Cómo abrir un tarro de cristal cuando la tapa se atasca

Tarro de cristal
  • Cuando surgen problemas en la cocina, como en tantos otros momentos, hay veces que más vale maña que fuerza.
  • Si necesitas abrir un tarro y no hay manera de desenroscar la tapa, no te preocupes, existen soluciones.
  • Estos son 6 trucos para que puedas abrir un tarro fácilmente sin apenas esfuerzo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estás en mitad de faena en la cocina y solo queda añadir un último ingrediente a tu receta de pasta a la boloñesa.

Y, terror, cuando vas a abrir el tarro de tomate no hay manera de quitarle la tapa. ¿Y ahora qué? 

No sufras, no todo está perdido y hay maneras de salvarte de ese apuro.

Leer más: Hay más gérmenes en la cocina que en el baño y tu estropajo es el culpable de ello: una experta en seguridad alimentaria explica cómo debes desinfectarlo para reducir riesgos

No todo es cuestión de fuerza, así que estos son 6 trucos que publica Mental Flosssobre cómo desenroscar la tapa de un frasco.

Pon la tapa bajo agua caliente

Si pones la tapa del tarro bajo el agua caliente durante un minuto y la secas, debería ser más fácil abrirla. Esto se debe a que el calor del agua expande el metal de la tapa haciendo más fácil que gire. 

Golpea la tapa contra el borde de la encimera

Cuidado con este truco no vayas a romperlo. Golpea el punto que une la tapa y el tarro contra el borde de la encima para conseguir aflojarla.

Afloja la tapa con otro utensilio como una cuchara o un cuchillo

De nuevo: cuidado. Utiliza una cuchara (o un cuchillo sin punta ni sierra) y ponlo en el borde de la tapa. Con unos ligeros movimientos lograrás igualar la presión lo que hará que sea mucho más fácil desenroscarla.

Agarra el bote con un trapo para que no resbale

Si no puedes desenroscar una tapa, es posible que se deba a que tus manos están húmedas o llenas de grasa y eso dificulta el giro. La solución es envolver el tarro con una toalla o un trapo seco, lo que le dará la tracción que necesita para desenroscar la tapa.

Da un golpe al fondo del tarro con la palma de la mano

Pon el tarro del revés y golpea firmemente el fondo del varias veces con la palma de la mano. 

El objetivo es mover el contenido y alterar la presión del interior, lo que debería facilitar su apertura. 

Haz un mango con cinta americana

Por último, puedes poner cinta americana alrededor del borde de la tapa dejando unos centímetros colgando. Dobla el extremo de la cinta y dale un buen tirón. Con suerte, el tarro se abrirá con facilidad.

Otros artículos interesantes:

Estos 10 trucos harán que le saques el máximo partido al tarro de sal que tienes en casa

14 objetos cotidianos que normalmente se te olvida limpiar

8 consejos para perder peso que realmente funcionan

Te recomendamos