Un colegio tendrá que indemnizar a un alumno que sufrió acoso escolar: "no se tomaron medidas para detener los abusos"

Niño sufriendo acoso en un colegio
Getty

Un colegio privado tendrá que indemnizar con 1.500 euros a un alumno que ha estado sufriendo acoso a lo largo de los últimos meses por parte de otro menor de edad. La sentencia, dictada por la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, condena al centro escolar al considerarlo responsable civil solidario.

El motivo es que las medidas que se adoptaron para intentar proteger al menor acosado fueron insuficientes, ya que no se tuvieron en cuenta todas las circunstancias de la situación.

¡Cuidado! La empresa puede vigilar la pantalla de tu PC mientras teletrabajas y despedirte si desatiendes tus funciones

Los hechos son los siguientes: el acosador llevaba medio año amedrentando al otro chico dentro de las dependencias del colegio. El menor que sufrió bullying llegó a recibir golpes, insultos, empujones y también fue acorralado contra una pared.

Esto provocó que el adolescente acosado padeciese ansiedad, inquietud, bajada de rendimiento escolar, sentimiento de culpa e incluso ideaciones suicidas."Se trata por tanto de hechos que perduraron en el tiempo, graves en sí mismos por lo que son y por los efectos perniciosos en un menor de edad", argumenta la sentencia.

Esta situación llevó a que el chico necesitase tratamiento psicológico, ya que las situaciones de abuso se sucedían de manera reiterada. Los magistrados estiman que el colegio es responsable de estos hechos porque no actuó desde el momento en el que fueron conscientes del acoso.

El fallo afirma que las medidas se deben poner en marcha en cuanto se produce la primera agresión, y que de lo contrario el colegio se convierte en responsable, pues estaría ignorando su deber de vigilancia y control de los menores de edad.

"Las personas o entidades que sean titulares de un Centro docente de enseñanza no superior responderán por los daños y perjuicios que causen sus alumnos menores de edad", señala el texto.

En su defensa, los responsables del colegio afirmaron haberse acogido a los protocolos acordados para estos casos. Además, el centro escolar también objetó que habían prestado ayuda a la madre del chico acosado, y que hicieron un esfuerzo por aclarar los hechos.

Sin embargo, los magistrados, haciendo referencia a los motivos anteriormente citados, consideran que esta labor fue insuficiente y que además la situación de bullying se extendió demasiado en el tiempo. Los 1.500 euros de indemnización se estiman conforme a la satisfacción del daño moral causado al menor. Los padres del acosador también tendrán que abonar esta cantidad.

Eso sí, la sentencia no es firme y todavía cabe recurso de casación por parte del colegio y de los padres del menor que llevó a cabo la conducta violenta.

Otros artículos interesantes:

10 famosas series de dibujos animados ordenadas por su grado de violencia

Instagram lanza Límites para frenar el ciberacoso y las avalanchas de odio

Esto es lo que puedes hacer ante una situación de acoso laboral o 'mobbing'

Te recomendamos