Qué comer en cada pueblo del Camino De Santiago: el plato típico de cada lugar

Platos típicos del Camino de Santiago

Getty Images

No hay gallego que no escuche varias veces al año eso de ¡qué bien se come en Galicia! Por eso, el Camino de Santiago es una estupenda ocasión para catar los manjares de la dieta atlántica y no dejar ni las migas.

Los peregrinos que no sean abstemios darán buena cuenta de una cunca de vino, los más golosos se pondrán las botas con filloas o tarta de Santiago, y tras el hambre de largos kilómetros de caminata por costa, montaña y asfalto disfrutarán más que nadie de sabores típicos de los productos da terra: pimientos de Padrón, empanada de bonito, de zamburiñas o de liscos; chorizo, pulpo o cocido. 

Dónde se inicia el Camino de Santiago y cuántos kilómetros se hacen, según la ruta

Si vas a hacer la ruta más famosa y popular de todas, el Camino Francés ?que acapara a más de la mitad de los viajeros que echan a caminar hacia la catedral?, estos son los platos típicos gallegos que podrás probar en cada pueblo de las etapas más famosas, aquellas que transcurren desde Sarria a la capital compostelana. 

Sarria, a la rica carne de ternera

Carne con patatas

Los platos indiscutibles de la cocina tradicional gallega que los visitantes pueden degustar en Sarria son el emblemático pulpo á feira, la tortilla de patatas, los pimientos de padrón ?producidos entre los meses de mayo y octubre y que están de temporada en verano? y también un amplio surtido de carnes como el chuletón o el entrecot a la parrilla con denominación de origen de Ternera Gallega. 

Ahí no queda todo: croquetas caseras, buenos vinos o carnes de caza como perdiz o jabalí. También porco celta, una raza autóctona de cerdo recuperada con la que se preparan embutidos como el chorizo o los chicharrones prensados. Y en invierno, un buen caldo o unos callos calientan el estómago de los hambrientos peregrinos.

Portomarín, a la rica empanada de anguilas

Empanada gallega

Se come de lujo en el precioso casco histórico de aspecto medieval de Portomarín, cuyo pueblo primitivo fue engullido por las aguas del Miño para posibilitar la construcción del embalse de Belesar, en Chantada hace medio siglo. 

Como curiosidad, los vecinos numeraron todas y cada una de las piedras de la iglesia románica de San Juan y volvieron a levantarla en el centro del pueblo nuevo. Al asentamiento actual también se trasladó la iglesia de San Pedro, un arco del puente romano que preside la entrada o construcciones como el Pazo Conde da Maza o el de Berbeteros.

En Portomarín el plato estrella es el que tiene que ver con la anguila, un pescado teleósteo, que vive entre el mar y el río, y cuya carne es muy apreciada. La joya de la corona es la empanada de anguila, aunque también la puedes degustar frita. Para acompañar la comida, aguardiente de Portomarín y de postre, su típica tarta de renombre internacional preparada con harina, huevos, azúcar y almendras. 

"Portomarín ten a fama, de bon viño e augardente, as rapaciñas moi guapas e os mociños moi valentes", dice el refrán. 

Palas de Rei, pimientos de padrón (uns pican e outros non)

Pimientos de padrón

Los pimientos de Padrón y los de Herbón ?indistinguibles para los paladares foráneos? son uno de los tesoros más internacionales de la comarca lucense de A Ulloa, famosa también por sus espectaculares quesos, muchas veces servidos de postre con membrillo, como el de tetilla. Un peregrino no puede perderse unos buenos pimientos, fritos, tostaditos y coronados de sal gorda.

Desde la web del propio Concello de Palas de Rei destacan su gran riqueza gastronómica: "con docenas de variedades de pescados y mariscos que ofrece el mar de Arousa -nécora, centolla, cigala, camarón, almeja, pulpo, sardina, rodaballo, carioca, se une la primitiva lamprea, las truchas, el reo y el ya escaso salmón del Ulla". 

Si no te sientes intimidado por su terrorífico aspecto, a caballo entre pez y serpiente, puedes animarte a degustar la lamprea, una vianda exquisita para muchos. 

Aunque antaño su consumo estuvo mucho más extendido, hoy se circunscribe a los ríos Miño, Ulla y a ríos lusos como el Lima, el Cávado o la orilla portuguesa del Guadiana. Se come frita, ahumada, en cocido, empanada o a la bordalesa. 

