Cómo afecta a tu salud comer justo antes de irte a la cama

mujer cenando en la cama
Getty Images
  • Aunque pueda ser habitual cenar tarde en la noche, esto puede no ser los más recomendable para tu salud.
  • Si bien no está del todo claro que comer justo antes de dormir te haga engorda, sí que podría alterar tu sueño o producirte acidez estomacal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cenar tarde es algo que en España es más que habitual. Además, son muchos los que antes de irse a la cama disfrutan de algún tentempié extra con el que terminar el día de manera más placentera.

A pesar de eso es generalizada la idea de que comer antes de acostarse no es lo más recomendable.

En general se tiende a pensar que cuanto más tarde cenes más probabilidades hay de engordar. Tu metabolismo se ralentiza en la noche y quemas menos calorías. Vamos que todo lo que ingieras antes de meterte en la cama se traducirá en michelines sobre tu cintura al día siguiente.

Lo cierto es que sobre esto no hay una postura unánime, y el tema de comer o no antes de acostarse es un poco controvertido. Con evidencia científica apuntando hacia ambas direcciones.

Aunque más allá de engordar o no, que al final es algo un poco superfluo, la ciencia también ha apuntado hacia otros posibles riesgos sobre tu salud y bientestar que puede tener comer justo antes de dormir.

Podría empeorar la acidez estomacal

Mujer con dolor de tripa colon irriytable

Getty Images

Si sufres de acidez estomacal quizá no te interesa comer justo antes de irte a la cama.

Y es que entre los posibles factores que pueden empeorar esta afección está el de ingerir alimentos tarde en la noche, según el portal de la Clínica Mayo.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se da cuando el ácido del estómago sube hasta la garganta al escapar por el esófago. Lo cual produce síntomas desagradables que incluyen desde acidez a incluso laringitis o erosiones dentales.

Y comer, (sobre todo alimentos que además puedan favorecer esta acidez), antes de acostarte puede potenciar estos efectos. En parte porque si haces la digestión mientras estás en posición horizontal, evitas que la gravedad haga su trabajo, por lo que es más fácil que los líquidos del estómago se escapen.

Por ello, es conveniente esperar unas 3 horas antes de acostarse. O lo que es lo mismo "nada de siestas después de comer, ni cenas tardías ni refrigerios de medianoche", como aconseja el portal de Harvad.

Quizá exista mayor riesgo de engordar

Un hombre rebuscando en la nevera
Getty

Aunque no existe una postura unánime a este respecto, cierta evidencia ha apuntado a que tomar alimentos por la noche puede llevar a engordar.

Un pequeño estudio de 2020 encontró que aquellos que comieron una comida más tarde en la noche quemaron menos grasa mientras dormían que quienes tomaban su última comida a horas más tempranas, (a pesar de que ambos tuvieron mismas ingestas calóricas y niveles de actividad equivalentes). 

Esto podría deberse a que tu fisiología varía a lo largo del día. Como explicó la nutricionista Carla Magdas,  los niveles de insulina como de leptina y grelina, hormonas que regulan el apetito, son distintos a partir de las 18.00h o las 19.00h. De ahí que la experta considere cenar tarde como un error que puede llevarte a engordar.

Por el contrario, adelantar la hora de la cena parece incrementar la quema de grasa durante la noche y reducir el apetito. 

El cuerpo tiene un reloj interno y muchos aspectos del metabolismo parecen funcionar de manera más óptima por la mañana. Por lo tanto, comer más temprano en el día parece influir más positivamente en la salud e incluso el peso, señaló una investigación de 2016.

En línea con esto, otro estudio de 2020 señaló que la quema de calorías es hasta 2,5 veces más elevada cuando se toma un desayuno abundante que cuando se trata de una cena copiosa.

A pesar de estas evidencias, aún es necesaria más investigación sobre el posible vínculo entre hábitos de alimentación nocturnos y metabolismo.

Además, tampoco debería preocuparte demasiado el peso, siempre que este no se situé en rangos peligrosos para la salud como la obesidad. Por lo que si quieres picar algo antes de irte a dormir para combatir el hambre, tampoco te debería remorder la conciencia por ello.

Existe cierto riesgo de desarrollar síndrome metabólico

cenar ensalada es saludable o no
Getty Images

El síndrome metabólico es un grupo de trastornos que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.  Entre estos se incluyen, aumento de la presión arterial, niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o triglicéridos. 

La ciencia he señalado que algunos de estos factores vinculados al síndrome metabólico pueden potenciarse al adquirir el hábito de comer a horas tardías.

Un estudio presentado en 2016 en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología recogido por BBC  encontró que consumir alimentos en la noche tiene un impacto significativo en la presión arterial.

Durante la noche, un proceso fisiológico normal incluye el descenso de la presión arterial. Sin embargo, el estudio encontró que un 24,2% de los participantes que habían comido dentro de las 2 horas antes de acostarse no habían mostrado un descenso adecuado de la presión sanguínea.

Cierta evidencia científica también ha señalado que cenar tarde puede aumentar el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 o tener mayores niveles de glucosa. E incluso se ha vinculado directamente con un mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico.

Según los expertos, consumir alimentos antes de acostar produce que el organismo permanezca en un estado de "alta alerta", lo cual estimula la producción de hormonas del estrés y también pueden alterar los ritmos circadianos. Lo que a su vez puede derivar en estas consecuencias.

Es posible que duermas peor

dormir mal y ejercicio salud
Unplush/Miikka Luotio

Desde tomar cafeína a mirar la pantalla de tu móvil, hay miles de cosas que podrían alterar tu sueño. Y entre ellas podría estar la de comer antes de irte a dormir.

Comer a altas horas de la noche no es recomendable, sobre todo si vas a optar por comida basura o contundente. Parece obvio que hacer la digestión mientras estás intentando conciliar el sueño no facilitara que lo logres, sobre todo si ya te cuesta.

Un pequeño estudio de 2011 recogido por Eat This encontró que aquellos pacientes que cenaban más próximos a la hora de acostarse tenían más probabilidades de experimentar alteraciones del sueño,  que aquellos que dejaron pasar suficiente tiempo entre su última comida y su descanso. De ahí, quizá que los expertos tiendan a recomendar cenar entre 2 y 3 horas antes de irte a domir.

Pero si te vas a ir a la cama y sientes que tu estómago ruge esto podría también dificultar el sueño o hacer que termines despertándote a medianoche para darte un atracón nocturno. Mejor que exponerte a eso, es que antes de irte a la cama piques algo saludable que reduzca el hambre.

Es más, un pequeño refrigerio sobre todo a base de proteína, antes de dormir puede dar a tu cuerpo la energía que necesita para llevar a cabo la regeneración de las funciones metabólicas que realiza mientras duermes. 

Otros artículos interesantes:

Por qué no deberías cenar justo antes de irte a dormir, según la ciencia

3 alimentos recomendados y otros 3 "prohibidos" para tomar antes de irte a dormir

¿Sueles irte a la cama con hambre? Estos consejos te ayudarán a reducir el apetito durante la noche

Te recomendamos

Y además