¿Te cuesta recordar algo? Comer chocolate o pasar un buen rato podría ayudarte a memorizar mejor, según este estudio

'Los Simpson'.

20th Century Studios

  • La mente almacena experiencias del día a día en forma de recuerdos mientras duermes. Ahora bien, ¿qué es lo que considera relevante? ¿Qué es inútil para tu cerebro?
  • Una nueva investigación apunta a que tu mente siente especial prioridad por experiencias con un gran vínculo emocional.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Dormir tiene muchos efectos beneficiosos para tu cuerpo y para tu mente: si descansas las horas suficientes te resultará más fácil entender información nueva, gestionarás mejor tus emociones, disminuirá la presión arterial… Pero hay una ventaja específica que seguro que te gustaría controlar o dirigir mejor.

Descansar bien por la noche es necesario para permitir que tu cerebro construya y almacene los recuerdos del día anterior. A priori no puedes elegir qué experiencias, datos o conocimientos grabará tu mente.

 ¿O quizás sí?

Un nuevo estudio publicado por Virginie Sterpenich, investigadora de la Universidad de Ginebra, en Nature Communications, descubre qué tipo de recuerdos tu mente prefiere almacenar. Y, con este nuevo hallazgo, surge la nueva posibilidad de controlar un poco más este proceso cerebral, aumentar las posibilidades de que se te quede cierta información bien grabada.

El momento de registrar recuerdos a largo plazo ocurre concretamente cuando entras en fase NREM y, más concretamente, tiene lugar en su tercera etapa, conocida como sueño de onda lenta. Es cuando el descanso es más reparador y, aunque sueñas, es muy difícil recordar qué has soñado concretamente.

Es en esta secuencia tan refrescante en la que el cerebro empieza a almacenar algunas de las experiencias vividas durante el día anterior. La mente decide qué es relevante y qué es redundante o inútil. Hasta ahora se desconocía qué entiende la masa gris por relevante e irrelevante, pero el nuevo estudio esclarece algunas dudas.

El tipo de experiencias que tu cerebro decide memorizar

Cerebro.
peterschreiber.media

Getty Images

La investigación liderada por Stepernich ha descubierto que la mente tiende a almacenar recuerdos que cumplen 2 posibles criterios. El primero es que la experiencia o la información en sí aumente las posibilidades de que sobrevivas. Se trata de la función principal del cerebro desde tiempos inmemoriales y aquí poco margen de maniobra puedes tener.

Lo interesante es el segundo criterio: la mente se suele obsesionar, y por lo tanto registra, experiencias vinculadas a una tremenda dosis emocional, sea positiva o negativa. Se le ha llamado a este fenómeno relevancia afectiva y se cree que el cerebro tiene en cuenta estos momentos porque te ayuda a comportarte mejor en el futuro.

Por eso es muy posible que te sepas de memoria las letras de las primeras canciones que en la infancia te hicieron bailar o despertaron en ti cierto afán creativo mientras que no te aprendes los temas actuales ni a la de 3. O por eso recuerdas el chiste del otro día de tu compañero de trabajo en lugar del objetivo que se habló en la reunión de después.

Virginie Stepernich y su equipo confirmaron estas pesquisas con una prueba. Invitaron a los participantes de la misma a jugar a 2 juegos. Días después, les preguntaron detalles de esta competición. Los que habían ganado recordaban muchos más cosas que los que habían perdido, seguramente por la grata sensación de victoria.

Aunque todavía se debe ahondar más en este tema, lo que podría ocurrir mientras duermes es que se activa las partes del cerebro responsables de sensaciones emocionales (el hipocampo y el sistema límbico) para que la mente traslade esos "grandes momentos" como recuerdo a largo plazo.

¿Quieres recordar algo? Conviértelo en una experiencia gratificante

Escuchar musica
Getty

Por lo tanto, si te está costando horrores memorizar algo (y tu vida no depende de ello), posiblemente se debe a que no sientes absolutamente nada al respecto. Por eso una de las indicaciones de las conclusiones es probar a manipular una experiencia para que sea gratamente positiva.

Y aquí ya se entra en el mundo de la subjetividad. ¿Qué es algo grato para ti? Puede ser comerte una chocolatina mientras estás estudiando, o escuchar tu música preferida. Si eres muy sociable, quizás deberías estar en buena compañía para que te resulte fácil almacenar esa información por la noche.

¿Qué hay de los malos recuerdos? ¿La mente también los prioriza en su labor de recolección? La investigación prefiere no determinada nada al respecto porque se centró más durante las pruebas en las sensaciones positivas. Pero es muy posible que tu cerebro dedique tiempo por la noche a aquellos momentos tristes, terribles o decepcionantes.

¿El objetivo de invertir espacio en este tipo de malos recuerdos? Seguramente para buscar patrones y así evitar que repitas las conductas que te condujeron a tan terribles experiencias.

Otros artículos interesantes:

¿Estás tomando mal la melatonina? 12 pasos para usarla de forma correcta y conseguir así dormir bien y pronto por las noches

Cómo dormir rápido y relajado, según expertos

Consejos y claves para dormir bien, según la edad que tengas

Te recomendamos

Y además