Claves para ahorrar en la cesta de la compra si tu supermercado es Lidl

Trabajadores de Lidl en el supermercado
Reuters
  • Según la OCU, puedes ahorrar al año unos 971 euros en compras de alimentación si practicas la técnica de la compra inteligente. Te explicamos en qué consiste y cómo aplicarla en tu día a día cuando eliges Lidl como tu supermercado de referencia.
  • En un momento en el que casi todas las cadenas han subido sus precios, estos consejos prácticos de ayudarán a ahorrar en tus próximas compras en Lidl.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) sigue avanzando trimestre a trimestre y los ciudadanos lo notan al pagar en la caja del supermercado: la subida en la fruta, y en general todos los frescos, ha hecho mella en la capacidad de ahorro de los residentes en España. Aumentos que se unen a la subida de la luz, el gas y el combustible. 

Mientras que en estas partidas hay menos margen de ahorro, sí lo hay en la compra semanal o mensual en el supermercado. La OCU lo ha cifrado en 971 euros al año en su último análisis sobre los precios de las cadenas de distribución. 

Aunque en este baremo no aparece Lidl como supermercado más barato en ninguna de las provincias, la cercanía y la disponibilidad son factores que animan a muchos españoles a utilizarlo como referencia para sus compras. ¿Cómo ahorrar en tu próxima compra con Lidl?

1. Analiza 'tickets' anteriores y planifica las siguientes compras

Revisa los tickets de los 3 últimos meses y trata de identificar cuáles son los productos que más compras, anota la cantidad y la fecha de cada uno de los pasos por caja. ¿Cuál te ha dado para más comidas? ¿Has tenido que tirar algún producto porque se haya pasado de fecha? Toma nota de todo. 

La otra pata de la planificación tiene que ver con el menú semanal

Si lo dejas esbozado antes de ir a la compra, y con la información anterior en mente, es más fácil comprar únicamente lo que realmente vas a necesitar y no caer en productos no básicos para tu casa. 

Del mismo modo, ese ejercicio activa tu mente para identificar oportunidades con las ofertas semanales de Lidl: puede que un producto no esté en tu lista de ese día, pero sabes que es un producto de larga caducidad y que consumes (por ejemplo, el aceite), y ahorras más que, quizás, cuando tengas la necesidad más urgente. 

2. Hacer e ir a la compra con la lista

Como complemento a la medida anterior, ayuda a no caer en tentaciones e improvisaciones que suben de repente la cuenta llevar una lista ordenada de los productos que ese día vas a comprar en Lidl. 

Idealmente, colocados de modo que puedas seguir un camino eficiente para no dar vueltas sin sentido y dejar te impacten las promociones y la cartelería.  

Supermercado

Getty Images

Esto no quita para que des una vuelta general una vez completada la compra antes de avanzar hacia la caja para revisar si en alguno de los productos que más consume tu familia hay alguna oferta que puedas aprovechar y tachar para la próxima vez. Para ello conviene memorizar o anotar en el móvil el precio más barato que has pagado y el habitual. Así sabrás si realmente es una buena oferta.

En Lidl, los productos promocionados tienen mucha rotación, incluso entre semana, además de que, a mayores, cada tienda tiene sus propias ofertas.

3. Aprovecha los productos de temporada: son más baratos

Cada mes y estación tienen sus propios productos de temporada. Además de ser fuente de nutrientes para el organismo, son saludables para tu economía, ya que la mayor disponibilidad hace que baje su precio (si se cumple la primera parte, claro). 

Repasa cuáles son los productos de temporada de cada mes y encájalos en tu menú semanal y tu lista de la compra en sustitución de los más caros, y notarás la felicidad de la tarjeta al pasar y ahorrar. 

Además, Lidl suele incluir algunos de los alimentos de temporada en las ofertas de principios de semana, sobre todo, y también en las del jueves y el fin de semana. 

4. Compra a granel todo lo posible

Todo producto manufacturado se encarece por la manipulación. Ahí reside el secreto del ahorro que supone comprar productos a granel en Lidl siempre que sea posible. 

Aunque la variedad en Lidl no es muy amplia, ya que no dispone de carnicería o pescadería propia, sí hay opción con las legumbres y, lo más interesante, en los frutos secos. Buenos para tu salud y más baratos si se compran al por mayor. 

5. Nunca hagas la compra con hambre... y, si puedes, deja a los niños en casa

El mayor error en el que puedes incurrir al hacer la compra es ir con hambre, por ejemplo, después de salir del trabajo si no has almorzado. 

Estás más receptivo a todo tipo de tentaciones, especialmente a los ultraprocesados y listos para llevar, que repercuten en tu salud y en el bolsillo. 

Las familias, además, tienen un segundo hándicap: los niños. Unir hambre y niños es una bomba de relojería que estalla en cuanto el escáner empieza a registrar los productos que no pensabas comprar y que ahí están, haciendo temblar tu presupuesto mensual. 

Siempre que puedas, evita que te acompañen cuando hay que hacer grandes compras. 

6. Cuidado con las ofertas de Lidl si no están en tu lista

Presta atención a los productos que están de oferta. En Lidl utilizan menos los packs tipo 3x2 y son más habituales las ofertas. 

Cada semana, 3 tandas de ofertas generales, a las que se suman las de cada tienda y las opciones de Lidl Plus, el programa de fidelización de la cadena de supermercados.

hombre comprando yogur en el supermercado
Getty Images

Con todo, hay que tomar 2 precauciones: cuidado con los alimentos con fecha cercana de caducidad, sobre todo en la sección de carne y pescado; y evita parar en la zona de bazar si no tienes planeado comprar nada. 

Lo primero puede llevarnos a dejar pasar la fecha de consumo y, atento, el bazar es el punto de mayor rentabilidad de Lidl. 

7. Newsletters, app y Lidl Plus

¿Cómo estar al corriente de las ofertas, promociones y novedades de Lidl? La cadena alemana tiene una newsletter no excesivamente invasiva y sí visual. 

Si eres de los que prefiere utilizar el móvil y aprovechar momentos muertos para ponerte al día con las novedades y ofertas en vigor, dispones de la app de Lidl, donde publican las ofertas y catálogos de novedades. 

Importante: la app de Lidl no dispone de opción de compra de alimentación, aunque sí de bazar. Una opción interesante si eres de los que pica en tienda más de lo que querrías. 

Con la app de Lidl, gratuita y disponible para Android e iOS, puedes pagar también en los supermercados y tener tus tickets online, lo que te ayuda a hacer una estimación de gasto mensual de elementos imprescindibles, y sobre todo, de los prescindibles. 

Por último, Lidl cuenta con un programa de fidelización, Lidl Plus, con el que puedes acceder a más ofertas, novedades y anticipos. 

Un último apunte: compara varios Lidl de tu ciudad, si vives en una urbe, ya que es posible que encuentres ligeras diferencias con las que ahorrar incluso un poco más.

Fuentes: ipcblog.com, OCU, El Blog Salmón

Otros artículos interesantes:

Lidl se saca su segundo as de la manga para vapulear a Mercadona: helado de turrón de Jijona

Con este kit de Lidl podrás hacer una rutina de ejercicios de boxeo para quemar grasa en casa o durante tus vacaciones

Este grifo inteligente de Lidl calienta el agua en pocos segundos y te ayudará a ahorrar dinero en la factura

Te recomendamos

Y además