Pasar al contenido principal

La Comisión Europea pide abrir el camino de las sanciones a Italia por déficit excesivo: qué puede pasar ahora

El vicepresidente italiano, Matteo Salvini, de la Liga Norte, responde a la prensa
El vicepresidente italiano, Matteo Salvini, de la Liga Norte. Reuters
  • La Comisión Europea rechaza por segunda vez el borrador presupuestario del Gobierno italiano por incumplir la normativa comunitaria.
  • Pide abrir un procedimiento por déficit excesivo contra Italia por incumplimiento de los objetivos de déficit y deuda que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.
  • Esta petición puede desembocar en un plazo de 6 meses a Roma para que ajuste sus cuentas a las normas de la UE, tras las que se activarían sanciones económicas en caso de un nuevo incumplimiento italiano.

Tras varios tiras y aflojas entre Bruselas y Roma a cuenta de los presupuestos del Gobierno italiano, la Comisión Europea (CE) ha asegurado este miércoles que está “justificado” iniciar un procedimiento por déficit excesivo contra Italia. Esta declaración significa colocar al Ejecutivo transalpino en el brazo correctivo comunitario, lo que puede desembocar en sanciones económicas si la coalición que gobierna Italia no da su brazo a torcer.

No sería la primera ocasión en la que el Gobierno italiano se niega a cumplir las indicaciones de la CE. De hecho, las autoridades comunitarias rechazaron el borrador italiano el pasado 23 de octubre en un movimiento nunca antes visto en el seno de la Unión Europea. Bruselas dio entonces al Ejecutivo italiano tres semanas para reformular las cuentas, pero el 14 de noviembre Roma presentó un nuevo borrador con apenas modificaciones sobre el anterior.

Leer más: ¿Es Italia la nueva Grecia? 6 gráficos que explican por qué Italia preocupa a los mercados

El vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, ya había advertido de que no cambiarán "ni una coma" del proyecto presupuestario. Este miércoles, ha respondido entre bromas que quería seguir negociando con Bruselas. Sin embargo, el comisario económico europeo, Pierre Moscovici, ha asegurado que el procedimiento es "la consecuencia inevitable de la actitud italiana de no modificar sus objetivos fiscales".

El vicepresidente de la CE para el euro, Valdis Dombroskis, ha señalado que ya en julio el Consejo de la Unión Europea había exigido a Roma reducir su déficit estructural en un 0,6% del PIB durante 2019, mientras que el segundo borrador presupuestario lo mantenía en un 1%, cuatro décimas por encima del objetivo comunitario debido a una previsión más optimista de crecimiento del PIB y a la negativa de la coalición a renunciar al aumento del gasto público.

Qué sucederá ahora: plazos, sanciones y multas

Ahora, el Pacto de Estabilidad define los próximos pasos que dará el Ejecutivo comunitario ante el rechazo del Gobierno italiano a enmendar sus presupuestos. El artículo 126, en sus apartados 6 a 11, estipula que la Comisión debe informar al Consejo Europeo para que exija a Italia la adopción de medidas para reducir su déficit que debe aplicar en un plazo máximo de seis meses.

Pasado ese plazo, si el Consejo dicta que no se han aplicado las iniciativas necesarias, emitirá una nueva advertencia y, si es ignorada de nuevo, imponer sanciones al país infractor. El castigo consistiría en una multa de un 0,2% del PIB del año anterior, a la que se podría añadir un recargo de hasta el 0,5% del PIB adicional, teniendo en cuenta que Italia ha sido advertida tanto por su déficit como por su deuda.

Leer más: Los mercados golpean a Italia por el acuerdo para elevar el déficit desafiando a Bruselas

Sin embargo, el Consejo Europeo podría evitar multar a Italia, ya que su déficit no alcanzaría el límite del 3% del PIB que se define como “excesivo” en el Pacto de Estabilidad. Esto abriría la posibilidad de que se impongan otro tipo de sanciones, como la congelación de la financiación por parte del Banco Europeo de Inversiones o la exigencia de presentar un depósito hasta que se vuelvan a cumplir las normas europeas.

Sin embargo, Países Bajos y Austria ya han reclamado que se impongan castigos económicos a Italia. En caso de que se llegue a ese extremo, quedaría en entredicho el futuro del Gobierno de coalición euroescéptico entre la Liga Norte de Salvini y el Movimiento 5 Estrellas del también vicepresidente del Consejo de Ministros transalpino Luigi di Maio.

Y además