En Palas de Rei también hay un amplio surtido de carnes, especialmente de caza en temporada y de ternera gallega, así como una amplia diversidad de productos derivados del cerdo.

Melide: indiscutible parada para el polbo á feira

Pulpo á feira

La parada obligatoria para miles de peregrinos del Camino Francés es la Pulpería Ezequiel, donde en mesas corridas se degusta, con abundante pimentón, sal y aceite de oliva, el plato insigne de esta cocina atlántica: el pulpo á feira. 

El pulpo se congela, se cuece en agua hirviendo en ollas de cobre o grandes marmitas de acero inoxidable, se moja el plato de madera en el agua de la propia cocción y se corta a mano con tijera. Lleva pimentón dulce y picante, se sala a posteriori y se echa aceite de oliva virgen extra sin miedo, como explica el pulpeiro Paco Gómez a Directo Al Paladar.

En Melide también puedes disfrutar de merluza a la gallega, salpicón de marisco o churrasco. 

Los peregrinos más golosos están de enhorabuena: Melide es uno de los epicentros de la repostería, con un recetario dulce único en el que conviven especialidades gallegas compartidas como las rosquillas, las filloas o las orellas con las roscas de entroido, los melindres, los ricos o los almendrados. 

Si te pirras por este plato, el lugar más famoso de Galicia donde comer pulpo se trata deO Carballiño, el municipio de Ourense donde se inventó este plato hace más de 400 años. Curiosamente, es la única provincia de Galicia que no tiene costa.

Arzúa: uno de los quesos más ricos del mundo

Queso de Arzúa

El producto por excelencia de la localidad es el queso de Arzúa-Ulloa cuya elaboración se realiza en los ayuntamientos de Arzúa, Melide, O Pino, Monterroso y Palas de Rei. Si los quesos te vuelven loco, seguramente quieras llevarte un carro de ellos para casa.

Es un queso de pasta blanda, elaborado con leche cruda o pasteurizad de vaca, con un período de maduración mínimo de seis días, y corteza es fina y elástica, de color amarillo medio a oscuro, brillante, limpia y lisa.

Según los especialistas, en boca se trata de un queso tierno, pastoso, con textura levemente adherente, grasiento y ligeramente húmedo. Su sabor es dulzón y algo ácido, a leche fresca y cn regusto a mantequilla. En los más curados el tono ácido desaparece para dar paso a otros a frutos secos como la almendra.

El queso de Arzúa está amparado bajo la denominación de Origen desde 1989. Además, desde 1976 se celebra cada primer domingo de marzo La Fiesta del Queso de Arzúa, Fiesta de Galicia de Interés Turístico donde no faltan la comida, la bebida, la fiesta y las actuaciones musicales. 

Santiago de Compostela: un festín de marisco, raxo o empanada... y por supuesto, tarta de Santiago

Tarta de Santiago

A la ilusión de pisar la plaza del Obradoiro, besar la tumba del Apóstol, contemplar el botafumeiro, pasear por el casco histórico o admirar la inmensa belleza de la capital compostelana, se suma la gran variedad gastronómica que podrás encontrar en la capital de Galicia si haces el Camino de Santiago. 

Desde pulpo a pescados y mariscos variados, surtido de empanadas, cocido, caldo, lacón con grelos, raxo, churrasco, tortilla de patatas, quesos y embutidos, croquetas caseras, zorza... Y por supuesto, vino para regar la celebración.

Además, podrás degustar la famosa Tarta de Santiago original, cuyos principales ingredientes son las almendras, huevos, azúcar y naranja. Adornada con la famosa Cruz de Santiago, el postre se consume especialmente el 25 de julio, el día de la festividad de Santiago Apóstol. No obstante, el goloso manjar está disponible en restaurantes y pastelerías todo el año. 

Hay mucho más que probar a lo largo y ancho del Camino de Santiago: el jamón de Monterroso, el queixo do Cebreiro o los bizcochos de Samos. ¡Haz hueco en la barriga!

Otros artículos interesantes:

Así afecta la inflación a los platos típicos españoles

Estas son las 4 rutas alternativas al Camino de Santiago que quizás no conocías

Cómo planificar el camino de Santiago con perro: todo lo que debes saber, según la fundadora de Turismo Canino

Te recomendamos