7 hábitos alimenticios que ralentizan tu metabolismo y te hacen más difícil adelgazar

personas cenando, amigos comiendo

Getty Images

  • La velocidad de tu metabolismo, proceso por el cual tu cuerpo quema calorías, influye en lo fácil o difícil que puede ser perder peso.
  • Tener un metabolismo rápido o lento viene marcado en gran medida por la genética. Pero algunos hábitos alimenticios y de estilo de vida pueden impactar en este proceso y hacerlo más lento, llevándote a engordar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El metabolismo es el proceso por el cual tu cuerpo quema calorías para mantenerse en funcionamiento. Es decir, hace referencia al gasto energético que conllevan los procesos de tu organismo como la digestión, respirar, moverte, y demás funciones. Se mantiene activo durante todo el día, incluso mientras duermes.

Las diferencias en la velocidad del metabolismo marcan lo fácil o difícil que puede ser ganar o perder peso.

Como explica el portal médico de Harvard, un metabolismo lento quema menos calorías, lo que significa que se almacenan más como grasa en el cuerpo, mientras que si es acelerado, consume calorías a un ritmo más rápido, "lo que explica por qué algunas personas pueden comer mucho y no ganar kilos de más".

Factores como la genética o la edad influyen en lo rápido o lento que es este proceso, el cual se ralentiza a medida que vas cumpliendo años y perdiendo masa muscular.

Dieta o ejercicio físico: cuál es mejor para adelgazar y perder peso

Pero más allá de elementos sobre los que poco puedes hacer, los siguientes hábitos alimenticios y de estilo de vida pueden contribuir a ralentizar tu metabolismo y dificultar tu objetivo de perder peso.

Comes poco

Getty Images

Puedes pensar que al ingerir pocas calorías es más probable que adelgaces, pero a la larga esto podría ser contraproducente.

Como permite conocer la nutricionista Maggie Moon en Women's Healthsi te saltas las comidas frecuentemente, tu cuerpo podría tender a ralentizar el metabolismo " ya que no sabe cuándo llegará el próximo suministro de calorías".

A su vez, al limitar drásticamente tu alimentación es probable que también experimentes disminución de la masa ósea, muscular y de un gran número de proteínas musculares, como explican desde Mundo Entrenamiento lo cual reduce el gasto calórico.

Esto es así, porque tu tejido muscular es fuente de tu tasa metabólica en reposo como asegura a The Healthy, Jeffrey I. Mechanick, profesor clínico de medicina y director de apoyo metabólico en la división de endocrinología, diabetes y enfermedades óseas en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai de Nueva York (EEUU).

Esto lo es lo que le pasa tu cuerpo cuando te saltas una comida

A menos múculo menor será tu tasa metabólica y menos calorías quemarás.

Esperas demasiado para desayunar

Getty Images

Es frecuente que mucha gente espere un tiempo para desayunar o esté tan ocupada por las mañanas que cuando se sienta a hacerlo ya es casi la hora de almorzar.

Pero este error podría llevarte a ralentizar tu gasto calórico durante el día. Según la dietista Amy Shapiro, comer algo, una mera fruta, en la hora siguiente a despertarte reactivará tu metabolismo y evitará además que tengas mucha hambre en sucesivas comidas.

Tomas pocas proteínas

Una modelo come pasta durante un descanso en la Pasarela Cibeles de Madrid el 13 de febrero de 2007.Una modelo come pasta durante un descanso en la Pasarela Cibeles de Madrid el 13 de febrero de 2007.
Una modelo come pasta durante un descanso en la Pasarela Cibeles de Madrid el 13 de febrero de 2007.
Sergio Perez/ Reuters

Si estás buscando cuidar o reducir tu peso las proteínas pueden ponértelo más fácil. Son uno de los macronutrientes que menos calorías aportan y además potencian la sensación de saciedad en tu organismo.

Por lo que deberías tenerlas en cuenta.

