities, cree que esta fecha pueda ser demasiado optimista: “No creo que pueda lanzar un automóvil hasta 2025 a 2027 como muy pronto”

Apple puede trabajar con un socio de fabricación para producir los vehículos y está desarrollando tecnología de batería de siguiente nivel para ampliar el alcance y la eficiencia. Apple ha mantenido conversaciones con Hyundai y otros fabricantes de automóviles, y supuestamente firmará un acuerdo en marzo con el objetivo de comenzar la producción en 2024.

Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Se rumorea que el equipo de automóviles de Apple tiene como objetivo crear un vehículo autónomo que permita al usuario ingresar su destino y ser conducido allí con "poca o ninguna otra participación".

Ming-Chi Kuo considera que el potencial coche de Appe será el "próximo producto estrella" de la firma y que podrá ofrecer "una mejor integración de hardware, software y servicios" que los competidores potenciales en el mercado automovilístico, con chips diseñados por la tecnológica fabricados por TSMC.

Implicaciones directas en las bolsas: Apple saldrá beneficiado con la entrada en el negocio de los vehículos eléctricos

A pesar de que otras compañías como Tesla han tardado más de 15 años en ser rentables, habrá que ver si estos mismos plazos se cumplen en la compañía de la manzana y cómo puede afectar a la cotización de la compañía en los mercados.

En palabras a Business Insider España de José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, al estar inmersos en una época en el que hay un furor extremo por los coches eléctricos, expone que cualquier noticia en la que se especule que Apple avanza en el negocio automotriz le debería beneficiar en la bolsa. 

“Vivimos una burbuja del coche eléctrico como demuestra el hecho de que un valor como Tesla, por ejemplo, se suponga que vale más que casi todos los grandes fabricantes de coches juntos, o que todo el sector de energía del S&P 500, por lo que cualquier mención a ese tema beneficia a Apple”, resalta. 

Con todo, matiza que algunos expertos advierten que la entrada de Apple en este mercado es casi imposible realizarla hasta dentro de varios años: “En cualquier caso sin duda sería favorable, ya que por motivos psicológicos basta con que se especule con que lo va a hacer para aumentar su cotización”, expone.

De este modo, García concluye que también debería beneficiarle en los mercados: “Aunque inicialmente se podría ver un retroceso para que los accionistas descuenten un elevado nivel de inversión de capital, realmente Apple siempre ha apostado por la innovación y está incursión en el sector de la automoción podría suponer un revulsivo positivo adicional para los inversores, descontando lógicamente más potencial de revalorización”.

LEER TAMBIÉN: 'Ya es suficiente': Apple demanda a una empresa que dice crear réplicas 'perfectas' de iOS

LEER TAMBIÉN: 11 grandes empresas que facturan menos que lo que gana Apple solo con el iPhone

LEER TAMBIÉN: 12 apps para tu iPhone que son mejores que las de Apple

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Apple
  2. Inversión
  3. Mercados
  4. Trending
  5. Top