Un estudio elaborado durante más de 20 años demuestra un vínculo entre el colesterol y enfermedades como el alzheimer o la demencia senil

Una hija atiende a su madre con alzhéimer.
Getty/Xesai

A los muchos riesgos que conlleva tener unos altos niveles de colesterol se añade uno más. Según un estudio publicado este viernes por la revista especializada Lancet Healthy Longevity, unos niveles elevados de colesterol de lipoproteínas de baja densidad durante la vida adulta, lo que se conoce como colesterol malo, se asocian a un mayor riesgo de desarrollar demencia y alzheimer una década después de pasados los 50 años

Se trata, afirma esta publicación, del mayor estudio realizado hasta ahora sobre la cuestión. Dirigido por la London School of Hygiene & Tropical Medicine (LSHTM) con la Universidad de Tsukuba en Japón y el OXON Epidemiology, con sedes en Londres y Madrid, el informe aporta las pruebas más sólidas recogidas hasta la fecha sobre la relación entre el colesterol en sangre y enfermedades como la demencia y el Alzheimer.

Financiados por Alzheimer's Society, una asociación ubicada en Reino Unido que trata de concienciar sobre la necesidad de combatir con recursos enfermedades como la demencia y el propio alzheimer, los investigadores utilizaron además datos anónimos recogidos de la Base de Datos de Investigación de la Práctica Clínica del Reino Unido (CPRD, por sus siglas en inglés). 

Consiguen identificar las neuronas más vulnerables a la enfermedad del Alzheimer

En total, se trató de una impresionante muestra de 1,8 millones de adultos británicos mayores de 40 años a los que se les midió el colesterol en sangre entre 1992 y 2009. Después, se ha seguido a cada uno de ellos durante 23 años o hasta el diagnóstico de demencia senil. 

Con los muchos datos proporcionados por todos estos pacientes, explican los investigadores, se han calculado los riesgos de padecer enfermedades como la demencia senil o el Alzheimer después de haber registrado unos altos niveles de colesterol total en sangre (el colesterol LDL, el colesterol HDL y los triglicéridos) ajustando por otros factores. 

De las 953.635 personas del estudio que tenían un registro alto de colesterol LDL, el 2,3% (21.602) fue en algún momento diagnosticados de demencia o Alzheimer. Así, de los más de 1,8 millones de personas que tenían una primera lectura de alto colesterol total, casi 50.000 (2,7%) tuvieron un diagnóstico posterior en el periodo de seguimiento de 23 años, hasta 2015.

Estas asociaciones fueron más débiles en las personas a las que se les midió el colesterol en sangre después de los 65 años. No se observaron, por otra parte, asociaciones consistentes para el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) o triglicéridos.

Por ello, los investigadores piden que el colesterol LDL se añada a los pocos factores de riesgo potencialmente modificables de la demencia y del Alzheimer.

Un nuevo estudio vincula la falta de sueño con las primeras etapas del Alzheimer

El director del estudio, el Dr. Nawab Qizilbash, epidemiólogo clínico de OXON Epidemiology y profesor asociado honorario de farmacoepidemiología en la LSHTM, ha explicado al respecto que, aunque la relación entre el alto colesterol y la demencia y el Alzheimer es, según estos resultados, modesta, sí que cabe considerar el primero como un factor de riesgo para estas enfermedades.

 "La mayoría de los factores de riesgo para la demencia conocidos son difíciles de modificar, y las pruebas convincentes de que su alteración puede prevenir la demencia o el alzheimer son escasas", ha añadido este experto en declaraciones recogidas por el portal de la LSTHM. No es el caso del colesterol, un indicador que puede cambiar sustancialmente cuando se adquieren hábitos más sanos.

Con todo, explica, aún faltan estudios que confirmen que, en efecto, reducir el colesterol puede ayudar a reducir el riesgo de padecer demencia.

Un alto colesterol alto puede aumentar las posibilidades de demencia hasta en un 60%

Más rotundo se ha mostrado Masao Iwagami, profesor adjunto de la Universidad de Tsukuba y profesor asociado honorario de Epidemiología y Salud de la Población en la LSHTM: "Nuestro estudio empequeñece en tamaño todos los estudios anteriores y proporciona resultados realmente precisos", comenta.

Iwagami ha dado cifras al factor de riesgo. Por ejemplo, las personas que registraban en el estudio con menos de 65 años niveles de colesterol superiores a los 200 miligramos en sangre tenían un 60% más de posibilidades de ser diagnosticadas con demencia llegados a los 60 años que quienes registraron menos de 100 miligramos. 

"La fuerza de esta asociación es comparable a la de otros factores de riesgo modificables como el consumo de alcohol, y mayor que la de la presión arterial", ha detallado Iwagami.

La investigación, por otra parte, supone cambiar algunas de las ideas preconcebidas que existen sobre cómo el estilo de vida afecta a las posibilidades de sufrir demencia a partir de los 65 años.

"Sabemos que cuidar la salud cardiovascular es una forma importante de reducir el riesgo de desarrollar demencia, así como muchas otras enfermedades. Sin embargo, el papel que desempeña el colesterol en el aumento de la probabilidad de desarrollar demencia no se conoce tan bien", ha comentado Hannah Churchill, directora de comunicaciones de investigación de la Alzheimer's Society.

15 comidas que pueden causarte enfermedades cardíacas

"Si bien es difícil asegurar a partir de este informe si existe una relación causal, estudios como este pueden utilizarse como trampolín para justificar nuevas investigaciones sobre si el control de los niveles de colesterol en la mediana edad podría reducir el riesgo de demencia en la edad adulta", ha concluido Churchill.

Los autores reconocen, por último, algunas limitaciones en su investigación, como la falta de información sobre la dieta de los participantes o la actividad física, por lo que no ha sido posible evaluar la influencia de estos factores en el colesterol ni, por consiguiente, cómo influyen también en el desarrollo de la demencia y el Alzheimer. La puerta, en todo caso, queda abierta para explorar estas asociaciones también en el futuro.

Otros artículos interesantes:

14 alimentos que te ayudarán a reducir el colesterol malo

Cómo bajar el colesterol: 7 consejos avalados por expertos

11 formas de bajar tu colesterol respaldadas por la ciencia

Te recomendamos

Y además