Pasar al contenido principal

Comienza la campaña de la renta 2019: ¿cómo afecta el coronavirus?

El coronavirus en la declaración de la renta
Reuters
  • Hacienda mantiene las fechas de la declaración de la renta 2019 pese al coronavirus.
  • La campaña de IRPF 2019 ha comenzado el 1 de abril
  • Ahora mismo ya se puede acceder a los datos fiscales a través de la app de la AEAT y la página web de Hacienda.
  • La atención presencial a través de sus oficinas a partir de mayo se mantiene pese a que la AEAT avisa que las oficinas están cerradas.
  • El programa Le Llamamos y Renta Web son las alternativas para hacer la renta online.
  • La campaña de la renta 2019 finalizará el próximo 30 de junio.
  • Hacienda no prevé prorrogar la presentación de otros impuestos, aunque sí permite aplazamientos de deuda.
  • En la renta 2020 habrá que tener cuidado con las ayudas por el coronavirus que has recibido, incluido el paro por los ERTE.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La campaña de la declaración de la Renta y Patrimonio correspondiente al ejercicio 2019 ha comenzado el 1 de abril y se extenderá hasta el 30 de junio, según el calendario de la renta que ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Hacienda mantiene el calendario de la renta 2019

Esta es la medida más polémica y también la más importante. La AEAT no ha cambiado calendario de la campaña de la renta 2019. Hacienda mantiene intactas las fechas clave para el IRPF 2019, desde el día de comienzo hasta su finalización.

Esto quiere decir que la campaña de la renta 2019 ha comenzado el 1 de abril y que finalizará el 30 de junio. No hay variaciones al respecto por el coronavirus. Desde primeros de abrir podrás solicitar el borrador de la renta y presentarlo online.

El principal motivo de Hacienda para seguir adelante con la campaña de la renta es que el año pasado un 80% de las declaraciones se realizaron online o en algún tipo de formato telemático. El coronavirus no tendría por qué afectar a estas declaraciones, que son las que se realizan durante el primer mes de la renta 2019. Y es que hasta el 13 de mayo no se podrá presentar la renta físicamente.7

Leer más: Calendario de la Renta en 2020: fechas clave para presentar tu declaración de 2019

Además, Hacienda ha asegurado que empezará a practicar las devoluciones de la renta a partir del 3 de abril, solo dos días después de que comience la campaña de IRPF. En este sentido, recuerda que Hacienda no tardará más en ingresarte el dinero de la renta por entregarla más tarde.

¿Se mantiene la cita con Hacienda para hacer la renta?

La citada Orden HA/253/20 no prevé cambios en los servicios de la renta pese al coronavirus. Esto quiere decir que Hacienda mantiene el 13 de mayo como fecha para poder hacer la declaración de la renta de forma presencial en sus oficinas y el 5 de mayo como fecha para solicitar cita previa para esta ayuda.

Este es el servicio que más dudas genera. Y es que a día de hoy las oficinas de la Agencia Tributaria permanecen cerradas al público. De hecho, uno de los primeros mensajes al darte de alta en la app de la AEAT se encarga de recordarlo.

Leer más: Hacienda, Seguridad Social y el SEPE permanecerán cerrados: así es como debes hacer las gestiones

Alternativas si necesitas ayuda para hacer la renta

El año pasado Hacienda puso en marcha el Plan Le Llamamos. Se trata de un programa de atención telefónica que empezará a funcionar también el 5 de mayo y con el que la Agencia Tributaria te llama para ayudarte a confeccionar la declaración de la renta por teléfono.

La ventaja del Plan Le Llamamos es que no necesita atención presencial. Las dudas están en la capacidad que va a tener este año Hacienda para atender todas las solicitudes. Por un lado, es previsible un aumento de la demanda del servicio. Por otro lado, a día de hoy las personas encargadas de prestar el servicio no han podido recibir la formación como el ejercicio anterior y hay dudas de que vayan a llegar a tiempo para el 5 de mayo.

La otra alternativa para hacer la renta de forma guiada es recurrir al borrador de la renta y al programa Renta Web. Esta herramienta cuenta con guías de ayuda para ir rellenando paso a paso la declaración. La clave para no equivocarse es tener claro que los datos de Hacienda pueden no ser correctos o estar incompletos y que hay deducciones que pueden no aplicarse, como las autonómicas. En la mayoría de declaraciones bastará con revisar los datos sobre el salario, deducciones autonómicas y residencia habitual del borrador para poder confirmarlo.

Leer más: 11 consejos a tener en cuenta al repasar el borrador de la renta

¿Qué pasa con las ayudas por el coronavirus?

Entre abril y junio habrá que hacer la renta 2019, por lo que cualquier ayuda o beneficio del coronavirus tributará ya en la renta 2020, que es la que se hace en 2021.

En este sentido, salvo que formen parte de las rentas exentas de tributar en el IRPF, habrá que pagar impuestos por ellas al hacer la renta. Dentro de estos ingresos por los que no hay que tributar figuran las indemnizaciones por despido hasta un máximo de  180.000 euros, determinadas indemnizaciones o la prestación por maternidad y paternidad, por ejemplo.

La mejor forma de saber si la ayuda que has recibido tributa es buscar en el BOE o en la información del organismo público cómo tributa.

Leer más: Cómo afectarán las ayudas por el coronavirus a la renta de 2020

Con lo que no existe duda es con la prestación por desempleo. El paro siempre tributa en la declaración de la renta. De hecho, tiene la consideración de un pagador más, como si el SEPE fuese otra empresa para la que has trabajado. Este hecho puede afectar a tu obligación de presentar la renta 2019.

Para Hacienda existen unos ingresos mínimos que te obligan a presentar el IRPF. Con carácter general la cifra es de 22.000 euros. Sin embargo, esta cuantía se reduce a 14.000 euros cuando has trabajado para más de una empresa y has cobrado más de 1.500 euros de la segunda o siguientes empresas. Como el paro computa como un pagador más, es decir, una empresa, es muy fácil que estés obligado a hacer la renta si has sido víctima de un ERTE, por ejemplo.

Por eso mismo, si has cobrado alguna ayuda o has estado en paro, deberías apuntarlo para que no se olvide en la renta 2020.

Y además