Pasar al contenido principal

Los coches voladores del futuro: realidad vs ficción

Coches Voladores Futuro
NEVA AEROSPACE

El futuro del transporte cada vez está más cerca, y aunque todavía no tenemos muy claro hacia dónde irá –unos hablan de servicios de coches compartidos, otros de coches autónomos, otros incluso de helicópteros...–, está claro que en las próximas décadas hay algo tendrán que decir los coches voladores. ¿O no?

Desde hace muchos años, la ciencia-ficción se ha encargado de pintarnos un futuro en el que todos nos desplazaremos en coche por el aire. Ya en las revistas de la década de los años 50 (hace medio siglo, ahí es nada) se mostraban conceptos en los que familias felices viajaban a bordo de coches que se desplazaban por el aire. Y pese a que eso todavía no se ha hecho realidad, sí que es cierto que nombres de la talla de la NASAAirbus e incluso el propio Larry Page nos han hecho ver que detrás de todo esto hay algo más que fantasía.

[El objetivo para la mayoría de fabricantes que ya están trabajando en el coche volador del futuro es más cercano de lo que muchos se piensan, y muchas de estas compañías ya barajan la posibilidad de que en menos de diez años vamos a poder ver este tipo de vehículos por nuestras ciudades. Por lo tanto, hablar del coche volador ya no es estrictamente necesario equivalente a dejase llevar por la imaginación.

Entre las compañías que más están invirtiendo en tiempo y esfuerzo nos encontramos con empresas europeas: son varias compañías alemanas y eslovacas las que están despuntando en esta categoría. Y mucho más allá de tratarse de proyectos de compañías pequeñas, no olvidemos que empresas como Uber ya se están preparando para lanzar “Uber Elevate” como un servicio más para ayudar a los ciudadanos que tengan la necesidad de desplazarse por el aire para evitar el tráfico.

Independientemente del avance que se va a conseguir con esta tecnología en los próximos años, también debemos tener en cuenta el aspecto regulatorio porque las leyes actuales están muy verdes ante un problema que ya empieza a ser una realidad: la necesidad de crear "autopistas" aéreas para coches voladores.

En España, por ejemplo, la Ley 48/1960 sobre Navegación Aérea define las normas del tráfico aéreo, las condiciones que deben reunir las aeronaves para circular, el uso de su espacio y las competencias en la materia. El artículo 11 de esta Ley especifica que “toda construcción apta para el transporte de personas o cosas capaz de moverse en la atmósfera merced a las reacciones del aire, sea o no más ligera que éste y tenga o no órganos motopropulsores”.

Como comentábamos al principio, el aspecto o diseño de los vehículos voladores es diferente a lo que tenemos en cabeza como el taxi de Bruce Willis en El Quinto Elemento.

Repasemos algunos de los proyectos más interesantes en los que ya están trabajando las compañías que pretenden crear el coche volador del futuro.

Vahana

Airbus presentará un prototipo de coche volador este año

Al pensar en transporte volador no es difícil recordar Blade Runner y no es extraño que una empresa como Airbus 3 ubicada en Silicon Valley en el área de innovación estén invirtiendo en este proyecto. Vahana es uno de los coches voladores de los que más se habla últimamente porque es capaz de despegar como un helicóptero y promete ofrecer una autonomía de 80 kilómetros.

Su objetivo es ser el taxi del futuro por lo que será autónomo y en un principio, monoplaza. Según la compañía, con este proyecto pretenden aliviar los problemas de tráfico de las grandes ciudades implementando el trayecto en coche volador. Sus alas rotan permitiendo despegar y aterrizar exactamente tal y como lo haría un helicóptero.

Por otro lado, es un vehículo eléctrico por lo que ayudará al medio ambiente reduciendo significativamente las emisiones tóxicas que están destrozando el planeta poco a poco. Con una inversión superior a los 150 millones de dólares, desde Airbus 3 esperan tener un prototipo funcional antes de que acabe el año.

