Disfrutar de los servicios de un hotel sin alojarse en él: la tendencia que está ayudando a Meliá, Only You, Vincci o Relais & Chateaux a compensar la falta de turistas extranjeros

Bless Hotel Ibiza
Bless Hotel Ibiza

Hotelbreak

  • El cohoteling es una tendencia que permite disfrutar de los espacios comunes y de los servicios de un hotel de lujo sin tener que estar alojado en él. 
  • Esta nueva corriente, avivada por la pandemia, permite que los hoteleros puedan sacar partido de las instalaciones ante la ausencia de turistas internacionales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El año 2020 fue un año devastador para el turismo español. 

El sector pasó de representar el 12,4% del PIB español en 2019 a solo el 4,3% el año pasado. Perdió más de 100.000 millones de euros y España, uno de los destinos de referencia a nivel internacional, se quedó sin 63 millones de turistas extranjeros en 2020.

La industria hotelera fue una de las más afectadas, viéndose obligada a cerrar sus establecimientos durante meses y con ingresos bajo mínimos. Hasta que se recuperen los niveles de ocupación previos a la crisis y los extranjeros vuelvan a alojarse en los hoteles de nuestro país, las grandes cadenas buscan alternativas para obtener ingresos.

En concreto, el sector hotelero busca nuevas fórmulas para rentabilizar sus espacios comunes sin necesidad de estar alojado, una tendencia bautizada con el nombre de cohoteling e impulsada en España por Hotelbreak, una plataforma que ofrece una alternativa para que los hoteles de lujo puedan sacar rendimiento de sus instalaciones, muchas de las cuales se encuentran infrautilizadas ante la ausencia de turistas y que sus propietarios tienen que seguir manteniendo en perfecto estado.

La startup mallorquina, fundada en 2019 por Cristian Alcoba y Maxime Renaudin, permite a cualquier local o visitante nacional convertirse en turista por unas horas y disfrutar de experiencias de día en hoteles de 4 y 5 estrellas sin tener que dormir en ellos. 

Los planes van desde el uso de la piscina en la azotea del hotel a un masaje y circuito de spa, un brunch, el acceso al gimnasio con clase de yoga, una cena con spa o camas balinesas. Es decir, todo lo que podría hacer un huésped, pero sin serlo. 

La plataforma permite gestionar las instalaciones con la misma flexibilidad que las habitaciones, ajustando el precio y la disponibilidad a la demanda, de modo que el cliente que se hospeda en el hotel no se sienta invadido por el cliente externo, los llamados diacacionistas (gente que disfruta de vacaciones de un día). 

Hotelbreak cuenta con hoteles asociados en España (Baleares, Andalucía, Madrid, Canarias y Cataluña), Francia (París), Portugal (Lisboa y Oporto) e Italia (Toscana). Algunas de las cadenas hoteleras presentes en España que se han sumado a esta tendencia son Relais & Chateaux, Meliá, Only You, Room Mate, Vincci o Iberostar.

El impulso de la pandemia

La plataforma ha incrementado el número de hoteles adheridos un 391%, hasta los 284 —esperan cerrar julio con 300 hoteles– y el número de usuarios que han reservado planes ha alcanzado las 13.400 personas.  

Así, pese a la pandemia, el año pasado esta plataforma facturó un 13% más que en 2019, aumentó su nómina de hoteles un 106% e incrementó sus reservas un 50%. Este año esperan facturar 600.000 euros.

"La tendencia no nació por la pandemia, sino con la idea de abrir los hoteles al cliente local, pero sí que ha supuesto un gran revulsivo para esta tendencia", asegura Alcoba a Business Insider España.

Según los datos del último año, los hoteles de costa están facturando entre 12.000 y 13.000 euros más al mes por estos servicios, con un ticket medio de consumo de los clientes de 108 euros por persona (incluida la reserva más el gasto extra que suelen hacen en el establecimiento). En el caso de los hoteles urbanos, los ingresos que repercuten en el hotel ascienden a 4.000 euros, con un ticket medio de 54 euros por persona. 

Según un reciente informe de Hotelbreak, los hoteles de lujo han incrementado un 35% su negocio gracias a los clientes de día y el 60% de las personas que hacen uso de los espacios destinados al cohoteling son clientes de día, es decir, locales o turistas de proximidad. 

Nuevos espacios en los hoteles

Sobre la necesidad de diversificar el modelo turístico se habló el pasado junio en el XVI Smart Business Meeting, que organizó Business Insider España bajo el título Hacia una nueva forma de viajar en el escenario post COVID.

Los expertos pusieron sobre la mesa cuáles serán las grandes tendencias en turismo este 2021 y señalaron qué cambios han llegado para quedarse. 

Carlos Calero, directo general de Vincci Hoteles, afirmó que es necesario quitar al cliente local esa barrera psicológica de que al hotel no se puede entrar a no ser que se esté alojando en él.

"Muchos hoteles se hacen abiertos para aprovechar servicios como las terrazas y los bares. Hay que rentabilizar espacios porque hay muchos metros cuadrados en desuso hasta que el cliente vuelve a pasar la noche", apuntó el empresario.

El directivo señaló que los nuevos establecimientos tienden a unificar espacios, una estrategia por la que ya apostaba su cadena desde antes de la pandemia. "Decimos adiós a la típica recepción, a los buffet de desayuno y a los espacios tristes. Tiene que ser todo mucho más informal y es algo que el propio cliente nos demanda", aseguró Calero.

Otros artículos interesantes:

“Los bonos turísticos son bienvenidos; llegan tarde, pero que lleguen y se puedan utilizar ayuda a reactivar el consumo interno”, según el director general de Destinia, Ricardo Fernández

La resurrección de las agencias de viajes: los expertos del sector apuestan por el binomio factor humano y tecnología en el escenario post COVID

De los datos a la digitalización de procesos: así cambiarán el transporte y el turismo tras el COVID-19

Te recomendamos

Y además