Pasar al contenido principal

Cómo vestirse correctamente en una entrevista de trabajo: apuesta por tonos neutros y nunca te vistas de naranja, según la opinión de más de 2.000 reclutadores

ese es el color que  debes evitar en una entrevista de trabajo
Kim Hong-Ji/ Reuters
  • En las entrevistas de trabajo las empresas buscan saber en la medida de lo posible si un candidato es el adecuado para encajar en su compañía.
  • Para ello el futuro empleado puede ser examinado al detalle, desde sus habilidades para trabajar en equipo hasta por supuesto la forma de hablar o la ropa que lleva.
  • Por ello, saber de antemano qué vestir en una entrevista de trabajo para crear una buena impresión es esencial.
  • Un estudio elaborado por el portal de empleo CareerBuilder permite conocer los colores más y menos recomendados por los reclutadores para vestir en una entrevista laboral.
  • Mientras que los tonos neutros fueron muy aconsejados, el color naranja fue el escogido como más probabilidad de ser asociado con la falta de profesionalidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las entrevistas de trabajo son la forma en que las empresas pueden conocer más de cerca a un candidato para saber si este se ajusta a lo que andan buscando. Es decir, van a examinar al detalle. Y cualquier elemento puede ser tenido en cuenta a la hora de decidirse o rechazar a un aspirante.

Lo normal es que lo que más prime para ello sea la trayectoria personal, las capacidades y por supuesto las tan demandadas habilidades blandas. Pero no podemos negar, que las primeras impresiones muchas veces comienzan ya con el primer vistazo, y ahí la ropa juega un papel esencial.

A la hora de afrontar una entrevista de trabajo, casi tan esencial como preparar tus respuestas y preguntas es escoger qué vas a vestir.

Y es que la ropa dice mucho de las personas, y está cargada de connotaciones y mensajes. Por ejemplo, zapatos caros y las zapatillas deportivas llevan tiempo siendo utilizadas por los millennials más poderosos como símbolo de status.

Pero quizá, hasta llegar a alcanzar su posición social, lo más recomendable es no presentarse a una entrevista de trabajo con una apariencia demasiado informal o estilos muy llamativos que desconcierten y eclipsen la atención del reclutador.

Estas son algunas de las conclusiones a las que llegaba un estudio elaborado por el portal de empleo CareerBuilder sobre los mejores y peores colores que vestir en una entrevista de trabajo. Si bien el informe era elaborado en 2013 a pesar de los años, sus conclusiones parecen seguir vigentes según confirmaba hace un año el equipo a la web Money.

Leer más: Más allá de tu forma de vestir o de tu lenguaje corporal: estos son los 4 rasgos que tienes que tener en cuenta si quieres causar una buena primera impresión

Para su elaboración, se pidió a una muestra de 2.099 profesionales de recursos humanos de todas las industrias y tamaños de empresas que valoraran los mejores colores para acudir a una entrevista de trabajo. 

En sus respuestas, poco espacio para la sorpresa. Los colores neutros como el azul, el negro y el gris encabezaron el listado siendo los tonos más recomendados por los reclutadores.

Pero sí que llama la atención el color menos aconsejado para vestir en una entrevista laboral.  El naranja lideró la lista de tonalidades a evitar y entre los motivos para ello, su mayor probabilidad de asociarse con la falta de profesionalidad. A pesar de ello también era asociado con la creatividad, junto a otros colores como el verde, el amarillo o el morado.

Consejos para vestir en una entrevista laboral

El informe fue presentado junto a una serie de consejos sobre cómo vestir en una entrevista de trabajo dados por los expertos de CareerBuilder.

Bajo su opinión, lo más adecuado es tener pensado de antemano qué se a vestir, para no dejar espacio a la improvisación. Por supuesto, hay que decidirse siempre por aquella ropa que mejor siente, evitando prendas que marquen mucho o queden demasiado amplias. 

La mejor opción es intentar adecuar el estilo a la forma de vestir de la empresa por la que vas a ser entrevistado. Para ello puede ser recomendable intentar indagar a través de las redes y perfiles sociales sobre posibles códigos de vestimenta que impongan. 

Si encuentras que su forma de vestir es demasiado informal, a pesar de ello, prueba a darle un toque de formalidad a tu look durante la entrevista, según el consejo de los expertos de CareerBuiulder. Ya tendrás tiempo de optar por pantalones cortos y chanclas si te contratan y la seriedad será un punto a tu favor.

Además se aconseja desechar accesorios o elementos muy llamativos como grandes lazos, patrones fuertes o joyas de gran tamaño. Con ellos se corre el riesgo de distraer al entrevistador y que pase más tiempo preguntándose sobre el modelo escogido que sobre tus capacidades como posible empleado.

Por último recomiendan cuidar todos los detalles. Asegúrate que tus zapatos están limpios, tu ropa bien planchada o incluso tus uñas cuidadas. 

Nada puede dejarse a la suerte, cuando se trata de convencer a alguien de que eres la persona adecuada para ese trabajo.

Y además