Pasar al contenido principal

La Comisión Europea investiga a BMW, Volkswagen y Daimler por un posible acuerdo para no reducir emisiones

Almacén diesel volkswagen
Pxhere
  • Bruselas sospecha que los fabricantes se pusieron de acuerdo para no implementar tecnología que reduciría las emisiones de sus vehículos.
  • Esta práctica iría contra las leyes anticompetencia de la UE, que prohíbe expresamente dichos comportamientos.
  • La Comisión ya impuso en julio a Google la mayor multa antimonopolio de su historia, de 4.340 millones de euros.

La Comisión Europea ha abierto una investigación para descubrir si BMW, Daimler y VW (Volkswagen, Audi y Porsche) acordaron no competir entre sí a la hora de desarrollar tecnología que minimizase las emisiones contaminantes en sus vehículos, lo que rompería leyes anticompetencia de la UE.

"La Comisión está investigando si BMW, Daimler y VW acordaron no competir unos contra otros en el desarrollo y la puesta en marcha de sistemas importantes para la reducción de emisiones dañinas de los vehículos de gasolina y diésel", ha señalado la comisaria de la Competencia de la UE, Margrethe Vestager, a través de un comunicado.

"Estas tecnologías buscan hacer los turismos menos perjudiciales para el medio ambiente. Si se demuestra, este acuerdo podría haber negado al público la oportunidad de comprar vehículos menos contaminantes, a pesar de que dicha tecnología estaba disponible para los fabricantes", ha añadido.

Leer más: Las 7 mayores multas impuestas por la Unión Europea para luchar contra monopolios

El organismo europeo investigará si, como se sospecha, los mencionados fabricantes de vehículos decidieron limitar el desarrollo y la puesta en marcha de sistemas SCR (reducción catalítica selectiva, o selective catalytic reduction, en inglés), que reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno dañinos en motores diésel, u OPF (de filtros de partículas Otto), que minimiza las emisiones de partículas en motores de gasolina.

Dicho comportamiento podría haber violado leyes anticompetencia de la UE que prohíben no solo los cárteles, sino también los acuerdos para limitar o controlar el desarrollo de tecnología, según el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Si se demuestra, las multas a los fabricantes podrían ser elevadas. La Comisión señalaba en el comunicado que ya lo había comunicado a las compañías y apuntaba que no había un plazo legal para cerrar la investigación.

No es la primera vez que la UE buscar sancionar a una compañía por abuso del monopolio

La última y mayor multa antimonopolio de la historia de la Comisión Europea fue impuesta a Google el pasado mes de julio. La empresa tiene que pagar 4.340 millones de euros por favorecer sus aplicaciones en los dispositivos Android frente a las de la competencia.

Leer más: Las razones por las que la histórica multa de la UE a Google no va a a cambiar (casi) nada, según los expertos

Bruselas entendió que el gigante tecnológico abusó de su posición dominante a través de  Android y que incumplía las leyes de competencia al exigir a los fabricantes de teléfonos Android que instalasen en los mismos su buscador web y el navegador Chrome si querían usar la Play Store, o "tienda" de aplicaciones, de Google.

La segunda mayor multa de la historia en este ámbito también penalizó a Google, esta vez por favorecer a su sistema de comparación de precios  fue de 2.424 millones de euros. Otras empresas multadas por el mismo organismo han sido Microsoft o Telefónica.

Te puede interesar