Este pollo impreso en 3D se cocina con láser, y el resultado es más jugoso y exquisito que el de tu abuela

Pechuga de pollo

Getty Images

  • En muchas ocasiones el pollo sale crudo, seco o chicloso, pero un grupo de la Universidad de Columbia ha dado con la solución, usando diferentes tipos de láser para cocinar la carne impresa en 3D.
  • Es un paso de gigante para digitalizar el proceso de cocción con resultados óptimos, sin necesidad de horno o cocina convencional. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Una de las formas más saludables de cocinar pollo es hervido o al vapor, pero a nadie le sale tan bien como a este sistema de láser desarrollado por investigadores de la Universidad de Columbia, cuyos resultados se han publicado en la revista npj Science of Food.

En el futuro un chef personal digital podría cocinar todo lo que quieras, adaptando la forma, la textura y el sabor de los alimentos con tan solo pulsar un botón. Es la inquietud de este equipo de científicos, que se ha servido de láseres para cocinar y tecnología de impresión 3D para ensamblar alimentos como el pollo.

"Cocinar es esencial para el desarrollo de la nutrición, el sabor y la textura en muchos alimentos, y nos preguntamos si podríamos desarrollar un método con láser para controlar con precisión estos atributos", dijo Jonathan Blutinger, ingeniero de la Universidad de Columbia y autor principal del artículo- 

Pollo cocinado con láser azul. La luz se dirige por dos galvanómetros de espejos controlados por software.
Pollo cocinado con láser azul. La luz se dirige por dos galvanómetros de espejos controlados por software.

Universidad de Columbia

Mientras que la tecnología de impresión 3D puede producir ingredientes con una precisión milimétrica, no existía hasta el momento un método de calentamiento con el mismo grado de resolución. 

Usando el pollo como modelo alimentario, los científicos exploraron distintas modalidades de cocción al exponer la luz al exponer luz azul (445 nm) e infrarroja (980 nm y 10,6 μm) a esta carne.

Como se aprecia en el vídeo, imprimieron varias muestras de pollo como banco de prueba y evaluaron parámetros culinarios claves para el resultado final como la profundidad de cocción, el desarrollo del color, la retención de humedad y las diferencias de sabor entre la carne cocida con láser y la carne cocida al horno. 

Los resultados fueron espectaculares: el pollo cocido con tecnología láser se encoge un 50% menos, retiene el doble del contenido de humedad y muestra un desarrollo de sabor similar al de la carne hervida de forma convencional.

En la cata a ciegas que prepararon como experimento, los dos probadores de sabor prefirieron las muestras de carne cocida con láser, lo que revela el potencial de esta tecnología, que precisará un ecosistema sostenible que la respalde en el futuro. 

"Lo que todavía no tenemos es lo que llamamos Food CAD, una especie de Photoshop de los alimentos", explica el autor. Dicho de otro modo, hará falta un software de alto nivel que permita a los usuarios diseñar los alimentos que quieran sin nociones de programación, así como una plataforma donde la gente pueda compartir sus recetas digitales.  

Un paso más para que la tecnología láser y la impresión 3D se cuelen entre fogones. "La comida es algo con lo que todos interactuamos a diario. Parece natural incorporar software para hacer que la creación de comidas sea más personalizable", apostilla Blutinger. 

Otros artículos interesantes:

Cómo un ingeniero amante de la carne se convirtió en el CEO de una startup que fabrica pollo falso utilizado por restaurantes con estrellas Michelin

Al rico solomillo de vaca wagyu cultivado en laboratorio: científicos japoneses consiguen imprimir en 3D la carne más cara del mundo

"Queremos que la gente pueda comer carne sin matar a una vaca": Cocuus, la startup navarra capaz de imprimir en 3D chuletones a partir de células madre, restos o plantas

Te recomendamos

Y además