Un cofundador de The Sandbox explica qué es lo que ocurre en el metaverso, donde los terrenos se venden por millones y famosos como Snoop Dogg pasan el rato

Una captura de pantalla del metaverso virtual de The Sandbox

The Sandbox

  • El metaverso ha sido objeto de un gran despliegue publicitario, y Wall Street está entusiasmado con su potencial para hacer dinero.
  • El cofundador de The Sandbox, Sebastien Borget, explica a Business Insider que aún estamos en los primeros días, pero que pronto podría construirse toda una nueva economía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nadie sabe cómo va a ser el metaverso. O incluso si realmente va a convertirse en algo.

El difuso término se refiere a los mundos virtuales en los que la gente crea avatares para jugar, trabajar, construir cosas o ver eventos virtuales. Las grandes compañías, como Facebook, quieren participar, pero los desarrolladores de criptomonedas están siendo la competencia.

En cualquier caso, hay mucho revuelo al respecto. La gente de Wall Street está muy entusiasmada con su potencial para hacer dinero.

Nada ha impulsado más ese hype que las enormes transacciones inmobiliarias que están teniendo lugar, con parcelas de terreno virtual que cambian de manos por millones de euros.

En el centro del boom de los terrenos virtuales se encuentra The Sandbox, un metaverso descentralizado basado en el blockchain. Una parcela de terreno virtual en su interior se vendió por 4,3 millones de dólares en noviembre, a pesar de que aún no se ha lanzado por completo.

A medida que el mundo virtual se desarrolle el año que viene, la gente podrá construir y vender artículos, jugar a juegos para ganar tokens, comerciar con propiedades y mucho más.

Las ventas de terrenos en The Sandbox ya superan los 200 millones

Sebastien Borget cofundó la empresa de juegos The Sandbox en 2012, y ahora es su director de operaciones. Explica que las ventas de tierras virtuales se han disparado en los últimos meses, y que las cifra total de ventas entre 2019 y hoy ascienden a 211 millones de dólares.

Tanto los entusiastas de las criptomonedas como los creadores y los jugadores se han visto atraídos. La criptodivisa 'arena' ha subido más de un 9.000% en el último año.

"Hasta ahora la recepción ha sido buena y tenemos miles de usuarios jugando simultáneamente (en la versión alfa)", explicaba Borget a Business Insider a principios de este mes. Sin embargo, añadía: "Todavía es muy pronto".

Borger pronostica que se convertirá en una economía digital con conciertos virtuales, galerías de arte, museos y estudios de arquitectura.

Además, el empresario se ha mostrado muy entusiasmado con la llegada del famoso rapero estadounidense Snoop Dogg a The Sandbox, donde realizará espectáculos virtuales. A principios de diciembre, alguien desembolsó 450.000 dólares por un terreno cercano a la mansión de Snoop, probablemente la venta de terreno más cara por metro cuadrado hasta la fecha.

La tecnología de las criptomonedas "permite la propiedad del usuario"

Los primeros metaversos, como The Sandbox y Decentraland, se basan en la tecnología criptográfica descentralizada, con transacciones denominadas en tokens digitales.

Pero, ¿por qué los metaversos deben basarse en la criptotecnología? ¿No podrían escribirse simplemente con código informático normal?

Borget apunta que la tecnología blockchain es enormemente útil para permitir a los usuarios ser dueños del contenido que crean en The Sandbox, porque les permite acuñar en tokens no fungibles, o NFT.

También permite que existan redes complejas sin que ninguna entidad tenga el control general. Por ejemplo, la cantidad de tierra en The Sandbox es finita, según Borget, y se rige por un llamado contrato inteligente escrito en la cadena de bloques.

"Estoy trabajando para hacer crecer la parte descentralizada del metaverso, en la que permitimos a los usuarios ser verdaderamente dueños de su identidad y ser autosuficientes", señala.

Los metaversos atraen a las grandes marcas

Pero eso no quiere decir que el metaverso de las criptomonedas sea una especie de estado comunista. Empresas como The Sandbox quieren ganar dinero a través de las numerosas comisiones que cobran a los usuarios. Por ejemplo, The Sandbox se queda con un 5% cada vez que alguien compra o vende algo con el token de arena.

The Sandbox cree que los acuerdos con las grandes marcas son clave para crear una economía vibrante dentro del metaverso y atraer a los usuarios. Puede que los museos y las galerías de arte estén lejos, pero hasta ahora Los Pitufos, los Osos Cariñosos y The Walking Dead se han apuntado.

Esto habla de la visión que Borget tiene del metaverso, un lugar extravagante donde la diversión es lo más importante.

"Los avatares... tendrán acceso a experiencias culturalmente muy diversas", sentencia. "Y eso lo convierte en un lugar atractivo".

Otros artículos interesantes:

Elon Musk dice que el metaverso parece ahora mismo más una palabra de moda y marketing que una realidad

Los nuevos multimillonarios en 2021 gracias a las criptomonedas

"Estamos en una burbuja": un profesor especializado en blockchain explica por qué es demasiado pronto para hablar del metaverso y la web 3.0

Te recomendamos