Pasar al contenido principal

Santander, Bankia y BBVA incrementan el coste de sus cuentas corrientes: así es el 2020 de los bancos con más comisiones y depósitos sin rentabilidad

Tarjeta de crédito o débito
Pixabay/Michal Jarmoluk
  • Algunos bancos españoles como BBVA, Bankia, Santander o Sabadell han anunciado en los últimos meses subida de comisiones. 
  • Muchos de estos cambios afectan tanto a cuentas corrientes y tarjetas como a los depósitos de ahorro.
  • Así va ser el 2020 de los bancos españoles. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con el euríbor todavía en terreno negativo, varios bancos españoles han ido anunciando en los últimos meses subidas de comisiones en sus productos más básicos, como la cuenta corriente, que entrarán en vigor con el cambio de año y que afectarán especialmente a los clientes no vinculados; es decir a aquellos que no utilizan a la entidad como su banco de referencia, lo que provoca que sean menos rentables. Entidades como Banco Santander, BBVA, Banc Sabadell y Bankia  son algunas de las que han ido anunciando aumentos de comisiones.

Este movimiento, además, llueve sobre mojado en el bolsillo del usuario de banca, que no solo tiene asumir costes más altos por productos que hasta ahora se comercializaban con el gancho de la gratuidad —cuentas corrientes o tarjetas—, sino que tampoco recibe una retribución por su dinero en cuenta o en el que históricamente ha sido el producto de ahorro más básico: el depósito.

Durante los últimos meses, la banca ha ido imponiendo una política de 0% de retribución para los depósitos, que no parece que vaya a cambiar en el corto plazo, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) no cambie su política de tipos de interés. De hecho, el debate durante 2020 va a estar en a quién cobran los bancos por sus depósitos. Por el momento, las entidades financieras españolas han mantenido que los particulares están a salvo, pero clientes institucionales y empresas ya están abonando intereses por los saldos depositados en las entidades financieras. 

El Santander: adiós a la Cuenta 1, 2, 3

Uno de los casos más llamativos de la cuesta de enero lo protagoniza el Banco Santander, que despide en enero a su producto estrella: la Cuenta 1,2,3. Lanzada en 2015, este servicio ofrecía una rentabilidad del 3% por un periodo de tiempo indefinido para los saldos comprendidos entre 3.000 y 15.000 euros, que en enero se queda al 0% para todos los clientes. Uno de los mayores atractivos del producto era que ofrecía bonificaciones de entre el 1% y el 3% determinados gastos domiciliados —impuestos, hogar y seguros o recibos de colegios— hasta un máximo de 110 euros mensuales. Esta cifra era muy interesante, porque ayudaba a compensar las comisiones aplicadas.

Leer más: Tarifa de luz libre o regulada, ¿con cuál ahorrarás más?  

No es el único producto de Banco Santander que ha cambiado. La entidad también ha revisado su Cuenta Estándar para particulares, que pasará a cobrar una comisión de mantenimiento de 144 euros anuales a partir del 2 de enero, sin tener en cuenta posibles ventajas por vinculación.

Este modelo también se impone en la Cuenta Clásica, para el que el banco ha anunciado un aumento del coste de 5 euros cada por trimestre, mientras que la Cuenta Día a Día añade 9 euros al mes que se convierten en 108 euros anuales. Estas subidas se aplican a los usuarios que no cumplan con los requisitos: una nómina que alcance un mínimo de 600 euros —en el caso de las pensiones, aquellas que superen 300 euros— y realizar al menos 6 operaciones cada 3 meses.

Asimismo, en la Cuenta Zero 1,2,3, las comisiones a partir del 2 de enero subirán 4 euros, pasando de los 8 actuales a 12 euros mensuales, esto es, 144 euros anuales en caso de que un cliente no cumpla con los criterios de gratuidad. En cuanto a la Cuenta Smart, diseñada para menores de 31 años, Santander no aplicará comisiones pero dejará de bonificar el pago con tarjeta. 

Leer más: Este es el dinero que debes ahorrar para jubilarte a los 40 años

Openbank, el banco digital del gigante de la banca doméstica, también aplicará una tarifa de 5 euros mensuales en concepto de mantenimiento

Bankia: hasta 168 euros para clientes no vinculados

Una de las ventajas que Bankia ofrecía a sus clientes era la ausencia de comisiones para los particulares que tuvieran domiciliada su pensión o nómina. Sin embargo, desde el 13 de febrero de 2020, esto cambiará. Si los usuarios quieren seguir sin pagar comisiones, tendrán que cumplir con alguno de estos requisitos: 2 pagos con tarjeta de crédito al mes, una póliza de seguro de riesgo con un importe mínimo de 135 euros anuales o acumular 30.000 euros en algún fondo de inversión, plan de pensiones o seguros de ahorro

Si los clientes deciden domiciliar su nómina o pensión pero no cumplen con estos criterios, Bankia les aplicará una tarifa de 6 euros mensuales (72 euros al año) que se convertirán en 14 al mes (168 euros anuales) en caso de que un usuario decida contratar una cuenta sin la domiciliación de ningún recibo. 

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

No obstante, para potenciar su negocio online, Bankia ofrece a los clientes 100% digitales no pagar comisiones de mantenimiento de la Cuenta_ON. Tampoco cobrará un recargo en caso de transferencias —en euros— en el territorio de la Unión Europea; por retirar efectivo en débito en cajeros Bankia, Euro6000 o Banc Sabadell o por ingreso de cheques nacionales. 

Banc Sabadell: 5 euros mensuales extra

La Cuenta Expansión que ofrece Banc Sabadell también libraba a sus clientes del pago de comisiones. Siguiendo la estela del Santander, a mediados de octubre anunció ciertos cambios que entrarán en vigor en enero. Así, para que se respete la gratuidad, la entidad exige mantener la domiciliación de la nómina; tener el contrato de algún seguro con la entidad o algún préstamo o disponer de al menos 10.000 euros invertidos en algún activo del banco. 

De no cumplir con estas condiciones, Banc Sabadell ha comenzado a cobrar un coste de mantenimiento de 5 euros mensuales, que se convertirán en 60 euros al año para muchos de los clientes que hasta la fecha disponían de una cuenta gratuita solo con tener su nómina domiciliada. 

Leer más: Cuánto dinero deberías destinar al alquiler de tu casa

BBVA: endurecimiento de las condiciones

BBVA también se subió al carro del encarecimiento de las cuentas corrientes y anunció en noviembre una subida de comisiones que llegará en enero. Hasta entonces, bastaba con que los clientes tuvieran una nómina superior a 800 euros o una pensión mínima de 300 euros para disfrutar de la gratuidad de su cuenta. El cambio introducido por la entidad que dirige Onur Genç es significativo: 100 euros anuales añadidos. 

Esta comisión se aplicará para aquellos clientes que no cumplan con al menos uno de estos 2 requisitos: un mínimo de 5 cargos por recibos domiciliados en la cuenta en un periodo que comprende los 4 meses anteriores a la fecha de liquidación o disponer de una tarjeta de crédito o débito activa que haya realizado al menos 7 movimientos en el mismo intervalo de tiempo

Artículo original de Economía Digital

Y además