Pasar al contenido principal

Los vehículos autónomos evitarán accidentes y contaminarán menos pero no llegarán hasta 2030, según el director general de Hyundai España

  • Los vehículos autónomos conseguirán evitar accidentes y contaminar menos que los coches convencionales, pero no llegarán hasta 2030 por las dificultades para convivir con los vehículos tradicionales.
  • Es la visión del director general de Hyundai España, Leopoldo Satrústegui, que compartió en el IX Smart Business Meeting organizado por Business Insider España.
  • "Hasta 2030 o más no empezaremos a ver vehículos autónomos circulando por las carreteras con el nivel 5, que es con el que el coche lo hace todo solo", anticipó. E incidió en que "va a ser un proceso mucho más lento que la electrificación".
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Los vehículos autónomos conseguirán evitar accidentes y contaminar menos que los coches convencionales, pero no llegarán hasta 2030 por las dificultades para convivir con los vehículos tradicionales.

Es la visión del director general de Hyundai España, Leopoldo Satrústegui, que ahondó en este punto en el IX Smart Business Meeting organizado por Business Insider España, evento que congregó a destacados expertos del sector para analizar la situación y el futuro tras la pandemia del coronavirus.

"Hasta 2030 o más no empezaremos a ver vehículos autónomos circulando por las carreteras con el nivel 5, que es con el que el coche lo hace todo solo", anticipó. En incidió en que "va a ser un proceso mucho más lento que la electrificación". En su opinión, estos son dos de los principales desafíos a los que hoy día se enfrenta la industria.

"En cuanto a responsabilidades y temas regulatorios no estamos preparados", subrayó Satrústegui, precisando que "la tecnología está", ya que "va muy por delante de la regulación". 

"Una cosa es la velocidad a la que va la tecnología y otra es la velocidad a la que marcha la regulación. Esto es clave. En cuanto a responsabilidad y leyes no estamos preparados", afirmó.

"Va a ser muy difícil que puedan circular vehículos autónomos con normales", explicó. 

Leer más: Así ha impulsado el coronavirus la digitalización de los concesionarios españoles

Los problemas para la llegada de los coches totalmente autónomos aún son variados: del debate moral a la infraestructura

Los coches sin ningún tipo de conductor ya funcionan en algunas partes de EEUU de la mano de empresas como Waymo, pero no en el continente europeo, donde falta una regulación para el sector.

Esto se debe a que el nivel 5, en el que los vehículos conducen completamente "solos", sin ningún tipo de asistencia del conductor, presenta variados obstáculos importantes para su implantación generalizada, desde problemas ligados a la inteligencia artificial —¿cómo decide un vehículo qué debe hacer en situaciones límite?—, a la infraestructura, los datos que se generan y que deberían, o no, compartirse, entre otros.

Es un debate recurrente en el sector y que divide a los expertos sobre en qué momento se empezará a generalizar esta tecnología, y en el que hay actores, como el emprendedor, inversor y fundador de Jazztel Martin Varsavsky que vaticinan que llegarán dentro de 2 o 3 años —Varsavsky busca traer flotas de taxis autónomos a Europa con su nueva empresa, Goggo Network—.

Leer más: Martin Varsavsky, fundador de Jazztel, planea crear una flota de taxis autónomos en Europa en 2 años: los 3 obstáculos clave que existen

Precisamente, Goggo —que levantó en diciembre 44 millones de euros de SoftBank y Axel Springer Digital Ventures (Axel Springer es la empresa editora de Business Insider)— está impulsando la creación de un marco legislativo que permita el desembarco de las flotas de taxis autónomos en Europa.  

Pero sí hay consenso en el sector en que se trata de una tecnología que llegará. Ya están desarrollándola importantes empresas como General Motors, Uber o la compañía de vehículos autónomos Cruise, entre otras, e importantes fondos de inversión están apoyando estos avances.

Por su parte, el CEO de Volvo Car España, José María Galofré, también apuntó en el evento que la misión de estos vehículos es "reducir emisiones" y que "la visión es la seguridad".

En ese sentido, recordó que el 90% de las personas que mueren atropelladas al año es por el error humano: "Queremos conseguir que la automatización del coche elimine errores".

Y además