Para terminar, nos hemos fijado que están compaginando la realización de este proyecto con las certificaciones y regulaciones necesarias para poder utilizar un coche volador autónomo, así que esperamos que esto no suponga un retraso en sus intenciones. Pulsa sobre el botón "Siguiente" para seguir viendo los proyectos que más cerca están de llegar a la realidad.

[Fuente: Vahana]

Terrafugia TF-X

Terrafugia TF-X
Terrafugia TF-X Terrafugia

Hace meses la corporación china Geely hizo pública la compra de Terrafugia; una start-Up que lleva desde el 2006 intentando crear lo antes posible el coche volador del futuro. El proyecto estaba tan avanzado que el grupo asiático decidió invertir y por lo que parece tienen una clara intención porque al ser el actual propietario de Volvo, no parece inapropiado decir que están apostando por surcar los cielos.

Este modelo de coche volador se llama Terrafugia TF-X y promete una autonomía superior a los 800 kilómetros, alcanzando velocidades superiores a los 320 km/hora.

Constantemente están actualizando y mejorando e incluso han decidido cambiar un aspecto tan importante como es el despegue y aterrizaje. Anteriormente se parecía más a una aeronave y ahora realiza esta operación de forma vertical gracias a sus alas plegables.

Desde Estados Unidos se ha apoyado a este proyecto dando luz verde a las primeras pruebas del coche volador de Terrafugia, lo que demuestra que las grandes potencias mundiales no quieren quedarse atrás en cuanto al futuro de la movilidad.

Las primeros vuelos no se han realizado con el coche volador sino con una maqueta que circulaba de forma autónoma, sin conductor ni pasajeros.

Presentado en el Salón de Nueva York en 2012, el Terrafugia TF-X ha evolucionado lo suficiente como para estar equipado en la actualidad con alas plegables laterales. El TF-X dispone de sendos rotores de 600 CV y un motor de combustión de 300 CV. Según la empresa es muy fácil de manejar y solamente será necesario un curso de cinco horas de aprendizaje para volar con este coche del futuro.

Su capacidad es de un piloto más tres pasajeros y dispone de paracaídas de emergencia, sistema de bloqueo y aterrizaje automático. Por el optimismo que maneja la compañía, todo hace pensar que antes del 2025 podremos verlos en circulación... pero tenemos que esperar a nuevas noticias para poder asegurarlo.

[Fuente: Terrafugia]

Lilium Jet

Lilium Jet avión personal futuro
Lilium Jet

Dentro de los vehículos aéreos para el transporte personal nos encontramos con Lilium, una compañía que está respaldada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

La empresa fue fundada por cuatro ingenieros que estaban estudiando en la Universidad Técnica de Munich desarrollando una aeronave con despegue y aterrizaje vertical (VTOL).

Viendo que a día de hoy las grandes ciudades están congestionadas, el Lilium Jet pretende ofrecer un vehículo de uso privado para el transporte por el aire en el que, eso sí, para el aterrizaje y el despegue es necesario disponer de una superficie de 225 metros cuadrados.

El objetivo de la compañía es que su vehículo alcance los 400 km/h de velocidad máxima, aunque más tarde pretenden incluso superar esta cifra, y una altitud máxima de vuelo de 3.000 metros.

Con una autonomía de 500 kilómetros, sus baterías ofrecen 320 kW y unas prestaciones equiparables a las de un helicóptero, siendo necesario únicamente un enchufe para recargarlas de energía como ocurre con los coches eléctricos.

Dispone de 36 pequeños motores repartidos por este vehículo del futuro y no va a ser una molestia en cuanto al ruido, como sí ocurre con los aviones. Con un diseño interesante cuenta con unas alas de 10 metros y una potencia de 435 CV. Para poder pilotar Lilium Jet se exigirá formación previa de piloto de avión ligero.

Con una demostración en funcionamiento a escala, pretenden ofrecer el mismo servicio con un versión a tamaño real y producir un modelo para comprarlo durante el 2018.

[Fuente: Lilium]

Te puede interesar