El vehículo de la NASA en Marte tiene el mismo procesador que un iMac de 1998

Vehiculo nasa marte
NASA
  • El vehículo de exploración de la NASA cuenta con una versión modificada del procesador del iMac original de 1998.
  • La NASA ha decidido elegir este procesador, usado en muchos más instrumentos, debido a la resistencia que ofrece.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hace poco uno de los vehículos de la NASA aterrizó en Marte, donde recopilará una valiosa información que servirá a los investigadores para aprender, fotografíar y conocer más sobre el planeta. Esta misión ha llegado tras años de preparación, y con un vehículo especialmente preparado para resistir en la superficie, algo que recientemente se ha descubierto que también podrían hacer algunos organismos terrestres.

Y, lo curioso es que este vehículo de exploración espacial cuenta en su interior con un procesador PowerPC 750 de un solo núcleo y con una velocidad de frecuencia de 233 MHz, algo bastante modesto en comparación con un procesador móvil actual. De hecho, este PowerPC es conocido por ser el que se encontraba en el iMac original de 1998. 

Este, en concreto, es una variante endurecida contra la radiación que cuesta algo más de 200 euros, y que ha sido introducido tanto en el vehículo de la expedición Perseverance como en el de la misión Curiosity. Sin embargo, todo tiene su explicación.

La NASA ha tomado la decisión de introducir este procesador en su vehículo, pero no ha sido por otro motivo que por la resistencia. Este chip cuenta con una mayor protección frente a la radiación de la superficie marciana, que lo protege frente a los posibles accidentes que puedan suceder. De hecho, el rover está bien asegurado gracias a los dos módulos de copia de seguridad con los que cuenta en su interior.

La NASA envía tu nombre a Marte: estos son los pasos que tienes que seguir para que la agencia espacial te haga un hueco en el planeta rojo

La agencia espacial estadounidense podría haber seleccionado un procesador más moderno, pero, cuanto más moderno y complejo sea, más probable es que si tiene lugar un accidente relacionado con la energía electromagnética, este se rompa con más facilidad. Y el hecho de estar a millones de kilómetros de distancia hace que la NASA no quiera arriesgarse a tener que cambiar la CPU del dispositivo.

Este procesador también se encuentra presente en otros dispositivos relacionados con el espacio, como el Telescopio Espacial Fermi, el Orbitador de Reconocimiento Lunar, la nave Deep Impact y el telescopio Kepler, por lo que se trata de un componente cuya fiabilidad no está en tela de juicio, y que parece funcionarle bien a la NASA.

Otros artículos interesantes:

Tecnologías "marcianas" para transformar el futuro

Una fotografía tomada por la NASA revela un misterioso agujero en la superficie de Marte que podría albergar vida marciana