Pasar al contenido principal

El cofundador de Microsoft encuentra los restos de un portaaviones perdido durante la IIGM

Pistola de defensa antiaérea
Un arma de defensa antiaérea encontrada junto a los restos del portaaviones USS Lexington Vulcan Inc./YouTube
  • Un equipo de búsqueda liderado por Paul Allen ha encontrado los restos del USS Lexington.
  • Allen es el multimillonario cofundador de Microsoft.
  • El USS Lexington se hundió durante la Batalla del Mar de Coral el 8 de mayo de 1942.


Un equipo de búsqueda liderado por Paul Allen, el multimillonario cofundador de Microsoft, ha encontrado los restos del USS Lexington, un portaviones estadounidense hundido durante la Batalla del Mar de Coral el 8 de mayo de 1942.

El barco fue descubierto por el buque de investigación Petrel en el fondo del mar, a más de 800 kilómetros de la costa este de Australia y a más de 3.000 metros bajo el agua. El equipo llevaba seis meses buscando.

"Es un honor rendir homenaje al USS Lexington y a los valientes hombres que la acompañaron", afirmó Allen en un comunicado publicado en su web. "Como estadounidenses, debemos agradecer a todos los que sirvieron y siguen sirviendo a nuestro país por su valor, persistencia y sacrificio".

Lee más: Esta es la historia de los afroamericanos que lucharon en la guerra civil española

El "Lady Lex", como se conocía al barco, fue comisionado por primera vez como crucero de batalla. Pero en 1925 lo lanzaron como portaaviones.

El Lexington luchó junto al USS Yorktown y se enfrentó a las fuerzas japonesas, incluyendo tres portaaviones, durante la Batalla del Mar de Coral del 4 de al 8 de mayo de 1942. Fue la primera batalla entre portaaviones en la historia, en la que los barcos de duelo nunca llegaron a verse.

USS Lexington
La tripulación superviviente del USS Lexington, hundida por los japoneses en el Mar de Coral, abandona el barco. Los marineros se deslizan por las cuerdas y son recogidos por pequeños botes. El destructor, a la derecha, recoge a los enfermos y heridos. Hulton Archive/Getty Images

El Lexington sufrió múltiples impactos de bombas y torpedos, pero las explosiones secundarias y los incendios incontrolables llevaron al capitán a ordenar al resto de la tripulación abandonar el barco la noche del 8 de mayo. La evacuación se llevó a cabo de forma ordenada: incluso un grupo de marineros allanó la tienda del barco en busca de helados mientras esperaban para bajarse.

Se ordenó al destructor UUS Phelps que hundiera al Lexington ardiente lanzando cuatro torpedos al portaaviones alrededor de las ocho de la tarde. El barco se estremeció y salieron grandes nubes de vapor, pero permaneció erguido hasta que las olas lo cubrieron.

"Ahí va", dijo un oficial de Lexington en un barco cercano, mientras el portaaviones se hundía. "No se dio la vuelta. Va a bajar con la cabeza alta. El querido Lex. Una dama hasta el final".

Casi 2.800 miembros de la tripulación del Lexington fueron rescatados, incluyendo al capitán y su perro Wags. 216 tripulantes murieron durante la batalla, muchos de ellos durante la lucha para salvar el barco.

Douglas Devastator TBD
Un torpedo Douglas Devastator TBD que se hundió con el Lexington. El ala aún está doblada. Vulcan Inc./YouTube

La batalla ayudó a frenar el avance japonés en Australia y Nueva Guinea, y llegó un mes antes de que la Marina estadounidense sorprendiera y derrotara a los japoneses en la Batalla de Midway, que cambió el rumbo de la guerra en el Pacífico.

El Lexington también se hundió con 35 aviones, de los cuales el equipo de Allen había encontrado 11 hasta el 5 de marzo. Entre los que se encontraban entre los escombros había dos Douglas TBD-1 y un Grumman F4F-3 Wildcat, según comentó Allen en Twitter.

 

El Lexington es el único hallazgo reciente del equipo liderado por Allen.

Sus expediciones también han descubierto el buque de guerra japonés Musashi, uno de los buques de guerra más grandes y armados de la historia, así como el USS Indianápolis, un crucero pesado que se hundió después de entregar componentes importantes para la bomba atómica "Little Boy" a la isla de Tinian.

En los días previos al rescate, la tripulación de Indianápolis quedó expuesta a la deshidratación, el sol y los tiburones, sufriendo uno de los peores desastres de la Marina.

Aquí puedes ver imágenes del Lexington grabadas por el equipo de Allen.

Te puede interesar