Pasar al contenido principal

El cofundador de Google invierte en BlackFly, otra loca startup de coches voladores

BlackFly
BlackFly BlackFly
  • La startup canadiense Opener presentó su coche volador, BlackFly, el jueves.
  • BlackFly puede viajar 40 kilómetros a 99 kilómetros por hora. Es completamente anfibio y supuestamente tan fácil de usar que no requiere licencia para volar.
  • Opener anunció el respaldo del cofundador de Google, Larry Page, que también ha invertido en la empresa de coches voladores Kitty Hawk.

El cofundador de Google, Larry Page, ha respaldado la startup canadiense Opener, que el jueves pasado anunció sigilosamente su vehículo eléctrico volador BlackFly.

Es la segunda startup de coches voladores respaldada por Page, que también ha invertido en la estadounidense Kitty Hawk, dirigida por el ex Google Sebastian Thrun. Opener no indicó cuánto había invertido Page.

Vimos la noticia por primera vez en la BBC.

BlackFly es un monoplaza que puede viajar 40 kilómetros a 99 kilómetros por hora. Va propulsado por ocho motores y aparentemente es anfibio (puede operar en tierra y mar, aunque despega mejor desde suelos herbosos). El vehículo se opera con un joystick. Opener afirma que sus controles son simples y que no requiere licencia formal de piloto para volar.

Opener dijo que ha estado nueve años construyendo BlackFly en secreto. Han realizado 1.400 vuelos y 19.000 kilómetros durante las pruebas. Ha trabajado con las autoridades de transporte de Canadá. La compañía afirma que le gustaría que sus vehículos se integraran con la red de transporte público de Canadá.

No está claro cuándo saldrán a la venta los vehículos voladores, pero Opener ya tiene el permiso de los reguladores para volar BlackFly como un "avión ultraligero básico". Según la BBC, los primeros modelos serán caros, pero eventualmente los vehículos podrían costar alrededor de lo mismo que un coche deportivo.


Mira el BlackFly en acción:

Te puede interesar