Pasar al contenido principal

El comercio de Reino Unido tras el Brexit será peor que estando en la UE, según el jefe de Comercio Internacional del ministro Liam Fox

El ministro de Comercio Internacional de Reino Unido, Liam Fox.
El ministro de Comercio Internacional de Reino Unido, Liam Fox. Reuters / Henry Nicholls
  • Es probable que los países ofrezcan a Reino Unido peores acuerdos comerciales que los que actualmente tiene como miembro de la UE, según explica el exjefe del Departamento de Comercio Internacional de Liam Fox a Business Insider.
  • "Reino Unido en solitario puede tener mucho menos acceso al mercado o contratación pública que toda la Unión Europea", asegura Donnelly.
  • Los principales socios comerciales de Reino Unido, incluidos Japón y EEUU, han indicado que negociarán con más dureza con Reino Unido porque es un socio comercial relativamente pequeño.
  • "Los negociadores comerciales no son sentimentales", sostiene Donnelly.

Es probable que los países ofrezcan a Reino Unido peores acuerdos comerciales que los que actualmente tiene como miembro de la Unión Europea, según explica el exjefe del Departamento de Comercio Internacional de Liam Fox a Business Insider.

Sir Martin Donnelly, quien fuera el secretario permanente del Departamento de Comercio Internacional hasta 2017, explica que Reino Unido podría tener menos acceso al mercado como país individual que como parte de la UE y, por lo tanto, que se le ofrecerían condiciones menos favorables al negociar acuerdos de libre comercio después del Brexit.

"Reino Unido en solitario puede ofrecer mucho menos en términos de acceso al mercado o contratación pública que toda la Unión Europea", asegura Donnelly.

"Eso significa que es menos probable que otros países nos ofrezcan el mismo acuerdo porque no obtienen los mismos beneficios. Los negociadores comerciales no son sentimentales, buscan reciprocidad de beneficios", sostiene.

El ministro de Comercio, Liam Fox, prometió que Reino Unido revisaría decenas de acuerdos existentes de libre comercio de la UE "un segundo después de que" Reino Unido abandonara la UE, cuya fecha programada se ha retrasado hasta el próximo 12 de abril.

Pero los principales socios comerciales de Reino Unido, incluido Japón, han indicado que negociarán con más dureza con Reino Unido en solitario que con el país como miembro de la UE, cuando acordaron los términos del último tratado de libre comercio, en 2018.

Leer más: Estos son los sectores de la economía española que más se juegan con el Brexit, según el Banco de España

Los negociadores comerciales japoneses confían en poder obtener mejores términos, según el Financial Times, una señal de lo difícil que puede ser la tarea de Fox al intentar entablar nuevos acuerdos comerciales independientes una vez que Reino Unido haya abandonado la UE.

"Al negociar como un país de 65 millones, comenzamos en una posición significativamente menos atractiva que cuando formamos parte de un bloque de alrededor de 500 millones", explica Donnelly a BI.

"Eso es lo que extraemos de las negociaciones y no nos sorprende".

También asegura que la falta de claridad en torno a la política comercial del Gobierno británico una vez que Reino Unido abandone la UE actuaría como un escollo para lograr acuerdos comerciales independientes, ya que las empresas extranjeras exigirían más certeza sobre los acuerdos comerciales de Reino Unido.

"Una vez que incluyes temas como las normas de origen, se vuelve más complicado para las compañías. Quieren saber si, teniendo su sede en Reino Unido, ¿aún pueden ser parte de una cadena de suministro europea, que se beneficia de los acuerdos comerciales de la UE, o no?", explica.

La Administración Trump negociará con dureza con Reino Unido

Donald Trump, presidente de EEUU.
Donald Trump, presidente de EEUU. Associated Press

Washington también ha señalado que seguirá una línea generalmente dura en las negociaciones con Reino Unido, a pesar de que Donald Trump haya apuntado a que el comercio con Reino Unido "aumentaría sustancialmente" después del Brexit.

La Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos publicaba este mes sus "objetivos de negociación" para un futuro acuerdo comercial con Reino Unido una vez que haya abandonado la UE.

El documento establece que Reino Unido deberá "eliminar rápidamente las barreras injustificadas que bloquean la exportación de alimentos y productos agrícolas procedentes de Estados Unidos".

Añade que las "restricciones comerciales injustificadas", como la prohibición de la venta de pollo clorado [bañar al pollo después de su muerte en una solución antimicrobiana de agua clorada, técnica prohibida en la UE] y la carne con inyecciones de hormonas en Reino Unido, deben eliminarse para "eliminar las prácticas que disminuyen injustamente las oportunidades de acceso al mercado de Estados Unidos".

Y además