Un estudio vincula el consumo de bebidas azucaradas con un mayor riesgo de desarrollar colesterol malo

bebidas, refrescos
Kim Kyung-Hoon/Reuters
  • Crece la evidencia científica sobre los riesgos que conlleva para la salud tomar bebidas azucaradas.
  • Un nuevo estudio apunta a que una ingesta continuada de este tipo de productos puede conllevar a un aumento del colesterol malo y los triglicéridos.
  • Para combatir los niveles elevados de colesterol en sangre los expertos recomiendan una dieta saludable y hacer ejercicio de manera habitual.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ciencia no deja de demostrar el peligro que entraña abusar de las bebidas azucaradas.

Su consumo habitual ha sido vinculado con problemas de obesidad, mayor riesgo de padecer cáncer e incluso mayor riesgo de muerte prematura.

Nuevas evidencias apuntan a una conexión entre la ingesta de bebidas azucaradas y un mayor riesgo de desarrollar niveles más altos de colesterol malo (LDL) y triglicéridos — un mal que afecta a buena parte de la sociedad y que a su vez puede conllevar a desarrollar enfermedades cardiovasculares.

El estudio, publicado el pasado mes de febrero en el Journal of the American Heart Association, se basó en el análisis de cerca de 6.000 pacientes analizados durante una media de 12 años. Los datos utilizados fueron extraídos de una investigación previa (el estudio Framingham Heart Study), centrada en descubrir factores que afectaban a las enfermedades cardiacas.

Tras determinar el consumo habitual de refrescos realizados por los participantes, los resultados mostraron que aquellos que tomaban al menos una bebida azucarada al día mostraban más probabilidades de desarrollar concentraciones elevadas de trigliceridos y colesterol malo que los que tenían un consumo moderado (menos de una bebida al mes).

Asimismo, aquellos consumidores habituales de refrescos y zumos azucarados tenían a su vez menor probabilidad de desarrollar colesterol bueno.

Leer más: El consumo habitual de bebidas azucaradas estaría relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura, incluyendo los refrescos bajos en calorías

"La ingesta de SSB (siglas en inglés para bebidas azucaradas) se asoció con cambios adversos en las concentraciones de triglicéridos y colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), junto con un mayor riesgo de dislipidemia incidente", recoge el estudio.

La dislipidemia es el término que designa un aumento de la concentración plasmática de colesterol y lípidos en la sangre.

Leer más: 11 formas de bajar tu colesterol respaldadas por la ciencia

"Nuestros resultados respaldan las recomendaciones para limitar la ingesta de bebidas azucaradas y sugieren que la dislipidemia puede ser una vía mecanicista por la cual la ingesta de bebidas azucaradas puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares", recalca la investigación.

En nuestro país se estima que  50% de la población tiene elevado el colesterol. Un problema de salud que puede derivar en enfermedades cardiovasculares serias, incluyendo el infarto de miocardio, tal y como advierte la Fundación Española del corazón.

De acuerdo a los especialistas, la forma de controlar los niveles de colesterol en sangre es a través del ejercicio y sobre todo siguiendo una dieta saludable, que rechace el consumo de grasas saturadas y azúcares añadidos.

LEER TAMBIÉN: Beber zumo y otras bebidas azucaradas podría aumentar el riesgo de padecer cáncer

LEER TAMBIÉN: Una mirada perturbadora a la cantidad de grasa, azúcar, procesados y cereales que comemos cada día en comparación a la cantidad que deberíamos comer

LEER TAMBIÉN: 9 alternativas y consejos para ayudarte a tomar menos azúcar al día

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Alimentación
  2. Salud
  3. Ciencia
  4. Top