Los coches de Tesla ya obedecen automáticamente a los semáforos y señales de tráfico tras una actualización del software

Cisne Gris 7: Tesla se asocia con Hyundai
Getty Images
  • Tesla está implementado en sus coches el reconocimiento de semáforos y señales. 
  • La compañía ha actualizado el software de sus modelos más equipados. 
  • Tesla ha advertido de que, a pesar de las nuevas funciones, el conductor debe permanecer atento al volante, según TechCrunch.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tesla está implementado en sus coches nuevas funciones para la conducción autónoma. La última actualización permite que los vehículos obedezcan a semáforos y señales, aunque esta opción solo está disponible en una pequeña parte de la flota de la compañía, según TechCrunch

La nueva configuración del software se ha probado este fin de semana y está disponible para aquellos conductores que tienen los vehículos más equipados, lo que se conoce como 'Hardware 3' y la más completa versión del Autopilot. 

El Autopilot de Tesla es un asistente de conducción semiautónoma muy avanzado en el mercado. Además de las nuevas funciones, sus coches ya podían mantenerse solos en su carril o ajustar su velocidad en función del tráfico de alrededor. El paquete de piloto automatizado también incluía opciones como el frenado de emergencia automático o el volante activo. 

Los asistentes de seguridad de los coches Tesla vienen de serie y pueden activarse incluso si el cliente no compra o utiliza el paquete Autopilot mejorado, que es el que incluye las características de conducción semiautónomas.

Leer más: 5 productos que Tesla quiere lanzar al mercado en 2020 

Tesla ha advertido de que, aunque parte de sus clientes puedan activar las nuevas funciones y probar el reconocimiento de semáforos y señales, se debe permanecer siempre atento e incluso seguir interviniendo en la conducción. 

Elon Musk, el CEO de la firma estadounidense, lleva años probando estas funcionalidades, según The Verge.

De momento, al activarse la última novedad, el coche irá frenando automáticamente al reconocer un semáforo o una señal de detención, aunque el conductor debe encargarse de reanudar la marcha. 

Tesla ha informado de que estos extras están todavía en una fase de desarrollo incipiente y que se irán mejorando. 

Asimismo, la compañía ha advertido de que el reconocimiento de semáforos y señales puede tener otras limitaciones en casos de lluvia o situaciones de poca visibilidad. 

Leer más: Tesla no está gastando suficiente dinero, y los inversores deberían preocuparse

En los últimos días, Tesla se ha disparado en bolsa, a pesar de que el coronavirus ha congelado el sector automovilístico y pese a que la compañía se había desplomado en el parque de Wall Street un 60 % por la pandemia. Ese cambio de dinámica en las acciones de la firma se debe a un informe reciente de Goldman Sachs, que prevé que en 2023 el 30 % de la flota mundial de coches sea eléctrica. 

Tesla ha conseguido así iniciar un proceso de recuperación, al doblar su cotización en menos de un mes

LEER TAMBIÉN: 9 exempleados de Tesla cuentan cómo es trabajar con Elon Musk

LEER TAMBIÉN: Apple compra Tesla y otras 9 predicciones escandalosas para 2019

LEER TAMBIÉN: Elon Musk asegura que sus fábricas están produciendo respiradores para ayudar a frenar el coronavirus

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”