Pasar al contenido principal

El cofundador de Instagram estaba preocupado porque Zuckerberg le trataba como Trump para conseguir que dimitiera, según un reportaje de Wired

Instagram cofounder Kevin Systrom.
Kevin Systrom, cofundador de Instagram. Jeff Chiu/AP
  • Un extenso reportaje publicado por Wired a partir de 65 entrevistas con actuales y antiguos trabajadores de Facebook relata 15 meses desastrosos para la compañía.
  • El informe contiene detalles sobre el deterioro de la relación entre Mark Zuckerberg y los cofundadores de Instagram, que se marcharon en septiembre.
  • Una fuente le ha contado a Wired que el cofundador Kevin Systrom se mostraba públicamente su preocupación al entender que Zuckerberg lo estaba tratando de la misma manera que Donald Trump trató al ex fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, que dimitió en noviembre a petición del propio Trump.

Un nuevo reportaje publicado por Wired ha puesto de manifiesto el deterioro de la relación entre Mark Zuckerberg e Instagram, lo que llevó a que los cofundadores Kevin Systrom y Mike Krieger dimitieran en septiembre del año pasado.

Según Wired, que ha entrevistado a 65 trabajadores y ex-trabajadores de Facebook para hacerse una idea del desastroso año 2018 de la empresa, existían varios focos de tensión entre Zuckerberg y los jefes de Instagram.

La situación empeoró tanto, según una fuente de Wired, que en un momento dado Systrom se preocupó en voz alta de si Zuckerberg estaba tratando de forzarlo a dimitir haciendo que su trabajo fuera insoportable, comparando su relación con la del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la del ex fiscal general, Jeff Sessions. Sessions dimitió a petición de Trump en noviembre.

El éxito de Instagram ante el descenso del crecimiento de usuarios de Facebook fue una fuente de fricción, según Wired, ya que algunos ejecutivos creían que Instagram estaba canibalizando la aplicación original de Facebook.

Además del éxito de Instagram, la buena prensa de la que gozaba Systrom no hizo nada para suavizar la tensión. Zuckerberg dio la orden de que ningún ejecutivo tuviera un perfil detallado en ninguna revista sin que antes fuera consultado o bien él mismo o la directora de operaciones Sheryl Sandberg, según le dijo Wired, una persona directamente involucrada en la decisión. Algunos lo vieron como un intento de cortar las alas a Systrom.

Leer más: "Esta es probablemente la última vez que hablarás conmigo": el cofundador de Whatsapp rompe su silencio sobre su fría relación con Zuckerberg

Fuentes familiarizadas con los fundadores de Instagram, Systrom y Krieger, le han dicho a Wired que a ambos les inquietaba que Zuckerberg empezaran a verlos con malos ojos en el momento en que estalló el escándalo de Cambridge Analytica en marzo de 2018.

A esto se sumó el hecho de que Zuckerberg le dijo a Instagram en julio que Facebook estaba retirando el apoyo de Instagram, incluyendo la publicación de anuncios dentro de la aplicación de Facebook, y proporcionando enlaces a Instagram cuando los usuarios se cruzaban en sus feeds de Facebook.

Facebook no ha estado disponible de forma inmediata para responder a las preguntas de Business Insider.

Puedes leer el reportaje completo de Wired aquí.

Y además