Asimismo, también ayudan a acelerar tu metabolismo. Esto se debe a que la energía que el cuerpo debe emplear en absorber y procesarlas —conocido como efecto térmico de los alimentos o termogénesises también mayor.

Las proteínas son el grupo de alimento que más cuesta digerir. Solo este proceso ya consume el 20% de su aporte calórico. Le siguen los hidratos de carbono (10 %) y las grasas un (3%).

Has dejado de tomar café...

Parker Johnson/Unsplash

El café ha tenido durante mucho tiempo muy mala fama, al ser considerado meramente una bebida estimulante que puede disparar tu ansiedad.

Pero lo cierto, es que la ciencia cada vez remarca más los beneficios sobre la salud de esta bebida centenaria.

Entre ellos, favorecer menor riesgo de obesidad, ya que la cafeína que contiene puede impulsar el metabolismo (temporalmente) y la quema de calorías del sistema digestivo.

... o té

Barrett Baker/Unplash

Siguiendo las indicaciones de Harvad, beber té verde es una manera sencilla de acelerar tu metabolismo.

Los estudios han encontrado que esta bebida contiene un compuesto (galato de epigalocatequina) que puede aumentar las calorías y grasas que quemas.

En concreto un metaanálisis de 2011 publicado en Obesity Reviews concluyó que consumir alrededor de 250 miligramos de galato de epigalocatequina (la cantidad en aproximadamente 3 tazas de té verde) ayudó a impulsar el metabolismo lo suficiente como para quemar un promedio de 100 calorías adicionales al día.

No cuidas la calidad de tu sueño

Getty Images.

Dormir pocas horas no solo repercutirá en tu ánimo al día siguiente y en tu salud a largo plazo. También afecta a tu quema energética.

Durante la noche, el cuerpo aprovecha el descanso para reparar daños causados a nivel celular y recuperarse de la actividad del día. Este proceso conlleva un gasto calórico.

El cuerpo quema más calorías durmiendo durante la fase REM. Esta es la fase más profunda del sueño y, durante ella, el cerebro está muy activo, la frecuencia cardíaca aumenta y también la presión, lo que incentiva la quema de calorías, según explica la Fundación del sueño estadounidense (Sleep Foundation).

Cuántas calorías quemas durmiendo

Dado que el gasto energético durante la noche es mayor en las fases más profundas del sueño (que se repiten cada 90 minutos), cuanto mejor sea la calidad de tu descanso, más calorías estarás consumiendo.

Asimismo, dormir pocas horas, a destiempo y alterar los ritmos circadianos (por los que tu cuerpo por las noche se prepara a ralentizarse para descansar y por el día se mantiene activo) también tienen un impacto negativo en tu metabolismo.

Llevas una vida demasiado sedentaria

Getty Images

La vida es cada vez más cómoda en muchos aspectos, lo que ha derivado en que gran parte de la sociedad encare un problema de sedentarismo.

La inactividad física puede acarrear serios problemas de salud a la larga. Y en esa lista se incluye la obesidad.

La falta de movimiento no solo repercute directamente en una menor quema de calorías, también puede alterar el metabolismo y hacer que tu cuerpo tenga más dificultades para sintetizar grasas y azúcares.

6 cosas que pueden hacerte engordar más allá de tu dieta, según la ciencia

Mientras que al hacer ejercicio además aumentarás tu masa muscular, lo que también repercute en mayor tasa metabólica.

Según Harvard, si dentro de tu entrenamiento dedicas unos minutos a una mayor intensidad (como por ejemplo aumentar el ritmo al correr) conseguirás acelerar tu metabolismo incluso por un día entero.

LEER TAMBIÉN: 5 alimentos populares en España que los médicos desaconsejan

LEER TAMBIÉN: 11 errores comunes que hacen que tu desayuno sea menos saludable de lo que piensas

LEER TAMBIÉN: 8 consejos que te ayudarán a no pasarte el día comiendo si trabajas dese casa

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Alimentación
  2. Dietas
  3. Listas
  4. Top